Receta de gazpacho andaluz casero

Receta de gazpacho andaluz casero
Receta de gazpacho andaluz casero

El gazpacho andaluz es la sopa fría más conocida y de consumo más extendido de nuestra gastronomía.

Sin bien es cierto que existen innumerables recetas y combinaciones ( casi una por cada familia ), en esta ocasión os vamos a explicar cómo se elabora en el mismo corazón de Andalucía, en las casas de la comarca de Antequera, cuna de la también popular porra antequerana, que básicamente es como un gazpacho pero con mayor cantidad de pan para hacerla más consistente.

Los ingredientes que necesitaremos son:

– 1/4 barra de pan duro

– 800 gr. de tomates maduros ( yo prefiero el tomate pera, por su sabor y color )

– 1/2 pimiento verde

– 1 diente de ajo

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

– 1 cucharada de vinagre ( o más si os gusta  )

– agua fría

– sal

Truco: como una hora antes de empezar la elaboración del gazpacho, podemos trocear el pan, lo colocamos en una bandeja y sobre él ponemos los tomates cortados en cuartos. Con esto conseguimos que el jugo del tomate impregne el pan y le transfiera parte de su color y sabor.

Elaboración:

Una vez que tenemos preparados todos los ingredientes, la elaboración es de lo más fácil, simplemente tenemos que mezclar en una batidora o robot de cocina ( o para los más atrevidos, de forma manual en un mortero tal y como se elaboraba de forma tradicional ) todos los ingredientes con un poco del agua fría.

Pasar hasta que quede fino, añadiéndole poco a poco el agua hasta que consigamos la consistencia o liquidez que más nos guste ( hay quien lo prefiere espeso y a quien le gusta más líquido ).

Una vez terminado, lo metemos en el frigorífico para que esté bien frío a la hora de tomarlo.

¿Cómo tomarlo?

En cuanto a los gustos sobre cómo y cuando hay que tomar el gazpacho, son tan innumerables como sus distintas recetas. Algunas personas lo prefieren como primer plato, como una sopa fría, pero también hay a quien le gusta tomarlo de postre.

Sobre cómo tomarlo, existen básicamente dos opciones:

– Algo más consistente y con una guarnición ( generalmente cebolla, pimiento verde, tomate….. cortados en cuadritos ) que se agrega en el plato una vez servido el gazpacho

– Líquido para beber como si fuese un zumo

En líneas generales, y como guía básica, así es como se elabora el gazpacho en las casas del interior Andalucía, si bien cada cual lo adapta a sus preferencias personales o a las nuevas innovaciones de este exquisito plato, como es el tan de moda gazpacho de sandía.

Os animamos a que lo probéis. Esperamos que os guste y este verano disfrutéis de este rico gazpacho.

Cómo hacer pan casero con harina ecológica

Cómo hacer pan casero con harina ecológica
Cómo hacer pan casero con harina ecológica

Si nunca ha hecho pan casero, esta es una receta muy fácil que le puede servir para introducirse en el apasionante mundo de la panadería.

Los ingredientes que necesitaremos son:

– 500 gr. de harina
– 300 gr. de agua
– 30 gr. de aceite de oliva
– 4 gr. de levadura
– 10 gr. de sal

La harina puede ser de cualquier tipo ( no usar harina de repostería ) según nuestro gusto: harina de trigo, harina de espelta…..pero recomendamos que sea siempre harina ecológica.

El agua debe de estar a una temperatura de 76 grados, para que la masa resultante quede a una tempreratura de unos 73 grados.

Modo de preparación

En primer lugar debemos de echar la levadura en el agua para conseguir que se hidrate y se active. A continuación añadimos el aceite de oliva, después la harina y finalmente la sal. Amasamos todos los ingredientes durante 5 minutos y dejamos reposar la masa unos 5 minutos.

A continuación, extenderemos un poco la masa y le haremos un doblez sobre sí misma en cada uno de los cuatro lados y dejaremos reposar otros cinco minutos ( repetir este proceso 3 veces ).

Para dejar que la masa fermente, la cubriremos con un papel y la dejaremos reposar sobre 1 hora. Después de este tiempo, la masa debe de haber ganado volumen y tendrá como unas burbujitas de aire en su superficie.

Una vez fermentada la masa, rociaremos con un poco de harina una superficie de trabajo y estiraremos la masa para darle golpes en las burbujas de aire, con el fin de desgasificarla y que no tengamos como resultado una miga con muchos poros. Amasamos de forma contundente la masa y dejamos reposar otros 20 minutos.

Ya tenemos nuestra masa preparada, ahora sólo tenemos que dividirlas en las porciones y con la forma que deseemos para introducirla en un recipiente de horno. Una vez precalentado el horno a 375 grados, tan sólo nos queda introducir el pan y cocer durante unos 40 minutos.

Esperamos que disfrutéis de este rico pan, veréis que no tiene nada que ver con los panes industriales.

¡¡Buen Provecho!!.

Cómo hacer un desodorante natural casero

Cómo hacer un desodorante natural casero
Cómo hacer un desodorante natural casero

El olor corporal es provocado normalmente por un exceso de sudoración, una reacción natural de nuestro cuerpo para regular nuestra temperatura interna.

Aunque molesto, sudar es bueno y el mal olor corporal que suele llevar asociado, puede ser prevenido de una manera fácil.

En cuanto a la alimentación, debemos de evitar el consumo de bebidas alcohólicas y estimulantes como el café, ya que aumentan la sudoración y alimentos como el ajo, la cebolla o las especias fuertes, cuyos productos aromáticos pueden eliminarse por el sudor.

Existen desodorantes convencionales que funcionan muy bien, claro si no te importa que tu cuerpo absorba productos químicos que pueden ser muy perjudiciales para tu salud. ( para más información puedes leer nuestro artículo “7 productos químicos peligrosos que puede encontrar en sus cosméticos” ).

Para los que nos preocupamos más por nuestra salud existen soluciones naturales que podemos hacer de una forma muy fácil en nuestra propia casa y con las que obtendremos muy buenos resultados sin poner en peligro nuestra salud.

A continuación os explicamos cómo hacer un desodorante natural de forma muy fácil.

– En un recipiente agregar unos 59 ml de bicarbonato sódico. El bicarbonato de sodio es una sustancia natural que absorbe los olores. Puedes utilizar bicarbonato de sodio como desodorante por sí mismo, pero a algunas personas puede causarles irritación en la piel.

– Añadimos otros 59 ml de maicena o arrurruz en polvo. La maicena y el polvo de arrurruz ayudan a reducir la cantidad de sudor que genera el cuerpo y hacen que el bicarbonato de sodio sea menos irritante para la piel.

– Tapar el recipiente y agitar para todo se mezcle bien. Aplicar el polvo con una bola de algodón, un cepillo de maquillaje o las manos.

Si quieres un poco de aroma natural en tu desodorante, esta otra opción es también muy fácil.

– A la mezcla anterior podemos agregar 40 ml de aceite de coco y el o los aceites esenciales de nuestro gusto mezclándolo todo bien. Conservar en un frasco de vidrio.

Y recuerda, además de eficaces y más saludables, los desodorantes naturales causan menos irritaciones de la piel, No están testados en animales, no contiene ingredientes que puedan causar acné y erupciones, están libres de parabenos tan perjudiciales para la salud y son respetuosos con el medio ambiente.

Os animamos a que nos dejéis vuestras propias recetas.

Cómo hacer queso Mozzarella ecológico casero

Cómo hacer queso Mozzarella ecológico casero
Cómo hacer queso Mozzarella ecológico casero

El queso mozzarella es originario de la cocina italiana y es mundialmente conocido por su empleo en la elaboración de pizzas y ensaladas como la caprese.

Tradicionalmente, el queso mozzarella se elabora con leche de búfala, sin embargo, se puede elaborar también a partir de leche de oveja o de vaca, dada la dificultad de encontrar la leche de búfala en la mayoría de los países.

Lo ideal para su elaboración es hacerlo con leche cruda ( no pasteurizada ) de cualquier productor local, pero si os resulta imposible conseguirla, no os preocupéis, también podemos elaborarlo con leche entera pasteurizada.

Para su elaboración sólo necesitaremos los siguientes ingredientes:

– 4 litros de leche entera ecológica ( de búfala, de vaca o de oveja )
– media cucharadita de ácido cítrico
– un cuarto de cucharadita de cuajo vegetal líquido ecológico ( o un cuarto de cuajo en tableta )
– sal
– agua

Para hacer el queso mozzarella seguiremos las siguientes instrucciones:

1- En una olla de acero inoxidable pondremos la leche y el ácido cítrico y mezclaremos. Calentamos a fuego medio hasta que alcance los 90 grados y retiramos del fuego.

2- Añadimos el cuajo que previamente habremos disuelto en un vaso de agua y mezclamos. Tapamos la olla y dejamos reposar durante cinco minutos. Pasado este tiempo, la mezcla debe de tener una textura parecida a la de un flan.

3- Cogemos una espátula, o algo cortante, y la introducimos en la mezcla hasta tocar el fondo del recipiente y hacemos cortes en líneas verticales y horizontales, de forma que nos queden cuadrados como los de un tablero de ajedrez. Ponemos de nuevo en el fuego hasta que el suero ( el líquido que se desprende del cuajo ) llegue a los 105 grados.

4- Traspasamos la mezcla a un colador y apretamos con una cuchara para eliminar el exceso se suero. Una vez colado, traspasar a un recipiente apto para microondas.

5- Metemos en el microondas a máxima potencia durante un minuto. Presionar de nuevo con la cuchara y escurrir el suero sobrante. Metemos de nuevo en el microondas a potencia máxima durante 35 segundos.

6- Amasar el cuajo como si fuese pan ( cuidado estará caliente ).

7- Haremos pequeñas bolas del tamaño de un puño pequeño y las introduciremos en agua con sal y hielo, por una parte evitará que el queso pierda suero por el calor, poniendo fin a la acidificación por bacterias al enfriarlo, y por otra, terminará de agregarle la concentración de sal adecuada del queso mozzarella. En cuanto estén frías, estarán listas para comer.

El suero que se elimina en todo el proceso se puede reutilizar para añadir más proteínas a nuestras bebidas.

Ya tenemos unos de los ingredientes para hacer nuestras ricas pizzas y ensaladas. ¡Buen provecho!.

Perfume casero de canela y vainilla

Perfume casero de canela y vainilla
Perfume casero de canela y vainilla

La combinación de canela y vainilla realmente puede llegar a resultar perfecta para aquellos que le gusten los perfumes caseros y ese toque especiado, casi culinario. No tienes más que probar con esta receta natural y tener el resultado en tu hogar.

Aceites esenciales

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Aromaterapia

Aromas naturales y libres de químicos.
Con propiedades terapéuticas.

Los perfumes caseros siempre son una genial alternativa para todos aquellos que quieren jugar un poco a ser alquimistas y concebir en su propio hogar las fragancias. No tienes más que seguir las recetas que se proponen, que suelen ser bastante similares, y tratar después de ir variándolas hasta lograr tu aroma deseado. El que se propone en este artículo es bastante sencillo y es ideal para aquellos que gusten de los perfumes especiados, cautivantes. Ni más ni menos que una combinación de canela y vainilla. ¿Te animas a prepararlo?

Ingredientes:

  • Una taza y media de alcohol
  • Una vaina de vainilla
  • Una rama de canela
  • Dos o tres cucharadas de agua
  • Una cucharadita de aceite de almendras

Preparación:

En un frasco o bote de vidrio que pueda ser cerrado herméticamente, coloca el alcohol junto a la vaina de vainilla y la rama de canela. Tápalo bien, guarda en un lugar seco y oscuro y deja reposar durante al menos dos semanas. Este tipo de maceración, muy típica también de los licores caseros, hará que las fragancias se queden en el alcohol y puedas desechar el resto. Eso será justamente lo que tendrás que hacer una vez cumplido ese tiempo: colar la preparación y quedarte con el alcohol.

Ahora, en un atomizador o spray, coloca el alcohol aromatizado, al que le añadirás también el agua y el aceite de almendras. Si consideras que no es suficiente con esas fragancias naturales, añade algunas gotas de aceite esencial de canela y también unas de extracto de vainilla. Así, ya tendrás este perfume listo. Tan sólo una semana más de reposo para que terminen de asentarse los aromas y tu fragancia natural estará lista para ser empleada sin ningún tipo de problemas.

Fuente: belleza.innatia.com