Huevos Benedict

Huevos Benedict
Huevos Benedict

Los huevos Benedict consisten en un panecillo inglés o muffin con huevos escalfados y bañados con salsa holandesa. Como acompañamiento, se suele utilizar bacon o tomate en rodajas.

Veamos cómo preparar este delicioso plato, muy popular en los desayunos americanos, en su versión ecológica:

Para el panecillo inglés o muffin

Ingredientes:

– 4 tazas de harina ecológica ( integral, de espelta….a su gusto )

– 1 cucharada de sal

– 1 cucharada de azúcar ( 2 si te gusta más dulce )

– 2 cucharadas de levadura instantánea

– 2 tazas de leche ecológica entera

– 3 cucharadas de mantequilla sin sal

Preparación:

Primero mezclamos la harina, la sal, el azúcar y la levadura. Por otro lado, calentamos la leche con la mantequilla hasta que la mantequilla se derrita.

Mezclamos ( a mano o con ayuda de algún robot de cocina ) la leche con la mantequilla derretida, el huevo y los demás ingredientes que habíamos mezclados anteriormente ( harina, sal, azúcar y levadura ).

La masa resultante la envolvemos en una paño limpio y dejamos reposar durante una o dos horas par después entenderla en una superficie un poco enharinada. Cortamos la masa en formas de círculos.

En una sartén antiadherente caliente, cocinamos los panecillos a fuego medio hasta que los panecillos tengan un color marrón claro ( dos o tres minutos por cada lado ) y después meteremos durante 10-15 minutos en el horno que previamente habremos calentado a 160 grados centígrados.

Para los huevos escalfados:

Colocamos en un papel film una gota de aceite, cascamos el huevo ecológico y los ponemos dentro. Atamos el film y lo introducimos en agua justo cuando empiece a hervir y lo dejamos 3-4 minutos. Quitamos el papel y ya tenemos listo el huevo.

– Para la salsa holandesa:

Ingredientes:

– 3 yemas de huevo ecológico

– 1 cucharada de zumo de limón ecológico

– Media cucharadita de sal

– Un poco de pimienta de cayena

– 10 cucharadas de mantequilla sin sal ( si la mantequilla es con sal, no añadiremos la otra media cucharadita )

Preparación:

En una olla ponemos a calentar la mantequilla a fuego suave, añadir las yemas de huevo, el zumo de limón, la sal y la pimienta y batir enérgicamente hasta que obtengamos una salsa un poco espumosa. Si vemos que se calienta demasiado, debemos de retirar del fuego, aunque siempre sin dejar de batir

Ya tenemos listo nuestro delicioso plato, ya sólo nos queda emplatar poniendo un panecillo, un huevo escalfado encima y bañar con la salsa holandesa. Podemos acompañar con bacon o rodajas de tomate fresco ( personalmente prefiero esta segunda opción ).

¡Que lo disfrutéis!.