Bodegas Robles. Vinos ecológicos

VINO ECOLOGICO – Calidad certificada.

Es tradición en Bodegas Robles elaborar vinos libres de residuos químicos.

Gracias a las condiciones climáticas tan extremas sufridas en el sur de España (temperaturas que varían entre -5º y 45º), el control de plagas en esta zona de la península nunca a supuesto un problema; para evitarlas, los agricultores solo han necesitado pequeñas dosis de tratamientos preventivos en el cultivo. Con lo cual, los viñedos siempre han permanecido muy cercano a ecológico.

Estos métodos de producción utilizados por nuestros padres y abuelos han producido precisamente lo que buscan los vinicultores más exigentes: cosechas más pequeñas de uvas de gran calidad que expresan el carácter completo de la variedad de uva sin ser enturbiados por los aromas o el sabor de los residuos químicos. Este es el principio que ha guiado el estilo de vida de nuestra familia durante varias generaciones.

Nuestra gama de vino ecológico PIEDRA LUENGA, son los primeros orgánicos certificados pertenecientes a una Denominación de Origen en el Sur de España.

En la actualidad, vino ecológico, biológico u orgánico se define como “vino elaborado a prtir de uvas cultiadas ecológicamente”, mediante técnicas agrícolas basadas en la Normativa Europea 2092/91, obteniendo uvas de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando o incrementando la fertilidad del suelo de cultivo, mediante la utilización óptima de los recursos naturales, sin productos químicos de síntesis como fertilizantes químicos, insecticidas, plaguicidas…evitando la existencia de residuos no deseables en el vino; por tanto, obteniendo un alimento más saludable y de gran calidad.

Para que un viñedo sea clasificado como ecológico, un organismo oficialmente reconocido tiene que certificarlo como tal.

El empobrecimiento paulatino de las tierras de cultivo por las técnicas agrícolas tan agresivas practicadas durante los últimos 50 años, han llevado a la progresiva erosión del suelo, y con ello a la necesidad de aportes artificiales. Los cuales, en dosis excesivas, son un problema para el equilibrio del ecosistema. No hay duda, que la viticultura ecológica protege el medio ambiente.

La viticultura ecológica es mucho más que una forma de agricultura, es una filosofía. Utilizando las palabras de Ralph Waldo Emerson “Nosotros no heredamos la tierra de nuestros antepasados, la tenemos en préstamo para nuestros descendientes.

En bodega, la elaboración del “vino ecológico” sugiere el no uso de aditivos químicos. Nuestro equipo de elaboración presta especial atención al uso de levaduras autóctonas y el tratamiento físico del vino ecológico (filtración con tierras diatomeas y estabilización por frío). La cuidadosa selección de las uvas sanas durante la cosecha y la higiene de la bodega son esenciales para reducir a mínimos necesarios, el uso de conservantes y antioxidantes (siendo el anhídrido sulfuroso el único utilizado) después de la fermentación a un mínimo.

Nuestros viñedos ecológicos para obtener las uvas más maduras y ricas posibles, con los menores daños posibles en el entorno, y nuestra gama de vino ecológico PIEDRA LUENGA refleja esta dedicación.

 

Decálogo del cocinero ecologista

Decálogo del cocinero ecologista


La dieta mediterránea ayuda a conservar la biodiversidad y el mundo rural. No lo digo yo. Lo asegura convencido el famoso y mediático cocinero Sergi Arola, con quien la pasada semana tuve la oportunidad de coincidir en unas interesantes conferencias sobre vida y alimentación organizadas por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente en La Casa Encendida de Madrid.

A la pregunta de cómo consumir siendo respetuosos con el medio ambiente, Sergi responde que el secreto está en comer equilibradamente “y la dieta mediterránea es totalmente equilibrada”, debido a su riqueza y a la gran variedad de productos animales y vegetales que la componen. Por eso asegura sin rubor:

“Nuestras abuelas cocinaban muchísimo mejor que cualquiera de nosotros”.

¿Por qué? Pues porque ellas tenían mucho de lo que nosotros hemos perdido hace tiempo, especialmente tiempo para hacer guisos maravillosos a fuego lento, utilizando productos cercanos, frescos, sanos, de calidad.

Como moderador de su conferencia, los argumentos del chef me sorprendieron gratamente. Una persona acostumbrada a los grandes lujos se nos mostró muy sensibilizado con los problemas medioambientales y sociales de nuestro malherido planeta. Algo muy importante desde que los grandes cocineros, como los deportistas de élite o los actores famosos, se han convertido en prescriptores de nuestra sociedad, en modelos a seguir.

Con el objetivo de plasmar estas ideas en el día a día de sus restaurantes, el chef catalán ha creado su particular decálogo del “eco-gourmet”. 10 ideas para ser un cocinero medioambientalmente responsable:

1. Fomentar el consumo de productos ecológicos locales, provenientes de pequeños productores que empleen técnicas respetuosas con el medio ambiente.

2. Mantener como eje principal a la hora de diseñar un plato las texturas de la cocina tradicional.

3. Apoyar la producción de variedades agrícolas y ganaderas en peligro de extinción, mejor si son de procedencia ecológica.

4. Cambiar de productos en función de la estacionalidad, que como mínimo deben suponer el 80 por ciento del menú. No se puede comer tomates o naranjas todo el año.

5. Rechazar especies en riesgo de extinción como el atún rojo, el caviar o el tiburón, o ejemplares demasiado pequeños (pezqueñines).

6. No hacer uso de productos especulativos de lujo extremo, como las trufas blancas.

7. Incorporar nuevas técnicas culinarias (gastronomía evolutiva) a partir de un proceso reflexivo.

8. Sustituir las grandes cartas por menús, para así reducir la cantidad de alimentos que al final acaban en la basura.

9. Fomentar la educación tanto del profesional como del cliente. Hay que aprender a comer.

10. Ser lo suficientemente honesto como para dejar la profesión el día en que no se disfrute con ella.

Fuente: http://blogs.20minutos.es/cronicaverde/post/2009/12/21/decaalogo-del-cocinero-ecologista

Cerezas ecológicas del valle del Jerte

Cerezas ecológicas del valle del Jerte


Cerezas ecológicas del valle del Jerte.
El Valle del Jerte está situado en el norte de Extremadura, en la provincia de Cáceres.Su situación geográfica y su clima ha favorecido en especial al cultivo del cerezo, consecuentemente la comercialización de una de las mejores cerezas autóctonas, la picota. Las cerezas se recogen a mano, se seleccionan para eliminar las defectuosas o dañadas, se clasifican calibrando los tamaños y según el color y la variedad y después se envasan las cerezas sobre el mismo calibre, calidad y variedad.

Jamones y embutidos ecológicos de bellota Montefrio.

Jamones y embutidos ecológicos de bellota Montefrio.

 

Montefrío

Jamones y embutidos ecológicos de bellota Montefrio.
En la comarca de Jabugo, en la Sierra de Huelva, dentro del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, declarado reserva de la Biosfera, un lugar de gran riqueza medioambiental.

Alimentamos a nuestros animales con piensos que obtenemos por molienda en nuestra misma finca a partir de maíz y guisante certificados ecológicos, así como de nuestra propia producción de calabaza y, por supuesto, de bellota cuando se abre el periodo de montanera ( entre los meses de Octubre a Febrero ).

Nuestros animales, cerdos ibéricos de raza silvela, viven en libertad, en las condiciones naturales para las que están adaptados y con todo lo que necesitan para disfrutar una vida sin sufrimiento.

Cuidamos de que el número de animales esté en proporción a las hectáreas disponibles en la finca para garantizar el aprovechamiento óptimo y sostenible de sus recursos.

Nuestros cerdos (o guarros), son controlados en todo momento por el organimo regulador que certifica su producción en ecológico.

Certificado: p

CAAEor el CAAE ( Comité Andaluz de Agricultura Ecológica ).

 

Elaboración:

La producción en ecológico, al ser entendida como una forma de vida, no sólo está relacionada con una alimentación sana y equilibrada de nuestros animales. Ciertos productos, para conseguir el máximo de sus posibilidades, requieren un tratamiento lejos de lo industrial y de las economías de escala.

La producción de nuestros jamones y paletillas, cañas de lomo, lomitos, chorizos y salchichones tiene que pasar necesariamente por un cuidado artesanal, para darles ese toque exacto de salazón y maduración en los momentos además necesarios. El cuidado (y cariño) con el que hacemos este trabajo nos llena de orgullo cuando conseguimos los sabores que caracterizan a nuestra producción, reconocido ampliamente en la zona.

Nuestros años de experiencia nos sirven para determinar cuándo un ibérico está listo o si necesita aún ciertos cuidados o más tiempo para poder ser vendido.

Nuestra producción, al ser limitada, nos permite además centrarnos en estos aspectos para conseguir el punto e idiosincrasia que caracterizan a nuestros jamones, lomos, etc.

La mecanización sólo se usa para aquellas tareas que no implican impacto en la calidad del producto obtenido.

Productos:

Jamón ibérico de bellota: de raza sílvela, criado en libertad y con alimentación controlada.

Paletilla ibérica de bellota: de cerdo de raza ibérica sílvela, de alimentación controlada.

Caña de lomo de cerdo ibérico de bellota: pimentón, pimienta negra y ajo, todo de producción ecológica y sal marina.

Lomito de cerdo ibérico de bellota: elaborado a partir de presa de paleta de cerdo ibérico de bellota, pimentón, pimienta negra, ajo, todo de producción ecológica y sal marina.

Chorizo de cerdo ibérico de bellota: elaborado a partir de carne de cerdo ibérico de bellota, pimentón, pimienta negra, ajo todo de producción ecológica y sal marina.

Salchichón de cerdo ibérico de bellota: elaborado a partir de carne de cerdo ibérico de bellota, nuez moscada, pimienta negra, todo de producción ecológica y sal marina.

Ética y sostenibilidad:el futuro de las empresas del sector alimentario

Productos Ecológicos Sin IntermediariosUna importante oportunidad de negocio, y no la demanda del consumidor, es lo que está llevando a numerosas empresas del sector de la alimentación a adaptar sus modelos económicos a la sostenibilidad.
Esta es la conclusión de un grupo de operadores del sector alimentario que se reunió en la mesa redonda de la conferencia “ADICT BY SIAL 2009”, en París, en noviembre de 09.
“Tenemos que ser sostenibles para poder sobrevivir y estar presentes en el mercado dentro de quince años”, afirmó uno de los participantes, Matthieu Lambeaux, director de Findus.

Los consumidores comienzan a concienciarse sobre cuestiones de sostenibilidad, desde el reciclaje hasta los salarios dignos de los trabajadores, lo que empieza a determinar sus tendencias de consumo. Los participantes de la conferencia “ADICT BY SIAL 2009”, que tuvo lugar en París en noviembre de 09, aconsejan a las empresas que adopten métodos sostenibles internos en lugar de dedicarse solamente a cubrir las demandas de los consumidores: una política más sostenible asumida en la estructura económica interna de la empresa puede ayudarla a crecer en el mercado.

Matthieu Lambeaux, director de la empresa de congelados Findus, explicó durante la conferencia que hace unos años esta decidió modificar su modelo económico de “adquisición oportunista” a “adquisición responsable” debido a la disminución de la población marina a causa de la sobrepesca. El nuevo modelo adoptado por la empresa pretendía lograr que el 100% del pescado que adquiría proviniera de la pesca responsable, lo que la dotaría de una mayor estabilidad y le otorgaría un valor añadido ante sus clientes. Este modelo aseguraría además el futuro a largo plazo de la empresa. Según Lambeaux, se necesitaron cinco años para implantar el nuevo modelo económico.
“Cuando un consumidor toma la determinación de gastar más dinero para adquirir un producto sostenible, ya no vuelve atrás. El 40% de los consumidores franceses hoy en día están interesados en la pesca sostenible”, afirmó el director de la empresa.

La empresa de café Malongo también tomó hace tiempo la determinación de adoptar unos métodos más sostenibles dentro de su modelo económico. Para ello, intenta que todos sus proveedores de grano de café provengan del comercio justo, un importante reto, ya que, según afirma un responsable de la empresa, “la mejora de la productividad y las compras son elementos clave para la implantación de esta política”.

Fabienne Saligue, de la empresa de alimentación ecológica Naturgie, reiteró que la búsqueda de ingredientes y componentes constituye un reto importante para lograr la sostenibilidad. Para Naturgie, “el verdadero reto está en encontrar proveedores”, afirma Saligue, directora de márquetin de la empresa francesa. “Los ingredientes ecológicos cuentan con más demanda que oferta, lo que provoca una cierta presión en los precios de las materias primas”, afirma.

En cuanto el modelo económico de Naturgie, Saligue comentaba que la empresa tiene la firme voluntad de recortar sus márgenes para garantizar unos precios que no constituyan una barrera para los consumidores. “Queremos ofrecer nuestros productos al consumidor por un precio asequible”.
Fuentes: www.foodnavigator.com y www.ladyverd.com

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y uso de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies