Loading...
Sin categoría

El Tomate refrigerado y otros 5 crímenes alimenticios

The Refrigerated Tomato and 5 Other Food Crimes

El Tomate refrigerado y otros 5 crímenes alimenticios

Hay muchas maneras de degradar la calidad, sabor y valor nutricional de nuestro alimentos como convertir unos tomates maduros y jugosos en esponjas blandas harinosas por meterlos en la nevera. ¿Cuántos de estos crímenes alimenticios  se cometen?.

1- Como la mayoría de las frutas, los tomates no requieren refrigeración, sobre todo antes de que hayan sido cortados. Puede suponer el que pierdan la jugosidad y el sabor que anhelamos (especialmente después de la ardua labor de encontrar realmente un buen tomate). ¿Qué hacer con un tomate a medias, además de meterlo en la nevera?. Para empezar, trate de comérselo en el acto con un poco de sal (saca el jugo) y un chorrito de aceite de oliva. Añadir a lo que esté cocinando o simplemente déjelo toda la noche para consumirlo el día siguiente.

2- Mientras que los italianos han estado haciéndolo durante siglos, el calentamiento del aceite de oliva puede disminuir los beneficios para la salud de los ácidos grasos esenciales y hacerlos tóxicos. Algunos expertos sugieren que todos los aceites son mejores para nuestra salud sin calentar.

3- La sal realza el sabor de los alimentos, pero la adición de sal a las judías durante la cocción (secas, no enlatadas!) puede hacerlas menos suaves y que no liberen su delicado sabor. Es mejor echar la sal  hacia el final de la cocción o una vez que estén en el plato.

4- Las verduras de hoja verde como la col rizada, las coles y las acelgas son cada vez más populares no sólo por sus atributos saludables, sino porque se cocinan de una manera rápida y tienen muy buen gusto. Pero asegúrese de secarlas después del lavado y antes de saltearlas o sofreirlas, ya que si no, las partes verdes húmedas se quedan blandas en la sartén.

5- Estamos condicionados para comer ciertas partes de los alimentos, especialmente de las frutas y verduras. Naturalmente, a menudo tiramos lo que no comemos. Guarde las pieles de las patatas, hojas de lechuga, tallos de los vegetales, las tapas de los pimientos….. para cocer a fuego lento en un caldo de verduras. Incluso las tapas de las fresas y los corazones de las manzanas pueden utilizarse para un caldo de verduras.

Comer con prisas es sólo una parte de nuestra vida cotidiana. Sin embargo, utilizar el microondas para una comida rápida no es la mejor opción, sino que degrada la calidad nutricional de los alimentos, causando daño molecular (que se ha relacionado con problemas de salud humana), y hace un flaco favor al sabor y la textura de la mayoría de los alimentos.

One comment
  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hay muchas maneras de degradar la calidad, sabor y valor nutricional de nuestro alimentos como convertir unos tomates maduros y jugosos en esponjas blandas harinosas por meterlos en la nevera. ¿Cuántos de estos crímenes a……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies