Zumos naturales antioxidantes

Zumos naturales antioxidantes
Zumos naturales antioxidantes

Un antioxidante es una molécula que evita la oxidación de otras moléculas, por lo que las protege de posibles daños e incluso de su muerte.

Gracias a esta función, los antioxidantes son de vital importancia para nuestra salud. A continuación os dejamos una serie de zumos naturales, que gracias a sus ingredientes, están llenos de antioxidantes, con el consecuente beneficio para nuestra salud.

Zumo de arándanos, fresas y mango
Mezclando en una licuadora una taza de fresas, otra de arándanos y dos tazas de mango, conseguiremos un rico zumo que además nos aportará gran cantidad de antioxidantes. El mango es una de las frutas más antioxidante, rico en ácidos y vitaminas C y A. Si a ello unimos el poder antioxidante de los flavonoides presentes en frutos como las fresas y los arándanos, la mezcla es ideal.

Zumo de tomates y zanahorias
Si licuamos 3 tomates, 2 zanahorias y dos puñados de perejil, conseguiremos unir en un sólo alimento las propiedades antioxidantes de los flavonoides del perejil, los licopenos, betacarotenos y la vitamina C del tomate y los betacarotenos de la zanahoria.

Zumo de naranjas y manzanas
Combinando las propiedades de las manzanas y las naranjas a partes iguales, obtendremos un delicioso y saludable zumo al que podemos agregar un poco de perejil. De todos es conocido el efecto antioxidante de la vitamina C de las naranjas, que unido a su contenido en vitamina A, las hace un alimento indispensable. Por otro lado, el contenido en catequina y quercetina de la manzana, le otorgan unas propiedades antioxidantes de primer nivel.

Os animamos a que probéis estos deliciosos y saludables zumos, o a que nos comentéis cuáles son vuestros preferidos.

Cómo cocinar verduras de forma saludable

Cómo cocinar verduras de forma saludable
Cómo cocinar verduras de forma saludable

Si hay algo en lo que todos los expertos en nutrición están de acuerdo, es en que debemos de consumir verduras. Las verduras son ricas en vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes, por lo que son uno de los alimentos más saludables que podemos comer.

Si bien es cierto que comer las verduras crudas en la mejor manera de que no pierdan sus características nutricionales y organolépticas, algunas de ellas no son agradables en su estado natural o no estamos habituados a su sabor, por lo que una buena opción es cocinarlas para preparar distintos platos.

Pero para que las verduras no pierdan su sabor ni sus propiedades y beneficios para nuestra salud, debemos de tener cuidado en cómo las cocinamos. A continuación os dejamos algunos consejos sobre cómo cocinar las verduras de forma saludable.

A la plancha
Cocinar verduras a al plancha como el calabacín, las berenjenas o los espárragos, es una de las mejores maneras de conservar sus vitaminas, minerales y antioxidantes, además de darles una textura crujiente y un sabor especial al caramelizarse su superficie por el efecto de calor. Es recomendable cocinarlas con su piel, muy poco aceite sobre la superficie de la plancha y no demasiado tiempo.

Al horno
El horno no es la mejor manera de cocinar determinadas verduras como las zanahorias, puerros o los calabacines, ya que según algunos estudios, pierden parte de sus antioxidantes, sin embargo, hay verduras como las berenjenas, las acelgas o las espinacas, sobre los que el horneado produce un incremento en su cantidad de antioxidantes.

Al vapor
Si bien es cierto que cocinar las verduras al vapor es una de las mejores formas de conservar sus nutrientes, es recomendable aliñarlas con un poco de aceite de oliva antes de comerlas, ya que algunos de estos nutrientes son solubles en grasa, por lo que su asimilación por parte de nuestro organismo será mejor.

Salteadas
Para saltear verduras y que conserven todas sus vitaminas y minerales, es aconsejable hacerlo con poco aceite y con la sartén bien caliente, para que el salteado dure lo menos posible.

Alguien puede pensar en las verduras hervidas como otra forma de cocinarlas de forma saludable, pero la ebullición del agua hace perder gran parte de los nutrientes, por lo que si prefiere esta opción, es mejor dejar hervir el agua e introducir las verduras por muy poco espacio de tiempo, de forma que no pierdan su color, sabor y propiedades.

Cúrcuma: descubre sus beneficiosas propiedades

Cúrcuma
Cúrcuma

La cúrcuma (Curcuma longa), es uno de los ingredientes del conocido curry indú, al que aporta ese característico color amarillo intenso.

Los componentes químicos más importantes de la cúrcuma son un grupo de compuestos llamados curcuminoides, que incluyen la curcumina (diferuloylmethane), demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina.

La cúrcuma ha sido objeto de innumerables estudios para determinar sus beneficiosas propiedades, especialmente las debidas a la curcumina.

Principales propiedades beneficiosas de la cúrcuma

Desintoxicante del hígado: existen estudios que demuestran que la cúrcuma potencia la producción de enzimas claves en la desintoxicación del hígado.

Reduce el colesterol: la cúrcuma puede disminuir el colesterol en sangre, unida a la berenjena, duplica sus efectos beneficiosos para reducir el colesterol.

Propiedades antiinflamatorias: es una de las principales propiedades de la cúrcuma debido a su contenido en curcumina, y es por eso que se recomienda para el tratamiento de enfermedades como la artritis y la bronquitis.

Antioxidante: varias investigaciones han constatado el efecto protector de la cúrcuma frente al cáncer de piel, de duodeno, de mama y de colon, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Las propiedades más conocidas y estudiadas de la cúrcuma son las antiinflamatorias y las antioxidantes, pero cada día surgen nuevos estudios que nos revelan nuevos beneficiosos de la cúrcuma.

Tomate de árbol o tamarillo. Rico, beneficioso y gran desconocido

Tomate de árbol o tamarillo
Tomate de árbol o tamarillo

El tomáte de árbol es una fruta exótica originaria de la vertiente oriental de los Andes, específicamente Perú, Ecuador y Colombia. Perteneciente al grupo de las frutas semiácidas, se la ha conocido con diversos nombres en distintas regiones. En 1970 en Nueva Zelanda se le asignó el nombre de “tamarillo”, nombre por el que se conoce al tomate de árbol en el mercado mundial.

Características del tomate de árbol o Tamarillo

Los frutos de este árbol ( ( betaceum Solanum o Cyphomandra betacea ) son carnosos, de forma ovalada o elíptica y de color amarillo, naranja o púrpura con un sabor agradable. Su pulpa es ligeramente ácida, aromática y rica en vitaminas y minerales.

El tomate de árbol es una fruta baja en calorías y rica en fibras, por lo que es ideal para incluirla en nuestra dieta, pudiendo consumirse en crudo, en ensaladas, en zumos…., el límite es nuestra imaginación.

Beneficios para la salud

El tomate de árbol es considerado en frutoterapia como una de las frutas que fortalecen el cerebro, y contribuye a curar migrañas y cefaleas severas. Además es muy apreciado por sus beneficios sobre la piel. También existen estudios que indican que tiene sustancias como el ácido gamma amino butírico que baja la presión arterial.

Usado como cataplasma caliente, se aplica para tratar las afecciones de garganta y en crudo y en ayunas resulta beneficioso para paliar los síntomas de la gripe.

Se aconseja su consumo para prevenir y reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas, cardiovasculares y el cáncer, gracias a su alto contenido de antioxidantes.

Cómo las algas ayudan a perder peso de forma natural

Cómo las algas ayudan a perder peso de forma natural
Cómo las algas ayudan a perder peso de forma natural

Las algas marinas, también conocidas como los vegetales del mar, son ricas en sales minerales y sustancias antioxidantes que producen beneficios en nuestro cuerpo, entre estos beneficios, hoy hablaremos de cómo las algas ayudan a perder peso de forma natural.

Las algas son ricas en yodo, que estimula el tiroides para que funcione de forma adecuada. Esta glándula, controla el metabolismos graso, por lo que aumentando dicho metabolismo, conseguimos una reducción de grasas.

Las algas reducen el apetito. Este efecto se consigue de dos maneras, la primera es debida a su contenido en fenilalanina, un aminoácido que actúa sobre centro de la saciedad, reduciendo el apetito. Por otro lado, las algas, al ponerlas en el agua para hidratarlas para su consumo, aumentan de volumen, lo que aumentan la saciedad.

Antioxidantes para perder peso. Las algas contienen algunos antioxidantes como el zinc, que mejoran la utilización de la insulina por parte de las células del cuerpo, lo que ayuda a perder peso evitando que el exceso de glucosa se transforme en grasas.

– Una fibra natural presente en las algas marinas llamada alginato, puede ayudar a suprimir la digestión de grasas en el intestino, según un nuevo estudio publicado en la revista Food Chemistry. En el estudio, los investigadores usaron un modelo de tracto digestivo y descubrieron que la ingestión de incluso una pequeña cantidad de la fibra de algas marinas bloqueada la absorción de grasa en un tercio. Por supuesto, usted necesita un poco de grasa (y ciertas grasas son más saludables que otras), pero para las personas que tienen sobrepeso u obesidad, impedir una cierta absorción de grasa puede ser útil para perder kilos.

Si padece de hipotiroidismo, es importante que consulte con su médico antes de consumir algas, ya que pueden tener alguna interacción con la medicación que esté tomando.