¿Cómo desintoxicar el cuerpo?

Cómo desintoxicar el cuerpo
Cómo desintoxicar el cuerpo

¿Por qué debemos desintoxicar el cuerpo?. Nuestro cuerpo necesita limpiarse interiormente con cierta frecuencia para poder regenerarse, asimilar mejor los alimentos y prevenir eficazmente las enfermedades.

Por ello, toda persona sana debería darle al organismo periódicamente un proceso de desintoxicación, sin esperar a que él mismo nos lo recuerde mediante síntomas como cansancio, palidez, ojeras, congestión, pesimismo o irritabilidad. Entre otras cosas también suele pasar…. nunca falta ese día cuando de repente nos damos cuenta de que lo que hemos consumido no ha sido más que una dieta abundante y alta en grasas. Otros efectos empiezan a sentirse en poco tiempo: diarrea, gastritis, dolor abdominal o de cabeza.

Cuando la persona se encuentra bajo una fuerte presión su organismo genera exceso de adrenalina, noradrenalina, cortisol y aldosterona, lo que ocasiona mayor ansiedad, insomnio, contracciones musculares, así como fatiga física y mental. Un ayuno sano para desintoxicar al cuerpo es recomendado por lo menos una vez al mes o cada quince días. No es solo un momento para eliminar sustancias tóxicas que el cuerpo ha acumulado, sino también es un pequeño período, el cual se puede aprovechar para ofrecer al cuerpo sustancias nutritivas para su salud.

Cuando se consumen comidas ricas en oligoelementos como el calcio, el magnesio, el yodo y el zinc se activa la producción de energía corporal y la de la hormona aldosterona que evita la retención de líquidos, que es uno de los efectos secundarios del estrés.

La razón de esto es proveer nutrientes a los órganos encargados de desechar sustancias del cuerpo como lo son los intestinos, riñones, hígado y la piel.

¿Cómo hacerlo?

Recomendaciones dietéticas para desintoxicar al cuerpo (siga estas recomendaciones por lo menos durante un día completo):

Tome bastante líquido. No solo para el proceso de desintoxicación, sino que debe ser un hábito que usted mantenga siempre. 8 vasos de 8 onzas al día de líquido es lo que el cuerpo necesita para funcionar óptimamente y eliminar las sustancias innecesarias.

Incluya frutas y vegetales frescos. Le ofrecen gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para la salud, donde las vitaminas hidrosolubles como las B y C son ideales para éstos procesos. Los antioxidantes naturales favorecen el flujo sanguíneo y aumentan la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. En este caso es preferible los jugos a base de ellos, ya que el proceso de digestión es más sencillo. Algunos de ellos:

• Manzana: contiene pectina, el cual es un gran desintoxicante
• Limón y zumo de frutas: altas en antioxidantes.
• Sandia: es un diurético natural
• Jugos de zanahoria, apio, tomate, espinaca y remolacha pueden combinarse para obtener preparar cócteles de jugos deliciosos. Contienen múltiples vitaminas y minerales como Vitamina A, Complejo vitamínico B, Vitamina C, entre otros.
• Consuma Yogurt light: excelente para el intestino y regeneración de la flora intestinal, es liviano y contiene probióticos.

Elimine el consumo de azúcar y sal. Su exceso afecta al organismo que está en estrés y el período de desintoxicación es mejor si no se consumen. La retención de agua o edema persistente puede ser un indicador de enfermedades cardiovasculares, problemas de hígado, vejiga o riñón e inclusive puede derivarse de alguna alergia.

Consuma pocas harinas o cereales integrales. La fibra que estos contienen acelera el proceso digestivo. Modere las cantidades.

Evite el tomar estimulantes como el café, té o alcohol.

Al terminar su período de desintoxicación es muy importante que tome las siguientes recomendaciones:

No trate de reponer lo que no ha comido en una sentada

Introduzca los alimentos poco a poco de nuevo

Evite incluir alimentos altos en grasa y/o azúcar los días consecutivos. No disminuya su consumo de líquidos

Recomendaciones para seguir una dieta ligera

1. Tome suficiente líquido.

2. Incluya suficientes frutas y vegetales. Por lo menos 5 porciones distribuidas a lo largo del día.

3. Consuma más pescado. El pescado contiene ácidos grasos omega-3, los cuales son muy beneficiosos para la salud y ayuda al proceso de limpieza.

4. No use aceite para freír los alimentos. Es mejor el agua o aceite en aerosol. Es una manera más saludable y económica de alimentarse. Si es posible utilice aceite de oliva, sólo en el plato ya listo, para que mida la cantidad a emplear.

5. Preferir las comidas asadas y hervidas antes que las preparaciones en salsa.

6. Cocinar los caldos y guisos con anticipación para facilitar la eliminación de la grasa al enfriarse.

7. Mastique cada bocado durante 30 a 60 segundos, como mínimo. Recuerde que una buena digestión comienza en la boca.

8. Si sobra comida, guardarla inmediatamente en el refrigerador. Es la mejor forma de evitar la tentación de estar “picando”.

9. Evitar el vino y las bebidas alcohólicas. Otorgan un nivel calórico alto, incluso mayor que las grasas.

10. Siempre procura usar platos pequeños, de forma que las raciones te parezcan abundantes.

11. Procure consumir poca sal y azúcar en sus alimentos. Evite los productos procesados ya que contienen mucho sodio y cuando hay estrés, puede favorecer la retención de líquidos.

12. Actividad física. El ejercicio físico junto a una alimentación saludable y balanceada son la llave mágica a la puerta de su salud física y mental.

Los alimentos que ayudan a limpiar y desintoxicar el organismo

El hígado necesita ciertos alimentos para realizar adecuadamente su función de eliminación de sustancias tóxicas ingeridas con la alimentación, fármacos, alcohol, etc. Además, el aumento del flujo de la bilis es una parte importante en este proceso porque la bilis transporta las toxinas solubles en grasa almacenadas para que sean excretará con las heces.

Entre los signos de un flujo biliar pobre se encuentran el estreñimiento agravado por suplementos de fibra, flatulencia, piel y pelo secos, indigestión una o dos horas después de comer, indigestión después de comer alimentos grasos, y heces pequeñas y duras.

Cardo mariano (Sylibum marianum). Esta hierba tiene diversos efectos positivos en el hígado. Es un antioxidante, ayuda a la regeneración de la célula del hígado, y se utiliza después de la exposición a agentes contaminante químicos e industriales o a los efectos nocivos del exceso de alcohol o del consumo de grasas. Consiga Silimarina aqui

Alcachofas. Contienen unos compuestos que aumentan el flujo de bilis y ayudan a digerir las grasas.

Colina y metionina. Conocidos como factores lipotrópicos, los suplementos de colina y metionina ayudan a regular el metabolismo de las grasas y a aumentar flujo de bilis.

Vitamina C. Es una vitamina hidrosoluble que ayuda en la detoxicación. La vitamina C es un antioxidante y ayuda también a arducir algunos de los efectos secundarios de la detoxicación, como dolores de cabeza y náuseas.

Multivitaminas. Elige un suplemento multivitamínico que contenga selenio, molibdeno, y zinc.

Remolacha. Las remolachas contienen un alcaloide llamado betaina, que promueve la regeneración de las células del hígado y el flujo de la bilis. También tiene un efecto beneficioso en el metabolismo de las grasas.

Brócoli. El brócoli y otros miembros de la familia brassica (col, coliflor, coles de Bruselas, col rizada) ayudan a las enzimas hepáticas en el proceso de detoxificación.

Cebolla y ajo. Ambos son ricos en compuestos de azufre, implicado en la sulfatación, que es el camino principal de detoxificación para los productos químicos ambientales y ciertos fármacos y aditivos alimenticios. Ayudan en la eliminación de metales pesados dañinos para el organismo

Frutas y verduras. Proporcionan vitamina C y glutatión, que son esenciales para la detoxificación.

Proteínas. El hígado necesita proteínas para llevar a cabo la detoxificación. Habas, frutos secos, semillas, quinoa. Algunas personas pueden preferir comer pescado con moderación.

Raíz de diente de león. Aumenta el flujo de bilis. Puede tomarse en forma de té.

Suplementación recomendada: Shilajit, Cardo mariano, Cocu, Aloe bebible.

Fuente: alimentacion-sana.org

Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas

Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas
Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas

Con la gran cantidad de toxinas a las que estamos expuestos en la sociedad moderna, estamos frente a una carga cada vez mayor de sustancias no naturales que invaden nuestro cuerpo, de pesticidas, herbicidas y fungicidas que contaminan el aire y el agua, mercurio, arsénico y otros metales pesados ​​en nuestra comida, y la lista continúa. Nuestras actuales condiciones de vida insalubres piden que tomemos  unas pocas medidas radicales correctivas, si nuestro objetivo es mantener un nivel de estilo de vida saludable. Una de esas medidas correctivas es participar en una desintoxicación holística.

La siguiente es una lista de varias recomendaciones para reducir eficazmente los niveles de toxinas en el cuerpo, que se pueden hacer combinándolas de cualquier forma para lograr una mayor eficacia. Para obtener resultados óptimos, deberían aplicarse de forma regular o estacional, y como mínimo una vez al año.

Incluir en tu dieta verduras, hierbas y algas.

El cilantro, el perejil, la alfalfa, y un alga azul-verde, la chlorella, son tres químicos muy potentes que eliminan los metales pesados. Las verduras verdes y las hierbas alcalinizan y purifican la sangre, lo que hace más fácil para el cuerpo el deshacerse de los desechos con menos incomodidad o “crisis curativa” (cuando la eliminación de residuos tóxicos provoca una reacción enfermiza). Puede consumirlas en zumos o incluirlas en ensaladas.

Ayuna con agua de limón, pimienta de cayena y jarabe de arce.

Este es un método radical, pero muy eficaz de dar a su sistema digestivo un descanso muy necesario de la ingesta constante de alimentos. Un período de 3 a 7 días, 3 a 4 veces al año es una estrategia suficiente y proactiva. Beba tanto como se desee durante todo el día.

Por supuesto, el agua de limón tomada en cualquier momento tiene grandes beneficios.

Dieta de zumos. Un método muy saludable.

Dedicar de 3 a 14 días consumiendo sólo zumos de frutas y verduras frescas y ecológicas. Col, apio, pepino, remolacha, zanahoria, lechuga, jengibre y limón son todas excelentes opciones para neutralizar la acidez en el cuerpo, aumentando nuestros niveles de nutrientes y limpiando nuestro cuerpo de sustancias no deseadas. Consume zumos naturales y recién hechos, y no los compres embotellados de los supermercados.

Zumos ecológicos

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Zumos-ecologicos

Zumos de frutas ecológicas.
Sabor, color y textura.

Dieta de alto contenido en agua.

Prueba esto: Comer sólo fruta y / o zumo de verduras para el desayuno, y tanto como se desee. De nuevo para el almuerzo tienen fruta y zumo tanto como se desee, seguido por una gran ensalada sin lácteos. Para la cena, comer más fruta si es posible, seguida de otra gran ensalada de verduras. Alimentos más pesados, como la carne, productos lácteos, alubias, e incluso la mayoría de los granos ralentizarán o incluso detendrán el proceso de desintoxicación, por lo que debes ser conservador con estos alimentos si realmente quieres experimentar resultados.

Suda.

Desintoxicar tu cuerpo de forma natural a través del sudor es muy importante. A través de cantidades moderadas de ejercicio cardiovascular, los residuos se eliminan a través de los poros de la piel. Suda por lo menos quince minutos cada día. Incluso se puede seguir con un desintoxicante cepillado de la piel de los pies a la cabeza con un cepillo de cerdas de jabalí para eliminar las células muertas de la piel que obstruyen los poros.

Duerme lo suficiente.

Dormir hace que tu cuerpo entre en un estado de limpieza y regeneración. Sin un sueño adecuado y suficiente, los órganos de desintoxicación no reciben la recarga completa que necesitan para funcionar a niveles óptimos. Trate de dormir de 7 a 9 horas cada noche en un ambiente oscuro y silencioso para obtener resultados óptimos.

Además de aplicar estos pasos para la desintoxicación de los alimentos y sustancias peligrosas ambientales, es importante acordarse de hidratar y limpiar el cuerpo bebiendo al menos dos litros de agua al día.

Debemos ser cautos y conscientes en nuestro estilo de vida diario. Consumir alimentos naturales, seguros, y ricos en nutrientes, así como la limpiar, hidratar y desintoxicar el cuerpo son la base de un equilibrio químico adecuado. Una mayor conciencia de nuestros ambientes internos y externos es clave. Es mucho más fácil prevenir la intoxicación y mantener un cuerpo saludable que tratar de limpiar el daño que ya se ha hecho.

La dieta anti-inflamatoria: Comer alimentos para sanar tu cuerpo

La dieta anti-inflamatoria. Comer alimentos para sanar tu cuerpo

Según Karen Lamphere, la mayoría de las enfermedades tienen una etiología subyacente consiste en la inflamación. Las condiciones de enfermedades como la artritis, la enfermedad inflamatoria del intestino, asma, alergias, enfermedades del corazón, el cáncer, el Alzheimer y la diabetes pueden mejorar o empeorar dependiendo de la dieta de una persona. Lamphere, nutricionista de Washington, prescribe una dieta de alimentos anti-inflamatorios como una manera de ayudar a sus pacientes a curarse de las enfermedades inflamatorias, así como para garantizarles el mantenerse saludable.

¿QUÉ ES UNA DIETA ANTI-INFLAMACIÓN?


La dieta anti-inflamación se compone de alimentos saludables, alimentos sanos, sin procesar.

Las grasas antiinflamatorias son una piedra angular de este dieta. Lamphere recomienda alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el salmón salvaje, las sardinas, el arenque, las anchoas, la linaza, las semillas de cáñamo y las nueces. Además, otras grasas anti-inflamatorias podemos encontrarlas en el aceite de oliva virgen extra, el aceite de aguacate, el aceite de linaza, el aceite de semillas de cáñamo y el aceite de nuez.

Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes que reducen la inflamación. “Las frutas y verduras con alto contenido en antioxidantes son importantes, especialmente las cebollas, el ajo, los pimientos y las verduras de hojas verdes”, dice Lamphere. Y añade: “Son ricas en carotenoides para la lucha contra la inflamación, en vitamina K y  vitamina E.”

Las hierbas y especias incluyen compuestos para combatir la inflamación. Lamphere explica: “La cúrcuma, el orégano, el romero, el jengibre y el té verde contienen polifenoles y bioflavonoides que reducen la inflamación y limitan la producción de radicales libres”.

Y añade: “Algunas de las más verduras con mayores propiedades antiinflamatorias son las pimientas y las especias derivadas de ellas, tales como la pimienta de cayena. Todas las pimieentas contienen capsaicina, que es un potente inhibidor de la sustancia P, un neuropéptido asociado con procesos inflamatorios. “

Incluir proteínas saludables que son anti-inflamatoria. “Hay una diferencia en el contenido de grasas saturadas y ácidos grasos omega-3 en el contenido de la carne de ganado alimentado con grano versus la carne de una res alimentada con pasto, siendo esta última la opción más saludable para una dieta anti-inflamación”. Y añade: “Además, los huevos ecológicos pasteurizados tienen un mejor perfil de ácidos grasos anti-inflamatorios que los huevos de granjas industriales”. Elija sabiamente sus proteínas y reduzca la cantidad de grasas saturadas de su dieta.

¿Qué alimentos son pro-inflamatorios?

Las grasas no saludables promueven la inflamación. “La mayoría de las personas que comen una dieta occidental rica en alimentos procesados o comida rápida consume una gran cantidad de grasas omega-6 -. Y no la suficiente cantidad de grasas omega-3 anti-inflamatorias – y es este desequilibrio es uno de los factores que promueven la inflamación en el cuerpo. “

Las grasas omega-6 se encuentran en el maíz, el cártamo, el aceite de girasol, el maní y la soja. “Son grasas inflamatorias, ya que se metabolizan en compuestos similares a las hormonas que en realidad promueven la inflamación”, dice Lamphere.

¿Te has preguntado por qué las grasas trans no son saludables? Lamphere explica: “Otra grasa que es altamente inflamatoria son las grasas trans. Esta grasa se encuentra en alimentos procesados o de comida rápida, especialmente en aquellos que son fritos”. Ella advierte: “Lo mejor es evitar las grasas trans por completo.”

Los carbohidratos refinados son pro-inflamatorios. La harina refinada, el azúcar y los alimentos con alto contenido glucémico aumentan las condiciones inflamatorias. Lamphere advierte: “Estos alimentos elevan los niveles de insulina y glucosa, que aumentan las circunstancias pro-inflamatorias.”

Las alergias alimentarias y sensibilidades pueden desempeñar un papel en la inflamación. “Muchas personas son intolerantes a las proteínas del trigo y los productos lácteos, y esto puede iniciar una cascada inflamatoria que se origina en el intestino, pero puede tener consecuencias de largo alcance”, dice Lamphere.

CONSEJOS PARA EMPEZAR UNA DIETA ANTI-INFLAMATORIA

Lamphere recomienda la dieta anti-inflamatoria para las personas con enfermedades inflamatorias así como para las personas sanas que buscan una dieta saludable. Éstos son sus consejos para incorporar la dieta anti-inflamatoria en su estilo de vida saludable.

1. Reducir la ingesta de grasas no saludables. Eliminar los aceites ricos en omega-6 (véase más arriba), así como la margarina, los alimentos fritos y las comidas que contienen grasas trans. Reduzca el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas.

2. Aumente el consumo de aceites monoinsaturados. Incluir más aceite de oliva virgen extra y ácidos grasos omega-3 que se encuentran en los pescados grasos, el aceite de pescado, las nueces y el aceite de nuez, la linaza y el aceite de linaza y el aceite de cáñamo y el cáñamo.

3. Eliminar los carbohidratos no saludables. Suprimir, azúcares y otros alimentos que poseen un alto índice glucémico.

4. Incluya muchas frutas y verduras. Los productos con alto contenido en antioxidantes son los mejores. Los arándanos, las fresas y las verduras de hojas verdes son excelentes opciones.

5. Coma más hierbas y especias anti-inflamatorias. Haga sus platos más saludables añadiendo jengibre, cúrcuma, pimienta, ajo y cebolla.

6. Eliminar los alimentos que causan sensibilidades. Evite los alimentos a los que sea intolerante o le provoquen sensibilidades y alergias. Si no está seguro de qué alimentos le están causando problemas, Lamphere recomienda realizar una dieta de eliminación.

7. Reducir el estrés. Aunque no esté relacionado con los alimentos, per se, reducir el estrés produce un efecto anti-inflamación. También hay una buena probabilidad de que una vez que empiece a comer alimentos anti-inflamatorios, usted se sienta mejor y sea capaz de hacer frente con mayor eficacia con el estrés diario, también.

Lo que comes puede afectar a cómo te sientes, especialmente si sufre de enfermedades inflamatorias. De una oportunidad a la dieta antiinflamatoria, no tiene nada que perder y sólo la salud y la curación que ganar.

¿Qué pasa en tu cuerpo si te tomas una Coca-Cola ahora mismo?

Qué pasa en tu cuerpo si te tomas una Coca-Cola ahora mismo

¿Alguna vez te has preguntado por qué Coca-Cola viene con una sonrisa? Debido a que te anima. Le quitaron la cocaína hace casi 100 años. ¿Por qué? Era redundante.

– En los primeros 10 minutos: 10 cucharaditas de azúcar golpean tu cuerpo. (el 100% de tu ingesta diaria recomendada.) No vomitas de inmediato con tanto dulce porque el ácido fosfórico corta el sabor.

– 20 minutos: Los picos de azúcar en la sangre causan una explosión de insulina. El hígado responde a esto convirtiendo todo el azúcar que puede en grasa. (Y en este momento en particular hay una gran cantidad).

– 40 minutos: la absorción de cafeína es completa. Tus pupilas se dilatan, tu presión sanguínea se eleva como respuesta, tu hígado deposita más azúcar en el torrente sanguíneo. Los receptores de adenosina en el cerebro están bloqueados, impidiendo la somnolencia.

– 45 minutos: Tu cuerpo sube la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cerebro. Por cierto, esta es la misma forma de actuar físicamente  que la heroína.

– 60 minutos: El ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc en tu intestino inferior, proporcionando un nuevo impulso en el metabolismo. Esto se ve agravado por las altas dosis de azúcar y los edulcorantes artificiales también aumentan la excreción urinaria de calcio.

– > 60 minutos: Las propiedades diuréticas de la cafeína entran en juego (lo que produce que tenga ganas de hacer pis). Evacuarás el calcio, el magnesio y el zinc que se dirigían a tus huesos así como el sodio, los electrolitos y el agua.

– 60 minutos: A medida que el delirio en tu interior se extingue,  comenzarás a tener un bajón de azúcar. Te puedes poner irritable y / o perezoso. También eliminas toda el agua que estaba en la Coca-Cola. Pero no antes de eliminar valiosos nutrientes que tu cuerpo podría haber usado para cosas como hidratarse, la formación de huesos y endurecer los dientes.

A todo esto seguirá un choque de cafeína en las próximas horas. (Tan pocas como dos si eres fumador.)

La Coca-Cola en sí no es el enemigo. Es la combinación dinámica de dosis masivas de azúcar combinadas con cafeína y ácido fosfórico, que se encuentran en casi todos los refrescos. ¡Moderación!.

Algoterapia: El nutriente del Mar en nuestro cuerpo

Algoterapia. El nutriente del Mar en nuestro cuerpo

Las algas son una fuente indiscutible de vida.

En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc entre otros. Nuestra piel, a través de los poros, absorbe estos concentrados que le proporcionarán innumerables elementos vitales para su salud y su belleza.

Las algas marinas por sus inmensas propiedades terapéuticas son unas de los elementos naturales más beneficiosos para nuestro organismo. Actualmente producen 50 a 70% del oxigeno de nuestro planeta.

Entre sus funciones principales destaca su gran poder de hidratación y la regulación iónica que producen junto al incremento de los intercambios metabólicos celulares. Además, los tratamientos de algoterapia activan todas las defensas naturales del organismo.

Siendo así antibióticas, antitumorales, antioxidantes, antivirales y retrasando el envejecimiento cutáneo.

Sus efectos van desde combatir la celulitis hasta la remineralización de la piel. Y es que sus propiedades hacen que tengan características adelgazantes al ayudar a eliminar grasas localizadas, eliminan toxinas y dejan la piel muy suave.

Por vía tópica, las algas tienen una gran afinidad con nuestra piel y a nivel interno, su gran contenido alimenticio le ha servido en bandeja el título de “alimento del futuro”. Las plantas marinas son genéticamente las formas de plantas más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y microelementos. Avances tecnológicos hacen posible, hoy en día, extraer de las algas ingredientes que contengan oligoelementos esenciales.

Tratamientos estéticos

Tratamientos estéticosEn el fondo del mar existen cerca de dos millones de especies vegetales y animales listas para ser utilizadas. Pero las más empleadas en cosmética son las algas por su capacidad para emulsionar las cremas sin añadir aceites, lo que permite texturas ligeras con una sensación de frescor añadida. Los extractos de algas aportan vitaminas, minerales y oligoelementos tan interesantes como el yodo o el magnesio. Gracias a los micronizados deshidratados de algas y las algas pardas criotrituradas o microestalladas es posible concentrar todas las propiedades del océano. Los talasocosméticos incorporan además de algas, lodos, arenas marinas y agua de mar.

A nivel dietético, hay que tener en cuenta su poder saciante y nutritivo a un tiempo. Se usan tanto en dietas adelgazantes como en emplastos o añadidas al agua de la bañera. Las algas intervienen en numerosos tratamientos de talasoterapia que ayudan a estimular la circulación y combatir la celulitis. La aplicación de algas con aducción de termoterapia por rayos infrarrojos tiene una acción sedativa sobre el dolor y de relajación sobre las contracciones musculares.

Los baños con algas resultan muy recomendables como activadores del metabolismo, estimulantes de la circulación y por su efecto sedante general. Se pueden beneficiar de sus resultados las pieles átonas, flácidas y edematosas, además son un tratamiento ideal en caso de celulitis u obesidad localizada. Su poder antidescongestivo también es destacable, así como sus propiedades desinfectantes. Su alto contenido en yodo, desempeña un papel muy importante en procesos de higiene epidérmica y contribuyen a la restauración de estados morfológicos y metabólicos anormales, tanto epicutáneos como cutáneos.

Principales Usos

Envoltura de algas: aplicación de una mezcla de algas calientes finamente cortadas y aplicadas en todo o una parte del cuerpo. Esta envoltura tiene un efecto relajante, anti-dolor y anti-inflamatorio, remineraliza el organismo (este absorbe muchos oligoelementos), permite eliminar las toxinas por sudoración, estimula la circulación linfática (Emplastoterapia).

Indicaciones: secuelas de traumatismos óseos y musculares, reumatismos, secuelas de poliomielitis, edemas, enfermedades de la piel, problemas de peso, celulitis, antiestrés.

Baño: las algas aportan al organismo sales minerales y oligoelementos muy concentrados

Dietas: las algas permiten combatir los estados de malnutrición y los desequilibrios alimentarios de toda clase. En forma de complementos alimenticios, aportan proteínas y aminoácidos que revitalizan nuestro organismo.

Terapia: las algas son una ayuda para luchar contra los retardos de crecimiento, los estados de fatiga, la convalecencia, los estados de desmineralización, los reumatismos crónicos, la constipación funcional, las sobrecarga ponderal y el envejecimiento prematuro.

Cosmética: las algas permiten la regularización de la fisiología de la piel, la prevención del envejecimiento prematuro cutáneo, el mantenimiento y embellecimiento de la cara, del cuerpo y del cabello.

Carta de Algas

El análisis de la composición de las algas revela la presencia de vitaminas, sales minerales, proteínas, fibras y pigmentos La concentración de oligoelementos en las algas marinas es diez veces superior a la de las plantas terrestres.

En función de su profundidad y, por tanto, de su color, se clasifican en cuatro grandes grupos:

Algas azules

Son microscópicas y unicelulares; entre ellas destaca la espirulina, que se halla en la superficie del mar. Esta especie, en forma de espiral, contiene más de 250 componentes distintos, si bien el 70% de ellos son proteínas. Además posee una amplia variedad de activos con los que es capaz de aportar hidratación y regeneración a la piel, así como de disminuir la producción de sebo y, por tanto, evitar la seborrea en el cuero cabelludo.

El extracto de las Cianofíceas posee una gran capacidad regeneradora de los fibroblastos, células fundamentales de la dermis. Los fibroblastos disminuyen la actividad metabólica de la piel, fabrica menos colágeno y elastina y las defensas cutáneas pierden eficacia dejando un campo perfecto para la actuación de los radicales libres.

Algas verdes

La ulva lactuca, claro ejemplo de alga verde que crece en la superficie del mar (en marea alta), es la que más fácilmente se puede manipular, por lo que se emplea en la mayoría de los productos cosméticos. Sus acciones se resumen en hidratante, relajante, antiestrés, dietética…

Algas pardas

Este tipo de algas contribuyen a frenar el proceso de envejecimiento. Son las más ricas en aminoácidos, vitaminas y minerales. Entre éstas, que se encuentran adosadas a las rocas, la más importante es el fucus vesiculosus, que interviene en la estimulación de los fibroblastos de las células responsables de la síntesis del colágeno de la piel. Debido a su contenido en yodo, estimula la tiroides y, por su riqueza en oligoelementos, refuerza el sistema vascular y combate las retenciones de líquidos.

Algas rojas

Viven en las mayores profundidades del mar como la delesseria sanguínea. Por su similar composición a la del líquido intercelular de la piel, esta especie se incorpora a los cosméticos con el fin de favorecer la regeneración de las células.

Algas Gigartina

Son extraídas del mar, de una profundidad de entre 15 y 30 metros. Estas algas son empleadas por los mejores SPA a nivel mundial en tratamientos de estrías, reafirmantes y reductores, humectantes, etc. Son ricas en minerales, proteínas y vitaminas, también contienen fósforo, magnesio, potasio, Yodo, calcio, y por tener mucha vitamina A, E y B12 es un antioxidante por excelencia.
No se aconseja su uso en casos de hipertiroidismo.

Fuente: estetica-natural.com