¿Pueden los cultivos orgánicos competir con la agricultura industrial?

Pueden los cultivos orgánicos competir con la agricultura industrial
Pueden los cultivos orgánicos competir con la agricultura industrial

Una revisión sistemática de más de 100 estudios que comparaban la agricultura ecológica y la convencional considera que los rendimientos de los cultivos de la agricultura orgánica son más altos de lo que se pensaba. El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Berkeley, California, también encontró que ciertas prácticas podrían reducir aún más la brecha de productividad entre los cultivos orgánicos y la agricultura convencional.

El estudio rebate la percepción de que la agricultura ecológica, al igual que ofrece una alternativa ambientalmente sostenible a la agricultura químicamente intensiva, no puede producir suficientes alimentos para satisfacer las necesidades mundiales.

En términos de comparación de la productividad entre las dos técnicas, el estudio deja las cosas claras en la comparación entre la agricultura orgánica y la convencional. Con la previsión de que las necesidades alimenticias mundiales aumenten considerablemente en los próximos 50 años, es fundamental mirar más de cerca a la agricultura ecológica, ya que, aparte de los impactos ambientales de la agricultura industrial, la capacidad de producir fertilizantes sintéticos para aumentar los rendimientos de los cultivos ha disminuido.

Los investigadores realizaron un meta-análisis de 115 estudios – un conjunto de datos tres veces mayor que los trabajos publicados anteriormente – que comparan la agricultura orgánica y convencional. Descubrieron que los rendimientos orgánicos son aproximadamente el 19,2 por ciento menores que los convencionales, una diferencia menor a la realizada en las estimaciones previas.

Teniendo en cuenta los métodos que optimicen la productividad de la agricultura orgánica se podría minimizar la diferencia de rendimiento. Destacaron específicamente dos prácticas agrícolas, el multi-cultivo (varias cosechas juntas en el mismo campo) y la rotación de cultivos, que reducirían sustancialmente la brecha de rendimiento entre lo orgánico y lo convencional.

Los investigadores sugieren que la agricultura ecológica puede ser una alternativa muy competitiva a la agricultura industrial en cuanto a la producción de alimentos.

“Es importante recordar que nuestro sistema agrícola actual produce más comida de la que se necesita para alimentar a todo el planeta”, dijo Kremen, director del estudio. “La erradicación del hambre mundial requiere aumentar el acceso a los alimentos, y no simplemente la producción. Además, el aumento de la proporción de la agricultura que utiliza métodos sostenibles, la agricultura ecológica, no es una opción, es una necesidad. No podemos seguir produciendo alimentos en el futuro sin cuidar de nuestro suelo, el agua y la biodiversidad “.

La asociación de cultivos o cómo las combinaciones de plantas benefician a su jardín

La asociación de cultivos o cómo las combinaciones de plantas benefician a su jardín
La asociación de cultivos o cómo las combinaciones de plantas benefician a su jardín

Los jardineros ecológicos saben que la asociación de cultivos, es decir, las combinaciones de ciertas plantas tienen poderes extraordinarios para ayudarse a crecer unas a otras.

Aunque la asociación de cultivos se ha venido utilizando desde hace mucho tiempo y existe una evidencia práctica de sus beneficios, lo cierto es que sólo desde hace relativamente pocas fechas se han empezado a estudiar científicamente  los motivos de estos beneficios.

Jardinería ecológica

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Jardineria-ecologica

Accesorios de jardinería biodegradables.

Para que sus plantas crezcan sanas y libres de sustancias químicas.

La combinación de determinadas plantas hace que se ayuden en su crecimiento mutuo, como por ejemplo atrayendo o repeliendo alguna de las plantas los insectos que pueden perjudicar a otras o cómo las plantas más altas protegen del sol a otras que son más sensibles.

Además la asociación de cultivos nos permite un aprovechamiento óptimo del espacio de nuestro jardín mediante la combinación de plantas que cubren el suelo con otras que crecen hacia arriba, de forma que un mismo espacio lo aprovechamos para tener dos tipos de plantas.

A continuación exponemos ciertos ejemplos de combinaciones de plantas beneficiosas para su jardín:

Cebollino: es muy beneficioso plantarlo junto a las manzanas, zanahorias, uvas, rosas y tomates, ya que mejora el sabor y el crecimiento de estas plantas, además de repeler a los pulgones y escarabajos.

Zanahorias: es ideal para combinar con col, cebolletas, patatas tempranas, puerros, lechugas, cebollas, guisantes, rábano, romero y ajenjo. Las cebollas, los puerros y el ajenjo repelen a la mosca de la zanahoria. Sin embargo, el eneldo retrasa su crecimiento.

Tomates: es recomendable plantarlos junto a espárragos, zanahorias, apio, pepino, cebolla, perejil, albahaca y pimienta. El cebollino y la menta mejoran el sabor de los tomates y los ayudan a crecer. Además la albahaca repele a las moscas y mosquitos.

Lechugas: se complementa muy bien con milenrama, repollo, remolacha, zanahorias, perifollo, pepinos, perejil, mejorana, caléndula, cebollas, guisante, rábano, fresa y zinnia. La milenrama ( achillea ), la coreopsis y la zinnia atraen a los polinizadores y ofrecen sombra a la lechuga.

Perejil: combina muy bien con los espárragos y los tomates, a los que mejora el sabor.

Manzanilla: una buena aliada para la col y las cebollas. Repele a las moscas y mosquitos y fortalece a las plantas vecinas.

Menta o hierbabuena: de excelentes beneficios si se planta junto a la col o los tomates, además es eficaz contra las plagas de la mariposa blanca de la col, hormigas y pulgas.

Ajo: esta planta es eficaz contra los pulgones, especialmente de las rosas y frambuesas, por lo es ideal plantarlos junto a ellas. Otras plantas con las que combina bien el ajo son la cereza, mora, melocotón, pera y romero. No se recomienda sembrarlo junto a la col, guisantes y fresas.

Este efecto de combinación de plantas ocurre de forma natural en la naturaleza. La flora y la fauna de los campos, prados, bosques, pantanos y desiertos, evolucionan para obtener un beneficio mutuo. Puede parecer que en la naturaleza prevalece la supervivencia del más apto, pero la verdad es que algunas especies prefieren crecer junto a otras, equilibrando sus diferencias y creando las condiciones ideales para la optimización de sus características únicas.