Cómo cultivar alimentos veganos dentro de su casa

No te preocupes si no tienes un jardín. Se pueden cultivar de manera ecológica una cantidad sorprendente de alimentos veganos en el interior de tu casa, ya sea en el alféizar de la ventana o en una superficie de la cocina bien iluminada.

Las siguientes plantas crecen bien en los interiores:

Las verduras son fáciles de cultivar y se pueden plantar en todos los interiores durante todo el año, y además de forma económica. Por lo tanto, la próxima vez que usted compre frutas y verduras, guarde las cestas vacías de plástico ya que son ideales para este propósito. Primero tendremos que alinear la base de la canastilla con varias capas de toallas de papel de cocina y  después humedecer con agua antes de poner las semillas. Las semillas de colza, mostaza o berro crecen muy bien.

Después de la siembra de las semillas, coloque la canastilla en una bolsa de papel marrón y guardelo en un armario oscuro, tal vez debajo de la pileta, hasta que las semillas hayan germinado y las plantas tengan un par de centímetros de alto. Entonces se pueden sacar a la luz del día retirándoles la bolsa. Pero no las coloque en una ventana muy soleada, o las plantas del semillero se secarán demasiado rápido.

Debes vigilar las plantas con regularidad para asegurarte de que sigan húmedas o si es necesario humedecerlas. Cuando las plantas tengan entre 5 y 8 centímetros de alto, se pueden cortar con tijeras, se enjuagan y se utilizan como sabrosa guarnición para las ensaladas o sándwiches.

Por otra parte, las hojas de trigo sarraceno y de girasol son un excelente sustituto de la lechuga. Crecen bien en pequeñas bandejas de plástico y los tipos de bandejas en que a veces se pueden comprar las setas son ideales.

Remoje las semillas (que todavía deberán tener sus cáscaras) en un tarro de mermelada durante 12 horas, luego escurrir el agua y dejar las semillas germinar un día antes de la siembra. Para sembrar: Coloque una capa de tierra (o compost para macetas) en la bandeja de plástico y distribuir uniformemente las semillas en la superficie, cubriéndolas con una capa delgada de tierra. Humedezca la tierra todos los días. Los plantas deben de estar listas para  su cosecha en aproximadamente 7 días y también son fáciles de recolectar con unas tijeras.

El pasto de trigo también crece bien en bandejas y se puede cultivar ya sea en  tierra o en papel de cocina humedecido. Sin embargo, el pasto de trigo generalmente se consume en zumo, en lugar de comerse, aunque también se puede masticar como un chicle. El pasto de trigo tiene muchas propiedades curativas y está lleno de vitaminas, minerales y enzimas, y por supuesto clorofila.

COLES

Muchos granos, legumbres, frutos secos y semillas  son fáciles de cultivar en el interior, en un alféizar de la ventana, ya sea en bandejas o en frascos especiales. Y los brotes son realmente sorprendentes. Están llenos de vitaminas, enzimas y minerales y tienen muchas características que los hacen muy superior a otros alimentos. Además son baratos de cultivar, necesitan poca preparación, por lo general se pueden comer crudos y algunos incluso tienen propiedades anti-cancerígenas. ¿Y qué puede ser más fresco, que un puñado de brotes cogidos de tu propia cocina, lavado, y después comido de inmediato?.

Si quieres resultados rápidos, puedes probar con semillas de girasol ecológico sin cáscaras, pueden estar listos en un día o dos. Los brotes de lenteja verde  también crecen muy rápidamente. La alfalfa es uno de los brotes más nutritivos  y es una excelente guarnición, pero en realidad tiene mejor sabor el trébol rojo, que se supone que es especialmente bueno si tienes la menopausia. Gusta mucho el sabor de los brotes de brócoli, pero las semillas son muy caras  y no siempre fáciles de encontrar.

Si quieres probarlo deja un poco de brócoli morado para que broten las semillas en un rincón de su jardín. Es necesario dejar por lo menos dos plantas una junto a la otra para estar seguro de la producción de semillas y puede ser necesario proteger  las vainas de las aves. Es incómodo, pero bien vale la pena el esfuerzo, ya que se puede ahorrar una fortuna.

Las legumbres también son dignas de ser plantadas. Prueba los garbanzos, o los guisantes. El trigo también puede ser cultivado y se utiliza para hacer la bebida refrescante conocida como rejuvelac, que se supone que es buena para la flora intestinal. Y, por supuesto, los brotes de trigo también se utilizan para hacer pan de trigo germinado.

Al crecer los brotes, si tienes poco espacio, pruebe alguno de los sistemas de bandejas escalonadas. También es posible comprar tarros especiales de germinación con tapas de malla, que permiten el enjuague fácil y el drenaje de sus brotes. Por supuesto, si no dispones de mucho dinero puedes simplemente usar frascos limpios mermelada, cubierto con un pedazos de estopilla (muselina) con una banda elástica en su lugar.

Hierbas y otras plantas

Muchas hierbas crecen bien en un alféizar de la ventana y son útiles para dar sabor a los alimentos.  La germinación parece ser más fiable que la de una siembra al aire libre y es especialmente útil contar con un bote pequeño de perejil en el interior en el invierno, ya que te ahorras  salir al jardín y mojarte los pies.

La albahaca también crece bien en recipientes en el interior. El cebollino es también una excelente planta para el interior, e incluso se podría tratar de cultivar pimientos Cayenne en un alféizar soleado.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS