Loading...
Alimentos ecológicosSalud

Alimentos probióticos para mejorar nuestro metabolismo y sistema inmune

Alimentos probióticos para mejorar nuestro metabolismo y sistema inmune

Alimentos probióticos para mejorar nuestro metabolismo y sistema inmune
Alimentos probióticos para mejorar nuestro metabolismo y sistema inmune

Es fundamental mantener una buena relación con los gérmenes que viven en nuestro interior y en nuestro entorno. Después de todo, nos ayudan con la digestión, el sistema inmune y el metabolismo, y sin ellos estamos predispuestos a contraer alergias, así como diversas enfermedades crónicas y autoinmunes.

Un factor importante para mantener el equilibrio son los probióticos (bacterias buenas) con el fin de mantener un equilibrio óptimo del 85 por ciento de bacterias buenas y el 15 por ciento de bacterias malas y dado que la mayoría de los gérmenes están en nuestro intestino, los alimentos pueden jugar un papel muy importante. Estos alimentos probióticos ayudarán a lograr precisamente eso.

Las hortalizas fermentadas

El hombre ha fermentado verduras desde hace miles de años como una forma de preservar sus cosechas. Sin embargo, se ha aceptado más recientemente que los vegetales fermentados no son sólo un buen sistema de conservación, sino también una forma excepcional para ingerir una alta calidad de probióticos vivos.

El consumo de verduras fermentadas mantienen las bacterias malas y la levadura bajo control,los lactobacilos, productores de ácido láctico, presentes en estos alimentos, alteran la acidez del intestino ayudando a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas.

Una de las hortalizas que más comúnmente se fermente es el chucrut, hecho de col fermentada (y a veces otras verduras), el chucrut no sólo es extremadamente rico en cultivos vivos sanos, sino que también podría ayudar a reducir los síntomas de la alergia. El chucrut es también rico en vitaminas B, A, E y C.. Sin embargo, casi cualquier vegetal puede ser fermentado y se puede almacenar durante meses e incluso años, en las condiciones adecuadas.

Sopa de Miso
El miso es uno de los pilares de la medicina tradicional japonesa y se utiliza comúnmente en la cocina macrobiótica como regulador digestivo. Hecho de centeno fermentado, frijoles, arroz o cebada, añadiendo una cucharada de miso a un poco de agua caliente, hace una excelente sopa rica en probióticos.

Kéfir
Similar al yogur, este producto lácteo fermentado es una combinación única de leche de cabra y granos de kéfir fermentados. El kéfir también es rico en antioxidantes.

Kombucha
Es una forma de té fermentado que contiene una alta cantidad de bacterias intestinales saludables. Esta bebida probiótica se ha utilizado durante siglos y se cree que puede ayudar a aumentar su energía, mejorar su bienestar, y tal vez incluso ayudar a perder peso. Sin embargo, el té de Kombucha puede no ser la mejor opción para todos, especialmente para aquellos que han tenido problemas con la cándida.

Encurtidos
Lo crea o no, el pepinillo verde común es una excelente fuente de probióticos. Cuanto menos comercial mejor, pero la mayoría de las salmueras tendrán algún valor microbiano.

Tempeh
El tempeh puede ser un gran sustituto de la carne o el queso de soja. El tempeh es un grano fermentado de soja rico en probióticos. Una gran fuente de vitamina B12 y en la comida vegetariana se consume salteado, al horno, o desmenuzado en las ensaladas.

Kimchi
Es una forma asiática de chucrut en escabeche. El kimchi es un repollo fermentado muy picante y amargo que por lo general se sirve como acompañamiento de las comidas en Corea. Además de las bacterias beneficiosas, el Kimchi es también una gran fuente de beta-caroteno, calcio, hierro y vitaminas A, C, B1 y B2. El Kimchi es uno de los mejores alimentos probióticos que se pueden agregar a la dieta.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un tipo de vinagre de manzanas fermentadas y tiene color pálido. Puede ser un sustituto en muchos preparados alimenticios del vinagre blanco, con exponencialmente más beneficios para la salud.

El consumo de vinagre de sidra de manzana introducirá enzimas beneficiosas, probióticos, y aminoácidos que mejoren la digestión, alivien el ardor de estómago, estimulen el sistema linfático, ayuden a deshacerse de la cándida, y ayuden a fortalecer el sistema inmunológico.

Hacer vinagre de sidra de manzana es un proceso de doble fermentación. En primer lugar, las manzanas se fermentan y se reducen produciendo la sidra, y luego la sidra se fermenta para crear el vinagre de sidra de manzana.

Con todos estos alimentos se adquieren bacterias beneficiosas, enzimas, y una gran cantidad de vitaminas de alta digestibilidad, minerales y nutrientes. Esto limpiará con eficacia el sistema digestivo, lo que a su vez, fortalece el sistema inmunológico también.

2 comments
  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Es fundamental mantener una buena relación con los gérmenes que viven en nuestro interior y en nuestro entorno. Después de todo, nos ayudan con la digestión, el sistema inmune y el metabolismo, y sin ellos estamos predisp…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies