Receta de gambas al ajillo

Receta de gambas al ajillo
Receta de gambas al ajillo

Las gambas al ajillo es uno de los platos más populares de nuestra gastronomía.

Una deliciosa manera de comer gambas también apreciada fuera de nuestras fronteras.

Ingredientes:

  • 400 gramos de gambas peladas
  • 4 ó 5 dientes de ajos
  • una guindilla
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • perejil picado

Receta de gambas al ajillo

La manera tradicional de preparar este delicioso plato es la siguiente:

  • En una cazuela de barro se pone una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra, y a fuego suave, se añaden los ajos pelados y cortados en láminas finas y la guindilla.
  • Cuando los ajos empiecen a dorarse, subiremos el fuego y agregamos las gambas que habremos salado previamente, dejando unos tres minutos para que estén echas en su punto
  • Apartamos del fuego y añadimos el perejil picado

Trucos para que el plato salga rico

Si bien las gambas al ajillo son muy fáciles de preparar, debemos de tener en cuenta una serie de trucos para que sea todo un éxito.

En primer lugar, las gambas, como ingrediente principal, deben de ser de tamaño más bien pequeño y frescas ( si se utilizan gambas congeladas debemos descongelar con la suficiente antelación ).

El perejil también debe de ser fresco y picarlo justo antes de utilizarlo.

Por supuesto, cuanto mejor sea el aceite de oliva, mejor será el resultado.

Para disfrutar comiendo este plato, serviremos con pan, de forma que se pueda mojar el exceso de aceite que queda en la cazuela. Este es quizás uno de sus mayores atractivos.

 

Horchata de quinoa. Bebida refrescante y nutritiva

Horchata de quinoa. Bebida refrescante y nutritiva
Horchata de quinoa. Bebida refrescante y nutritiva

La horchata de quinoa es una excelente opción ahora que empiezan los días de calor. Es una bebida que además de refrescante nos aporta los beneficios de ese súper alimento que es la quinoa.

Al igual que la quinoa, esta bebida refrescante es muy nutritiva, rica en fibra y minerales, y está llena de antioxidantes. Produce efectos beneficiosos sobre el metabolismo y además está muy rica.

Su elaboración es muy fácil. Necesitaremos:

Ingredientes:
– 5 tazas de agua
– 1 taza de quinoa blanca sin cocer
– 1/2 taza de leche de arroz
– 1/4 taza de néctar de agave
– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
– 1/2 cucharadita de canela molida

Preparación:
– En una licuadora introducimos el agua y la quinoa, y licuamos durante un minuto aproximadamente, hasta que la mezcla se vea lechosa. Dejamos reposar la mezcla en la nevera durante toda la noche

– Colamos con un colador fino y añadimos la leche de arroz, el agave, la vainilla y la canela.

Para servir agitamos y servimos con hielo.

Espaguetis con berberechos y mejillones

Espaguetis con berberechos y mejillones
Espaguetis con berberechos y mejillones

Hoy os traemos una receta de espaguetis con berberechos y mejillones que nos recomendó nuestro amigo italiano Roberto.

Es una receta ideal para el verano por su ligereza y frescura. Muy fácil y rápida de preparar pero con un sabor que seguro os sorprenderá.

Ingredientes ( para dos personas ):

– Espaguetis: 250 gramos

– Una guindilla

– 2 dientes de ajo

– Perejil fresco picado

– 20 berberechos

– 10 mejillones

– Una hoja de laurel

– Aceite de oliva

– Sal

Preparación:

Ponemos a cocer los espaguetis en abundante agua con sal, un chorreón de aceite de oliva y la hoja de laurel.

Mientras se cuecen los espaguetis, abrimos al vapor los berberechos en un recipiente tapado con un poco de agua. Repetimos el mismo procedimiento con los mejillones. Sacamos los berberechos y los mejillones de sus conchas, dejando dos berberechos y dos mejillones en su media concha para decorar.

Cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra y la ponemos al fuego, cuando esté caliente añadimos la guindilla, doramos y retiramos del aceite. A continuación echamos los dos dientes de ajo fileteados y antes de que se doren añadimos la mitad del perejil picado, los berberechos, los mejillones y los espaguetis escurridos de la olla en que se cuecen que ya tendremos en su punto. Salteamos durante un minuto y retiramos del fuego.

Apartamos en un plato, ponemos un berberecho y un mejillón con su media concha y espolvoreamos con el resto del perejil.

Os invitamos a que la probéis y nos comentéis qué os parece: Seguro que os gustará

Receta de gazpacho andaluz casero

Receta de gazpacho andaluz casero
Receta de gazpacho andaluz casero

El gazpacho andaluz es la sopa fría más conocida y de consumo más extendido de nuestra gastronomía.

Sin bien es cierto que existen innumerables recetas y combinaciones ( casi una por cada familia ), en esta ocasión os vamos a explicar cómo se elabora en el mismo corazón de Andalucía, en las casas de la comarca de Antequera, cuna de la también popular porra antequerana, que básicamente es como un gazpacho pero con mayor cantidad de pan para hacerla más consistente.

Los ingredientes que necesitaremos son:

– 1/4 barra de pan duro

– 800 gr. de tomates maduros ( yo prefiero el tomate pera, por su sabor y color )

– 1/2 pimiento verde

– 1 diente de ajo

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

– 1 cucharada de vinagre ( o más si os gusta  )

– agua fría

– sal

Truco: como una hora antes de empezar la elaboración del gazpacho, podemos trocear el pan, lo colocamos en una bandeja y sobre él ponemos los tomates cortados en cuartos. Con esto conseguimos que el jugo del tomate impregne el pan y le transfiera parte de su color y sabor.

Elaboración:

Una vez que tenemos preparados todos los ingredientes, la elaboración es de lo más fácil, simplemente tenemos que mezclar en una batidora o robot de cocina ( o para los más atrevidos, de forma manual en un mortero tal y como se elaboraba de forma tradicional ) todos los ingredientes con un poco del agua fría.

Pasar hasta que quede fino, añadiéndole poco a poco el agua hasta que consigamos la consistencia o liquidez que más nos guste ( hay quien lo prefiere espeso y a quien le gusta más líquido ).

Una vez terminado, lo metemos en el frigorífico para que esté bien frío a la hora de tomarlo.

¿Cómo tomarlo?

En cuanto a los gustos sobre cómo y cuando hay que tomar el gazpacho, son tan innumerables como sus distintas recetas. Algunas personas lo prefieren como primer plato, como una sopa fría, pero también hay a quien le gusta tomarlo de postre.

Sobre cómo tomarlo, existen básicamente dos opciones:

– Algo más consistente y con una guarnición ( generalmente cebolla, pimiento verde, tomate….. cortados en cuadritos ) que se agrega en el plato una vez servido el gazpacho

– Líquido para beber como si fuese un zumo

En líneas generales, y como guía básica, así es como se elabora el gazpacho en las casas del interior Andalucía, si bien cada cual lo adapta a sus preferencias personales o a las nuevas innovaciones de este exquisito plato, como es el tan de moda gazpacho de sandía.

Os animamos a que lo probéis. Esperamos que os guste y este verano disfrutéis de este rico gazpacho.

Huevos Benedict

Huevos Benedict
Huevos Benedict

Los huevos Benedict consisten en un panecillo inglés o muffin con huevos escalfados y bañados con salsa holandesa. Como acompañamiento, se suele utilizar bacon o tomate en rodajas.

Veamos cómo preparar este delicioso plato, muy popular en los desayunos americanos, en su versión ecológica:

Para el panecillo inglés o muffin

Ingredientes:

– 4 tazas de harina ecológica ( integral, de espelta….a su gusto )

– 1 cucharada de sal

– 1 cucharada de azúcar ( 2 si te gusta más dulce )

– 2 cucharadas de levadura instantánea

– 2 tazas de leche ecológica entera

– 3 cucharadas de mantequilla sin sal

Preparación:

Primero mezclamos la harina, la sal, el azúcar y la levadura. Por otro lado, calentamos la leche con la mantequilla hasta que la mantequilla se derrita.

Mezclamos ( a mano o con ayuda de algún robot de cocina ) la leche con la mantequilla derretida, el huevo y los demás ingredientes que habíamos mezclados anteriormente ( harina, sal, azúcar y levadura ).

La masa resultante la envolvemos en una paño limpio y dejamos reposar durante una o dos horas par después entenderla en una superficie un poco enharinada. Cortamos la masa en formas de círculos.

En una sartén antiadherente caliente, cocinamos los panecillos a fuego medio hasta que los panecillos tengan un color marrón claro ( dos o tres minutos por cada lado ) y después meteremos durante 10-15 minutos en el horno que previamente habremos calentado a 160 grados centígrados.

Para los huevos escalfados:

Colocamos en un papel film una gota de aceite, cascamos el huevo ecológico y los ponemos dentro. Atamos el film y lo introducimos en agua justo cuando empiece a hervir y lo dejamos 3-4 minutos. Quitamos el papel y ya tenemos listo el huevo.

– Para la salsa holandesa:

Ingredientes:

– 3 yemas de huevo ecológico

– 1 cucharada de zumo de limón ecológico

– Media cucharadita de sal

– Un poco de pimienta de cayena

– 10 cucharadas de mantequilla sin sal ( si la mantequilla es con sal, no añadiremos la otra media cucharadita )

Preparación:

En una olla ponemos a calentar la mantequilla a fuego suave, añadir las yemas de huevo, el zumo de limón, la sal y la pimienta y batir enérgicamente hasta que obtengamos una salsa un poco espumosa. Si vemos que se calienta demasiado, debemos de retirar del fuego, aunque siempre sin dejar de batir

Ya tenemos listo nuestro delicioso plato, ya sólo nos queda emplatar poniendo un panecillo, un huevo escalfado encima y bañar con la salsa holandesa. Podemos acompañar con bacon o rodajas de tomate fresco ( personalmente prefiero esta segunda opción ).

¡Que lo disfrutéis!.