Loading...
Cosmética ecológica

Mascarilla antiarrugas casera. Betacarotenos y retinol naturales

Mascarilla antiarrugas casera. Betacarotenos y retinol naturales
Mascarilla antiarrugas casera. Betacarotenos y retinol naturales
Mascarilla antiarrugas casera. Betacarotenos y retinol naturales

En esta ocasión, nuestra mascarilla antiarrugas casera está compuesta de zanahorias, miel y aceite de oliva virgen extra. La elección de estos componentes se debe a las siguientes consideraciones:

  • zanahoria: rica en retinol y betacarotenos
  • Miel: antioxidante y antibacteriana
  • Aceite de oliva virgen extra: rico en vitamina E

¿Que beneficios aportan cada una de estas sustancias a la piel?

El retinol o vitamina A ha sido utilizado desde hace tiempo por las compañías de cosméticos para elaborar sus cremas antiarrugas, ya que ayuda a la regeneración celular, fortalece los tejidos y retrasa el envejecimiento prematuro, gracias a que actúa como un antioxidante que protege las células contra los efectos dañinos de los radicales libres. Además mejora la elasticidad de la piel.

Los betacarotenos son pigmentos presentes en frutas y verduras de colores intensos, sobre todo naranjas y amarillos. Estos pigmentos, junto a la melanina, nos ayudan a tener una piel más brillante además de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de arrugas gracias a que protegen el colágeno de las agresiones externas.

Los antioxidantes y aminoácidos que contiene la miel ayudan a mantener la piel joven y radiante. La miel también posee propiedades antibacterianas y desintoxica la piel de las impurezas.

La vitamina E tiene propiedades hidratantes y antioxidantes que disminuyen la aparición de arrugas e hidratan la piel evitando la rugosidad y la descamación.

¿Cómo preparar la mascarilla antiarrugas casera?

Como ya hemos adelantado, los ingredientes que necesitamos para elaborar nuestra crema son:

  • 2 zanahorias
  • 2 cucharaditas de miel
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra

Para su elaboración sólo debemos de licuar las zanahorias limpias y peladas, después añadiremos la miel y el aceite de oliva y mezclaremos bien.

Instrucciones de uso y conservación

Aplicaremos la mascarilla sobre la cara limpia y dejaremos actuar durante media hora. Después sólo debemos de lavarnos la cara para retirar la mascarilla. Usándola 2 veces al día empezaremos a notar sus efectos de una forma rápida.

El sobrante de la mascarilla lo podemos conservar en un bote dentro del frigorífico durante 4 días. Después debemos de hacer otra mascarilla.

Esperamos que os haya gustado. Anímate a probarla y coméntanos los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies