Soluciones caseras y naturales para eliminar las manchas de la piel

Las manchas arruinan nuestro sueño estético de lucir una piel uniforme e inmaculada. ¿De quién es la culpa y que se puede hacer?

Según las estadísticas que manejan los médicos, más del 21% de las visitas a los dermatólogos se deben a problemas de manchas en la piel y el 63% de las manchas se deben al sol.

Cosmética ecológica

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Cosmetica-ecologica

Los mejores cosméticos ecológicos para usted y su familia.

Sin productos químicos, cien por cien naturales.

Las manchas en la piel son alteraciones en la coloración de la piel producidas por causas diversas. Muchas de ellas, como los lunares o las manchas del embarazo, no suponen otra cosa que un problema estético. Otras veces, ciertas manchas, como las hepáticas, tienen su fundamente en el mal funcionamiento de algún órgano, por lo que su tratamiento, además de responder a una cuestión de apariencia personal, requiere solucionar el problema de salud que las ocasiona.

Para eliminar las manchas en la piel los tratamientos comunes pueden ser exfoliantes o blanqueadores; también hay algunas recetas caseras que trabajan con cierta efectividad.

En casos más drásticos, hay soluciones con láser.
Pero el primer remedio para eliminar una mancha es evitar que se siga oscureciendo. No podemos enfatizar suficiente la importancia de protegerse contra el sol.

Causas que las producen

- Pecas. Son acumulaciones de pigmento que se producen en forma redondeada y no uniforme sobre la piel. No presentan ningún inconveniente respecto a la salud. A veces desaparecen con la edad. Son más abundantes en personas de piel blanca que en los de piel morena. Se hacen más abundantes con el contacto con el sol.

- Lunares. Pueden ser desde marrones hasta negros, con aspecto plano o en relieve. Se conocen como nevus. Se producen por un exceso de pigmentación o por acumulación de pequeños vasos sanguíneos. Tienen un carácter congénito. Con la edad pueden desaparecer o hacerse mayores. No presentan ningún problema físico, aunque muchas veces suponen un problema estético. Debe vigilarse que no piquen, sangren o que cambien bruscamente de coloración, tamaño o forma; en cuyo caso debe hacerse una visita al dermatólogo.

- Manchas de sol. Son producidas por una excesiva exposición al sol que produce un aumento de la melanina. Estas son muy habituales en la gente mayor que se somete a baños de sol. Tienen un aspecto más irregular y más grande que las pecas.

- Manchas en el embarazo. Son las aparecidas durante el embarazo (cloasma o melasma). Son manchas de color claro. Se producen por una alteración hormonal durante esta época, y por la ingestión de anticonceptivos y hormonas durante la menopausia. Aparecen en ciertas partes de la cara, como la frente o las mejillas y en el pecho. La exposición al sol predispone su aparición.

-Manchas azulas en la piel. Pueden aparecer como consecuencia de un golpe. A veces aparecen sin una causa aparente y de una manera habitual. Estas pueden responder a motivos diferentes, desde una medicicación a base de productos anticoagulantes, problemas de coagulación en la sangre ( aspirinas, por ejemplo) en enfermedades como la hemofilia, algún tipo de deficiencia nutricional en el que falta la vitamina C, K o el ácido fólico, infecciones de la sangre, del hígado, o algún tipo de cáncer. De aparecer éstas y no estar motivadas por algún golpe, lo más aconsejado es una visita al médico.

-Vitíligo. Aparecen en forma de placas blancas, a veces rodeadas de un borde más oscuro. Se producen como consecuencia de la perdida de pigmentación en la piel por causas muy variadas, desde problemas en la tiroides hasta reacciones autoinmunológicas de la propia piel.

-Manchas de nacimiento. De color rojizo o marronoso. Tienen su origen en el nacimiento y presentan formas y tamaños muy variados.

Los perfumes y las manchas

El uso de perfumes y cosméticos durante la exposición solar puede provocar la aparición de manchas en la piel, pero no revisten gravedad y suelen desaparecer en poco tiempo.

Las radiaciones solares y algunas fragancias o cosméticos perfumados interactúan de tal modo que provocan reacciones cutáneas de diversa consideración. La más leve, aunque antiestética, es la aparición de manchas oscuras y de bordes difusos en la piel. La causa se encuentra en el contenido de estas fragancias, como el alcohol, la bergamota o el almizcle, que provocan fototoxicidad y producen una reacción alérgica: un exceso de melanina y pigmentación. Son manchas que pueden perdurar durante meses, aunque suelen desaparecer sin necesidad de recurrir a un tratamiento farmacológico.

¿Cómo quitar las manchas en la piel?

Liberarse de una exposición prolongada al sol puede ser el mejor antídoto para que no aparezcan muchas de las indeseadas manchas en la piel. Las personas que tienen tendencia a desarrollar manchas deberían utilizar protección solar con factores elevados.

La clave está en utilizar un protector solar de calidad, no solamente en verano pero todo el año con un mínimo de 15 FPS. No solamente las pieles más claras sino también las pieles medias y oscuras puesto que todas pueden sufrir los efectos negativos de la exposición a los rayos UV.

De presentarse estos problemas, la medicina y la cosmética moderna cuentan con procedimientos muy variados para su parcial o total eliminación. Podemos acudir a la ayuda del láser, de cremas blanqueadoras o decolorantes, la aplicación de técnicas como el peeling que elimina las células de la epidermis e incentiva la aparición de otras nuevas, etc. Pero también podemos optar por estas

Soluciones naturales caseras

  • Perejil: Tiene propiedades blanqueadoras y resulta ideal para aclarar manchas de la piel de cualquier tipo. Machacar una rama de perejil y aplicar el jugo con una gasa sobre las pecas, manchas producidas por el sol, etc.
  • Zanahoria: Exteriormente puede utilizarse para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas o quemaduras solares. Es muy útil para paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares. Aplicada en forma de mascarilla sobre la cara ayuda a limpiar de manchas la piel al eliminar las células epidérmicas y favorecer su renovación. Mascarilla de zanahorias ralladas durante media hora. Limpiar con agua fría
  • Limón: Aplicar varias veces el zumo de limón sobre la zona manchada
  • Diente de león: Especialmente adecuado para eliminar las pecas. Machacar unas hojas y aplicar el jugo sobre las pecas.
  • Caléndula: Aplicar varias veces el zumo de caléndula sobre la zona manchada
  • Pepino: Machacar un pepino y aplicar el jugo sobre las manchas
  • Yogurt: Debido a la presencia de AHA en su contenido, puede ayudar a desvanecer las manchas.
  • Avena: algunas de sus mejores exfoliaciones se hacen con avena. Y para combatir manchas, la avena con miel y yogur producen un efecto clarificador.

Te recomendamos una mascarilla facial opcional a base de limón o naranja agria (vitamina C) y yogurt natural (proteína y calcio). Mezcla muy bien el jugo de una naranja agria o el jugo de dos limones con un cuarto de taza de yogurt natural, una vez que la mezcla este lista y totalmente homogénea aplícate sobre toda el área que deseas desmanchar (ya sea cara, cuello, pecho, hombros, manos, etc.) deja reposar la mezcla de 35 a 45 minutos (hasta que esta este seca y se haya absorbido) luego enjuágate con abundante agua. Repite este proceso todas las noches y si es posible deja reposar la mezcla en tu piel toda la noche hasta el día siguiente para obtener mayores beneficios y acelerar el proceso de despigmentación de la piel.

Fuente: estetica-natural.com

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS