Remedios naturales para la pérdida del deseo sexual femenino

Remedios naturales para la pérdida del deseo sexual femenino

El deseo sexual o libido femenino puede ser definido como un “apetito”, de forma que al igual que perdemos el apetito por la comida, podemos perder el deseo por el sexo.

Existen factores físicos y psicológicos que pueden conducir a una mujer a perder el deseo sexual.

Pueden seguirse una serie de consejos que pueden ayudar a recuperar el apetito sexual:

- Aprenda a relajarse y evitar el estrés mediante la práctica de alguna actividad de su agrado como pasear, escuchar música o leer.

- Disminuya el consumo de alcohol y drogas, ya que producen un efecto de pérdida de deseo sexual a largo plazo.

- Vuelva a conectar con su pareja empezando con caricias, abrazos, masajes y besos.

- Hacer ejercicio diario para aumentar el deseo sexual y la resistencia.

Además existen ciertas plantas y alimentos que pueden ayudar a recuperar el deseo sexual femenino:

Damiana (Turnera diffusa): es una hierba usada tradicionalmente por los mayas de Centroamérica para mejorar la función sexual como afrodisíaco, estimulante, reforzador del humor, y tónico. No hay evidencia científica de que funcione, sin embargo, ha sido ampliamente usada como un estimulante sexual.

Gingko Biloba: según un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information esta planta facilita el flujo de la sangre, influye en los sistemas de óxido nítrico, y tiene un efecto relajante sobre el tejido muscular liso. Estos procesos son importantes para la respuesta sexual en las mujeres.

Espárragos: El espárrago es rico en vitamina E, que ayuda a estimular la producción de hormonas sexuales. De acuerdo con Discovery Health, la vitamina E se considera “uno de los estimulantes de las hormonas sexuales”, necesarias para una vida sexual sana.

Plátanos: esta fruta rica en potasio también contiene vitaminas del complejo B, que ayudan a aumentar los niveles de energía bajos, una causa común de disminución de la libido, además contienen una enzima llamada bromelina, que también ayuda a aumentar el deseo sexual.

Huevos: los huevos contienen vitaminas B5 y B6, que ayudan a reducir los niveles de estrés. También ayudan a equilibrar los niveles hormonales, lo que es importante para tener una libido saludable. Si una mujer nota que el estrés está afectando a su deseo sexual, podría intentar incorporar algunos huevos más en su dieta.

Nueces: ricas en ácidos grasos esenciales, las nueces estimulan la producción natural de hormonas por nuestro cuerpo.

Esperamos que estos consejos y alimentos os ayuden a disfrutar más de vuestra vida sexual, ya que son aplicables a cualquier mujer, independientemente de que se tenga perdido el deseo sexual o no. Si se ha perdido el apetito sexual ayudarán a recuperarlo y si no se ha perdido, ayudarán a mejorarlo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS