Loading...
Salud

Consejos alimenticios: dieta para proteger el hígado

Consejos alimenticios: dieta para proteger el hígado
Consejos alimenticios: dieta para proteger el hígado
Consejos alimenticios: dieta para proteger el hígado

El objetivo de seguir una dieta para proteger el hígado ( hepatoprotectora ), es el de aliviar el trabajo de los órganos del aparato digestivo para que su funcionamiento sea el adecuado y así mejorar la actividad del hígado de recibir la sangre procedente del estómago y los intestinos para descomponer los nutrientes en formas más fáciles de utilizar por el resto del cuerpo.

Un hígado sano juega un papel clave en el alivio de problemas digestivos como un metabolismo lento, gases, hinchazón y estreñimiento.

Lo primero que debemos hacer es hidratar y limpiar nuestro cuerpo, después del oxígeno, el agua es el segundo elemento que más necesita nuestro cuerpo, ya que ayuda a eliminar las toxinas y productos de desecho. Tomar de 8 a 10 vasos de agua al día conseguirá que nuestro cuerpo esté bien hidratado.

Los consejos que debemos seguir en nuestra alimentación para conseguir proteger el hígado y obtener un funcionamiento adecuado son:

Consumir algas marinas
Las algas, ayudan a desintoxicar el cuerpo evitando la absorción de metales pesados, como el cadmio, y otras toxinas ambientales. Estudios de la Universidad McGill han revelado que un compuesto presente en las algas pardas (arame, kombu y wakame) reduce la absorción de partículas radiactivas en los huesos.

Algas

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Algas

Ayudan a limpiar el intestino y purificar la sangre y el hígado.
Las algas, antioxidantes que protegen el hígado.

Evitar las grasas trans o grasas hidrogenadas
Algunos expertos creen que estas grasas hechas artificialmente pueden ser especialmente difíciles de metabolizar para el hígado. Para reducir el consumo de grasas trans, debemos evitar los alimentos elaborados, que son la principal fuente de grasas trans. Entre los alimentos que debemos evitar están las patatas fritas, galletas y la bollería industrial.

Aumentar el consumo de alimentos ricos en azufre
Los alimentos ricos en azufre como el ajo, la cebolla y las verduras crucíferas ( col, coliflor, brócoli ) contienen un compuesto llamado alicina que ayuda al hígado a desintoxicar las toxinas ambientales, incluyendo medicamentos y pesticidas.

Aumentar el consumo de frutas y verduras frescas
Las frutas y verduras frescas son dexintoxicantes naturales ricos en fibras que ayudan a la eliminación de las toxinas a través del tracto intestinal, reduciendo el trabajo del hígado.

Consumir carnes magras con moderación
Las carnes siempre debemos de intentar consumirlas de las partes más nobles y de los animales con menos grasas como el pollo, el pavo o el conejo. Evitar las carnes de animales criados en granjas industriales donde son tratados con antibióticos.

La mayor parte de los alimentos que comemos terminan en el hígado debido a su función de eliminar toxinas y metabolizadora, por lo que una dieta equilibrada y saludable ayudará a proteger el hígado. Otro aspecto fundamental de unas dieta saludable es ingerir sólo los alimentos necesarios para mantener un peso adecuado.

También puede leer: Siete alimentos para limpiar el hígado de forma natural

One comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies