Papel higiénico respetuoso con el medio ambiente.

El productor de papel holandés Van Houtum ha creado Satino Black, el único papel de baño neutral con el CO2. Esta elaborado 100% con papel reciclado y a través de un proceso de producción respetuoso con el medio ambiente, además de ser tan suave y blanco como el papel higiénico normal.

“Muchos usuarios no saben que la mayor parte del papel de baño se sigue realizando con árboles, que se cortan por ese motivo en concreto. Esto es completamente innecesario. Este es el motivo por el que hemos fabricado Satino Black, que procede de papel reciclado al 100%”, comentó Henk van Houtum, director de Van Houtum. “Además, hemos desarrollado un nuevo proceso de producción durante los últimos dos años y medio con el fin de sustituir los dañinos productos químicos por medio de materiales y aditivos brutos degradables”.

Objetivos medioambientales

“El negro es el nuevo verde”, afirmó Nick op den Buijsch, responsable de concepto de responsabilidad social empresarial (CSR, por su sigla en inglés), de Van Houtum. “Los consumidores, compañías y gobiernos de todo el mundo solicitan requisitos de productos aún más astringentes, al mismo tiempo que desean disponer de contribuciones para mejorar el medio ambiente”. Satino Black se ha desarrollado para conseguir estar un paso más cerca de los objetivos medioambientales con un sencillo acto. Esto hace posible para todo el mundo conseguir que las contribuciones se lleven a cabo evitando el agotamiento de los recursos naturales de nuestro planeta. A lo verde le sienta bien el negro”.

El consumo de agua y energía para la producción de Satino Black ya es el más bajo en el mundo dentro de este segmento de mercado. Se garantiza la neutralidad de CO2 como resultado de la utilización de energía verde al 100%. Cradle to Cradle garantiza que los productos químicos utilizados para la producción de Satino Black se convierten en agentes auxiliares con degradación biológica y natural. Es inofensivo tanto para los humanos como para el medio ambiente.

Imagen: Henk Van Houtum

Fuente: Ecoticias

Colegios sostenibles y ecológicos.

Cada vez más centros educativos implantan programas de ecología y sostenibilidad. En ellos, se contempla la mejora de aspectos como la gestión de materiales, residuos y recursos del propio centro, además de la extensión de hábitos de consumo ecológico (energía, agua, alimentación, etc.) tanto a los alumnos y profesores como a las familias. Es una inversión con la que todos ganan: los colegios se vuelven más sostenibles y reducen su gasto, a la vez que los alumnos adquieren valores de respeto al medio ambiente que les guiarán en su vida presente y futura.

La mayoría de los centros educativos en España siguen normas a favor de la ecología y la sostenibilidad, según Paula Pérez Carrillo, responsable de la red de Escuelas Verdes de Cataluña. “Tienen mejor salud ambiental que la sociedad”, asegura. Una de las razones de esta concienciación medioambiental se debe a la puesta en marcha de diversos programas, como los explicados a continuación:

Agenda 21 Escolar: impulsada por numerosos ayuntamientos, una de sus actuaciones prioritarias es la reorientación del centro educativo hacia el desarrollo sostenible. Sus responsables ayudan a las escuelas a diseñar planes de trabajo específicos para cada escuela. El centro escolar y su entorno más cercano mejoran gracias a la integración del medio ambiente y la sostenibilidad en los planes de estudio. Diversas comunidades autónomas han puesto en marcha programas de Agenda 21 Escolar.

Bosques en la Escuela: su objetivo es que docentes y alumnos aumenten su concienciación hacia el mundo forestal. Para ello, los participantes se comprometen a acudir a los bosques, relacionar esta experiencia como parte del aprendizaje del centro educativo y desarrollar una conciencia de respeto hacia los mismos. Es un programa internacional que funciona en red a través de Internet, para que sus participantes intercambien ideas y materiales.

Ecoescuelas: iniciada como una campaña europea en 1994, en la actualidad está presente en casi todos los países europeos y en algunos otros del resto del mundo, como Sudáfrica. Su objetivo es estimular la conciencia ambiental en los centros escolares y la puesta en común de las experiencias con los demás participantes internacionales del programa. Su aplicación consiste en siete etapas en las que se desarrollan acciones para el ahorro de energía y agua, la recogida selectiva de residuos o la reutilización de materiales. Una vez puesto en marcha con éxito, el centro recibe el galardón de la “Bandera Verde de Ecoescuelas”. En España lo promueve la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), que ha logrado que cientos de centros educativos de varias comunidades autónomas se unan al proyecto.

Escuelas Verdes: es una iniciativa de la Generalitat de Catalunya que pretende integrar la dimensión ambiental en los centros escolares e identificar a los colegios que muestren un mayor compromiso. Los responsables del centro deben redactar un Plan de cohesión ambiental para llevarlo a cabo durante varios cursos escolares mediante programas de acción. Algunas de estas iniciativas suponen el uso educativo de los patios, la puesta en marcha de huertos y granjas escolares, observatorios de aves, etc. En la actualidad, más de 200 centros escolares de toda Cataluña se han adherido a esta iniciativa.

Euronet 50/50: es un proyecto de la Unión Europea que engloba a nueve Estados miembros. Trece de los cincuenta centros educativos participantes son escuelas primarias de la provincia de Barcelona. La idea es promover el ahorro energético en las escuelas y, con ello, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático. Sus responsables calculan la disminución del consumo eléctrico en un año, de manera que devuelven el 50% de su importe a la escuela y el otro 50% al ayuntamiento que paga la factura. Según Nuria Parpal, una de las responsables del proyecto, esta metodología alcanza reducciones anuales de hasta un 15%, si bien se establece un mínimo del 1,5%.

Cómo poner en marcha uno de estos programas

Cada centro educativo es una realidad única que depende de muchos factores. Por ello, se tiene que analizar su situación concreta y saber qué instituciones pueden ayudar. Pérez Carrillo recomienda empezar por actuaciones fáciles para lograr buenos resultados que motiven a seguir adelante en nuevas metas. Numerosos materiales didácticos ayudan a los centros educativos a mejorar los aspectos relacionados con la sostenibilidad.

Además de los programas citados, hay otros muchos proyectos locales que también pueden asumir los centros educativos, como el fomento de los mercados de intercambio y los comedores ecológicos, caminos escolares seguros, granjas escuelas ecológicas, etc. Los Centros de Educación Ambiental de las diferentes comunidades autónomas son otra vía de ayuda.

Según Pérez Carrillo, uno de los puntos débiles de estos programas es la participación. Promover la implicación de todos los integrantes de un centro no siempre es fácil. Por ello, no sólo resulta esencial que los responsables del centro pongan en marcha un programa ecológico, sino que las familias se impliquen. Los padres y los alumnos deben apoyarlos y favorecer el cambio de conducta también en casa. Por otro lado, en ocasiones es difícil desarrollar un proyecto de este tipo en un edificio que reúne las condiciones necesarias.

Consejos para ser más ecológicos en los colegios

Tanto las familias como los profesores pueden interiorizar una serie de conductas favorables para la conservación del medio ambiente. Las opciones son muy diversas: aplicar las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) en cualquiera de los bienes del colegio, utilizar productos y materiales ecológicos y de alta eficiencia energética, consumir alimentos locales de temporada, frutas o bocadillos preparados en casa y evitar envases de usar y tirar, elegir un centro educativo lo más cercano a casa para no utilizar el coche, integrar en el edificio elementos ecológicos como paneles solares, bombillas de bajo consumo o papeleras diferenciadas de reciclaje, plantar árboles y explicar conceptos ecológicos mediante la lectura de libros o el visionado de documentales de naturaleza, etc.

Alex Fernández Muerza – www.consumer.es – EROSKI /ECOTICIAS

Un complejo enoturístico andaluz aspira a ser el primero con etiqueta ecológica europea.

Las Bodegas Señorío de Nevada, ubicadas en Cozvíjar, en pleno valle de Lecrín, tienen previsto abrir en septiembre un complejo enoturístico que aspira a ser el primero con etiqueta ecológica europea y que completará sus servicios con un hotel, tratamientos de spa y vinoterapias.

Con una inversión cercana a los 15 millones de euros, el complejo creará 25 puestos de trabajo permanentes y pretende situar a Granada en el mapa del enoturismo nacional, según indicó hoy el gerente del complejo Antonio Gimero tras recibir la visita del presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, que se ha comprometido a promocionar este producto turístico en las ferias nacionales e internacionales a las que acude la institución provincial.

La finca está situada en la zona que los árabes bautizaron en el siglo VII como Valle de la Alegría y cuenta con las características propicias para el buen desarrollo de las vides, esto es, una climatología apropiada y una altitud de 750 metros sobre el nivel del mar. En estas 11,5 hectáreas de terruño pizarroso se cultivan 40.000 cepas a través de un sistema de fertirrigación de las variedades sirah, cavernet suvigon, merlot, petit verdot, viognier.

Todo esto, unido a la moderna tecnología con la que se lleva a cabo la elaboración del vino, les ha valido la consecución de varios premios internacionales de las añadas 2005 y 2006 como el AWG de Viena 2007 medalla de oro, Bacchus 2008 medalla de oro, Vins du monde Paris 2009 y el último un Bacchus medalla de oro 2010. Es la única bodega de Andalucía en conseguirlo.

Fuente: www.vidasana.org

El restaurante ecológico NOMA declarado el mejor del mundo, desbancando al Bulli.

La nueva lista S. Pellegrino de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo 2010, la lidera el danés René Redzepi, el Restaurante Noma (No, de nordic, y ma, de comida). es el Mejor Restaurante del Mundo 2010.

Después de cuatro años consecutivos siendo elBulli el Mejor Restaurante del Mundo, baja un puesto, quedando en segundo lugar y haciendo bajar una posición al restaurante de Heston Blumenthal, The Fat Duck. La lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo continúa dejando en muy buena posición la gastronomía española, entre los diez mejores vuelven a lucir cuatro restaurantes de nuestro país.

Resumiendo la información anticipada a la publicación oficial de la lista en la web The S. Pellegrino World’s 50 Best Restaurants, Noma es el Mejor Restaurante del Mundo 2010, seguido de elBulli, The Fat Duck, el Celler de Can Roca, Mugaritz y en la novena posición se encuentra Arzak, además, entra entre los 50 mejores el restaurante Martín Berasategui, en la posición 33, y cinco nuevos restaurantes españoles se encuentran en la lista S. Pellegrino, Etxebarri de Víctor Arguinzoniz en el 61, Akelarre de Pedro Subijana en el 63, Sant Pau de Carme Ruscalleda en el 68, Quique Dacosta Restaurant de Quique Dacosta en el 70 y Can Fabes de Santi Santamaria en el 79.

Evidentemente, a nadie le ha sorprendido que elBulli no renovara el título este año, hacía varios meses que sonaba entre los favoritos el Restaurante Noma de Copenhague, cuyo eco-chef, René Redzepi, ha pasado por algunos de los mejores fogones españoles, sin ir más lejos, elBulli, el Celler de Can Roca y Mugaritz.

Fuente: M.Prieto/Vida Sana -gastronomiaycia.com – El Pais.com

“La Biodiversidad en España”, una exposición fotográfica al aire libre.

La Fundación Biodiversidad le invita a la inauguración de la exposición “Biodiversidad. España: su multiplicidad vital”. Esta exposición que se puede visitar en el Real Jardín Botánico de Madrid, tiene como objetivo preservar la misma y concienciar al gran público de los peligros que la acechan.

A lo largo de cincuenta imágenes de gran formato, obra de prestigiosos fotógrafos de naturaleza, la muestra acerca al visitante a los elementos, procesos y ciclos que dotan al planeta del más sorprendente fenómeno del cosmos, la vivacidad o la habitabilidad. El recorrido de la exposición nos lleva a conocer los múltiples rostros de la vida, con los comentarios de prestigiosos científicos, dirigidos por Joaquín Araujo.

La exposición narra en imágenes espectaculares historias concretas del esfuerzo de algunas especies que se opusieron a grandes transformaciones. Sabremos cual es la causa de que las serpientes produzcan rechazo y de que los osos o los primates despierten simpatía o ternura. Descubriremos que cada día se descubren decenas de nuevas especies. O sabremos cómo apreciaron la vida salvaje los grandes filósofos, artistas, poetas…

“Biodiversidad en España” podrá visitarse del 22 de abril al 14 de mayo. La exposición, realizada por Lunwerg, está instalada en el Paseo de los Bonsais del Real Jardín Botánico de Madrid y se divide en cinco apartados:

1.Qué es la vida ¿Sabemos vivir?”
2.Los sistemas vitales de España (endemismos). Nuestra multiplicidad
3.Usos y abusos
4.Operaciones de rescate
5.Hacia la convivencia con la vida. La vivacidad como modelo

Imagen: Fundación Biodiversidad.

Fuente: www.ecogaia.com

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.