¿Cómo desintoxicar el cuerpo?

¿Cómo desintoxicar el cuerpo?

Cómo desintoxicar el cuerpo
Cómo desintoxicar el cuerpo

¿Por qué debemos desintoxicar el cuerpo?. Nuestro cuerpo necesita limpiarse interiormente con cierta frecuencia para poder regenerarse, asimilar mejor los alimentos y prevenir eficazmente las enfermedades.

Por ello, toda persona sana debería darle al organismo periódicamente un proceso de desintoxicación, sin esperar a que él mismo nos lo recuerde mediante síntomas como cansancio, palidez, ojeras, congestión, pesimismo o irritabilidad. Entre otras cosas también suele pasar…. nunca falta ese día cuando de repente nos damos cuenta de que lo que hemos consumido no ha sido más que una dieta abundante y alta en grasas. Otros efectos empiezan a sentirse en poco tiempo: diarrea, gastritis, dolor abdominal o de cabeza.

Cuando la persona se encuentra bajo una fuerte presión su organismo genera exceso de adrenalina, noradrenalina, cortisol y aldosterona, lo que ocasiona mayor ansiedad, insomnio, contracciones musculares, así como fatiga física y mental. Un ayuno sano para desintoxicar al cuerpo es recomendado por lo menos una vez al mes o cada quince días. No es solo un momento para eliminar sustancias tóxicas que el cuerpo ha acumulado, sino también es un pequeño período, el cual se puede aprovechar para ofrecer al cuerpo sustancias nutritivas para su salud.

Cuando se consumen comidas ricas en oligoelementos como el calcio, el magnesio, el yodo y el zinc se activa la producción de energía corporal y la de la hormona aldosterona que evita la retención de líquidos, que es uno de los efectos secundarios del estrés.

La razón de esto es proveer nutrientes a los órganos encargados de desechar sustancias del cuerpo como lo son los intestinos, riñones, hígado y la piel.

¿Cómo hacerlo?

Recomendaciones dietéticas para desintoxicar al cuerpo (siga estas recomendaciones por lo menos durante un día completo):

Tome bastante líquido. No solo para el proceso de desintoxicación, sino que debe ser un hábito que usted mantenga siempre. 8 vasos de 8 onzas al día de líquido es lo que el cuerpo necesita para funcionar óptimamente y eliminar las sustancias innecesarias.

Incluya frutas y vegetales frescos. Le ofrecen gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para la salud, donde las vitaminas hidrosolubles como las B y C son ideales para éstos procesos. Los antioxidantes naturales favorecen el flujo sanguíneo y aumentan la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. En este caso es preferible los jugos a base de ellos, ya que el proceso de digestión es más sencillo. Algunos de ellos:

• Manzana: contiene pectina, el cual es un gran desintoxicante
• Limón y zumo de frutas: altas en antioxidantes.
• Sandia: es un diurético natural
• Jugos de zanahoria, apio, tomate, espinaca y remolacha pueden combinarse para obtener preparar cócteles de jugos deliciosos. Contienen múltiples vitaminas y minerales como Vitamina A, Complejo vitamínico B, Vitamina C, entre otros.
• Consuma Yogurt light: excelente para el intestino y regeneración de la flora intestinal, es liviano y contiene probióticos.

Elimine el consumo de azúcar y sal. Su exceso afecta al organismo que está en estrés y el período de desintoxicación es mejor si no se consumen. La retención de agua o edema persistente puede ser un indicador de enfermedades cardiovasculares, problemas de hígado, vejiga o riñón e inclusive puede derivarse de alguna alergia.

Consuma pocas harinas o cereales integrales. La fibra que estos contienen acelera el proceso digestivo. Modere las cantidades.

Evite el tomar estimulantes como el café, té o alcohol.

Al terminar su período de desintoxicación es muy importante que tome las siguientes recomendaciones:

No trate de reponer lo que no ha comido en una sentada

Introduzca los alimentos poco a poco de nuevo

Evite incluir alimentos altos en grasa y/o azúcar los días consecutivos. No disminuya su consumo de líquidos

Recomendaciones para seguir una dieta ligera

1. Tome suficiente líquido.

2. Incluya suficientes frutas y vegetales. Por lo menos 5 porciones distribuidas a lo largo del día.

3. Consuma más pescado. El pescado contiene ácidos grasos omega-3, los cuales son muy beneficiosos para la salud y ayuda al proceso de limpieza.

4. No use aceite para freír los alimentos. Es mejor el agua o aceite en aerosol. Es una manera más saludable y económica de alimentarse. Si es posible utilice aceite de oliva, sólo en el plato ya listo, para que mida la cantidad a emplear.

5. Preferir las comidas asadas y hervidas antes que las preparaciones en salsa.

6. Cocinar los caldos y guisos con anticipación para facilitar la eliminación de la grasa al enfriarse.

7. Mastique cada bocado durante 30 a 60 segundos, como mínimo. Recuerde que una buena digestión comienza en la boca.

8. Si sobra comida, guardarla inmediatamente en el refrigerador. Es la mejor forma de evitar la tentación de estar “picando”.

9. Evitar el vino y las bebidas alcohólicas. Otorgan un nivel calórico alto, incluso mayor que las grasas.

10. Siempre procura usar platos pequeños, de forma que las raciones te parezcan abundantes.

11. Procure consumir poca sal y azúcar en sus alimentos. Evite los productos procesados ya que contienen mucho sodio y cuando hay estrés, puede favorecer la retención de líquidos.

12. Actividad física. El ejercicio físico junto a una alimentación saludable y balanceada son la llave mágica a la puerta de su salud física y mental.

Los alimentos que ayudan a limpiar y desintoxicar el organismo

El hígado necesita ciertos alimentos para realizar adecuadamente su función de eliminación de sustancias tóxicas ingeridas con la alimentación, fármacos, alcohol, etc. Además, el aumento del flujo de la bilis es una parte importante en este proceso porque la bilis transporta las toxinas solubles en grasa almacenadas para que sean excretará con las heces.

Entre los signos de un flujo biliar pobre se encuentran el estreñimiento agravado por suplementos de fibra, flatulencia, piel y pelo secos, indigestión una o dos horas después de comer, indigestión después de comer alimentos grasos, y heces pequeñas y duras.

Cardo mariano (Sylibum marianum). Esta hierba tiene diversos efectos positivos en el hígado. Es un antioxidante, ayuda a la regeneración de la célula del hígado, y se utiliza después de la exposición a agentes contaminante químicos e industriales o a los efectos nocivos del exceso de alcohol o del consumo de grasas. Consiga Silimarina aqui

Alcachofas. Contienen unos compuestos que aumentan el flujo de bilis y ayudan a digerir las grasas.

Colina y metionina. Conocidos como factores lipotrópicos, los suplementos de colina y metionina ayudan a regular el metabolismo de las grasas y a aumentar flujo de bilis.

Vitamina C. Es una vitamina hidrosoluble que ayuda en la detoxicación. La vitamina C es un antioxidante y ayuda también a arducir algunos de los efectos secundarios de la detoxicación, como dolores de cabeza y náuseas.

Multivitaminas. Elige un suplemento multivitamínico que contenga selenio, molibdeno, y zinc.

Remolacha. Las remolachas contienen un alcaloide llamado betaina, que promueve la regeneración de las células del hígado y el flujo de la bilis. También tiene un efecto beneficioso en el metabolismo de las grasas.

Brócoli. El brócoli y otros miembros de la familia brassica (col, coliflor, coles de Bruselas, col rizada) ayudan a las enzimas hepáticas en el proceso de detoxificación.

Cebolla y ajo. Ambos son ricos en compuestos de azufre, implicado en la sulfatación, que es el camino principal de detoxificación para los productos químicos ambientales y ciertos fármacos y aditivos alimenticios. Ayudan en la eliminación de metales pesados dañinos para el organismo

Frutas y verduras. Proporcionan vitamina C y glutatión, que son esenciales para la detoxificación.

Proteínas. El hígado necesita proteínas para llevar a cabo la detoxificación. Habas, frutos secos, semillas, quinoa. Algunas personas pueden preferir comer pescado con moderación.

Raíz de diente de león. Aumenta el flujo de bilis. Puede tomarse en forma de té.

Suplementación recomendada: Shilajit, Cardo mariano, Cocu, Aloe bebible.

Fuente: alimentacion-sana.org

Beneficios de desintoxicar nuestro cuerpo

Beneficios de desintoxicar nuestro cuerpo

Beneficios de desintoxicar nuestro cuerpo
Beneficios de desintoxicar nuestro cuerpo

Desintoxicar nuestro cuerpo es un proceso que está destinado a limpiar y nutrir el cuerpo mediante la eliminación de toxinas y la reposición de los nutrientes perdidos, por lo que produce innumerables beneficios para nuestra salud.

Desintoxicar el cuerpo consiste en la eliminación de las impurezas de la sangre a través del hígado ( ver Siete alimentos para limpiar el hígado de forma natural ), los riñones, los intestinos, los pulmones y la piel..

La desintoxicación nos aporta los siguientes beneficios:

Prevenir las enfermedades crónicas. Las toxinas ambientales son responsables de muchos tipos de cáncer, enfermedades neurológicas, enfermedades del corazón, y derrames cerebrales, entre otras enfermedades. Nuestros cuerpos tienen una función integrada de desintoxicación para hacer frente a estos peligros, pero esos sistemas se sobrecargan constantemente- La desintoxicación ayuda y mejora lo que nuestros cuerpos están tratando de hacer naturalmente.

Mejora las funciones del Sistema Inmunológico. Las toxinas y los productos químicos se almacenan en el sistema inmunológico y éste disminuye su capacidad de funcionar adecuadamente. A esto se le añade la energía extra necesaria en los procesos de eliminación, que hace que nuestro sistema inmunológico se debilite. Realizar una desintoxicación de forma regular es una de las mejores formas para fortalecer el sistema inmunológico y combatir las infecciones.

Ralentiza el envejecimiento prematuro. La desintoxicación libera al cuerpo de los radicales libres y metales pesados ​​parcialmente responsables del envejecimiento. Desintoxicar el cuerpo aumenta la absorción de nutrientes, incluyendo vitaminas y antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo responsable del envejecimiento.

Mejora el estado de nuestra piel. Desintoxicar el cuerpo produce beneficios antioxidantes para la salud de la piel, ya que ayuda a protegerla de los daños ambientales y del envejecimiento prematuro.

Facilita la pérdida de peso. Las toxinas afectan a la capacidad natural del cuerpo para quemar grasas, lo que lleva a un aumento de peso. Diabetes, enfermedades del corazón y la presión arterial alta están directamente relacionadas con los problemas de peso. La desintoxicación libera al cuerpo de las toxinas almacenadas en las células grasas y aumenta el metabolismo.

Cuando el cuerpo se sobrecarga con  toxinas y  alimentos poco saludables, nuestros sistemas no funcionan tan bien como deberían y enfermamos, de ahí la importancia de desintoxicar nuestro cuerpo.

Alimentos que ayudan a desintoxicar y rejuvenecer nuestro cuerpo

Alimentos que ayudan a desintoxicar y rejuvenecer nuestro cuerpo

Alimentos que ayudan a desintoxicar y rejuvenecer nuestro cuerpo
Alimentos que ayudan a desintoxicar y rejuvenecer nuestro cuerpo

Existen ciertos alimentos, que por sus propiedades, nos ayudan a desintoxicar y rejuvenecer nuestro cuerpo. Compuestos como la vitamina C o el resveratrol están relacionados con la mejora en la eliminación de compuestos tóxicos para nuestro cuerpo o el mejor funcionamiento de nuestras células, por lo que cumplen una función importante cuando hablamos de desintoxicar y mantener nuestro cuerpo sano.

Alimentos ricos en vitamina C: la vitamina C es una de las mejores vitaminas para desintoxicar el cuerpo. Los alimentos ricos en esta vitamina como las naranjas y los limones son ideales por su fácil disponibilidad y preparación. Puede probar tomar un vaso de agua por las mañanas con el zumo de un limón ( ver: Beneficios de tomar agua de limón ).

Uvas: las uvas son frutas ricas en resveratrol, compuesto relacionado en varios estudios internacionales con la protección de las células de los seres vivos, de forma que las mantiene más sanas y de esta manera pueden prolongar su actividad en el tiempo ayudándonos a “rejuvenecer”.

Verduras y hortalizas frescas de temporada: la clorofila presente en estos alimentos desinfecta el aparato digestivo y ayuda en la producción de células nuevas y sanas. Las verduras también estimulan el hígado, de forma que produzca los niveles ideales de enzimas necesarias para desintoxicar nuestro cuerpo. Algunas verduras recomendadas por sus propiedades desintoxicantes son la col, la col rizada, el ajo, la cebolla y el brócoli.

El alga Chlorella: cada día son más los expertos que consideran esta alga como un alimentos indispensable en la desintoxicación del cuerpo debido a su alto contenido en proteínas, vitaminas, minerales y clorofila. Además el alga Chlorella posee propiedades que estimulan el crecimiento y la regeneración celular, por lo que su consumo es ideal para los niños en edad de crecimiento y para los adultos, ya que ralentiza el proceso de envejecimiento contribuyendo así a rejuvenecer nuestras células.

Agua: el agua transporta los nutrientes a las células, ayuda en la digestión y en la eliminación de los desechos del cuerpo y mantiene los riñones sanos. Se recomienda beber al menos dos litros de agua al día.

La desintoxicación y rejuvenecimiento de nuestro cuerpo no es un proceso instantáneo, por lo que necesitamos paciencia y constancia, pero el resultado lo agradecerá vuestro cuerpo.

Plantas para desintoxicar y limpiar el hígado

Plantas para desintoxicar y limpiar el hígado

Plantas para desintoxicar y limpiar el hígado
Plantas para desintoxicar y limpiar el hígado

El hígado es el órgano más importante cuando hablamos de desintoxicar nuestro cuerpo. La salud y el buen funcionamiento de nuestro cuerpo depende en gran medida de una buena salud de nuestro hígado, ya que es un órgano esencial, junto con los riñones, para eliminar las toxinas y otros compuestos contaminantes.

Mantener el hígado sano es crucial, y existen determinadas plantas que pueden ayudarnos a desintoxicar y limpiar este órgano vital de nuestro cuerpo.

Cardo Mariano (Silybum marianum): considerada como una de las plantas idóneas para mantener un hígado sano y estimular las funciones hepáticas. La silimarina es un principio activo presente en el Cardo Mariano y se caracteriza por sus propiedades protectoras del hígado además de estimular la regeneración de las células hepáticas. La silimarina bloquea la absorción de toxinas por parte de las células del hígado y estimula su eliminación.

Raíz de diente de león (Taraxacum officinale): esta planta silvestre comestible estimula la secreción de bilis, las funciones hepáticas y acelera la eliminación de las toxinas, por lo que es una gran aliada para nuestro hígado.

Alcachofa (Cynara scolymus): la alcachofa posee propiedades muy similares a las del diente de león, estimulando el flujo de bilis desde el hígado a la vesícula, donde las toxinas se eliminan.

Cúrcuma (Curcuma longa): existen estudios que demuestran que la cúrcuma potencia la producción de enzimas claves en la desintoxicación del hígado. Además esta planta produce efectos antiinflamatorios en el hígado.La cúrcuma no es de fácil absorción para el organismo humano, sin embargo, dicha absorción mejora considerablemente si se ingiere con pimienta negra.

Astrágalo (Astragalus membranaceus): planta con propiedades antioxidantes, antivirales, refuerza el sistema inmune y protege el daño hepático inducido químicamente y estimula las funciones hepáticas.

Además de estas plantas beneficiosas para desintoxicar y limpiar el hígado, podemos complementar su uso con alimentos para limpiar el hígado de forma natural.

Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas

Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas

Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas
Métodos naturales para desintoxicar y limpiar tu cuerpo de toxinas

Con la gran cantidad de toxinas a las que estamos expuestos en la sociedad moderna, estamos frente a una carga cada vez mayor de sustancias no naturales que invaden nuestro cuerpo, de pesticidas, herbicidas y fungicidas que contaminan el aire y el agua, mercurio, arsénico y otros metales pesados ​​en nuestra comida, y la lista continúa. Nuestras actuales condiciones de vida insalubres piden que tomemos  unas pocas medidas radicales correctivas, si nuestro objetivo es mantener un nivel de estilo de vida saludable. Una de esas medidas correctivas es participar en una desintoxicación holística.

La siguiente es una lista de varias recomendaciones para reducir eficazmente los niveles de toxinas en el cuerpo, que se pueden hacer combinándolas de cualquier forma para lograr una mayor eficacia. Para obtener resultados óptimos, deberían aplicarse de forma regular o estacional, y como mínimo una vez al año.

Incluir en tu dieta verduras, hierbas y algas.

El cilantro, el perejil, la alfalfa, y un alga azul-verde, la chlorella, son tres químicos muy potentes que eliminan los metales pesados. Las verduras verdes y las hierbas alcalinizan y purifican la sangre, lo que hace más fácil para el cuerpo el deshacerse de los desechos con menos incomodidad o “crisis curativa” (cuando la eliminación de residuos tóxicos provoca una reacción enfermiza). Puede consumirlas en zumos o incluirlas en ensaladas.

Ayuna con agua de limón, pimienta de cayena y jarabe de arce.

Este es un método radical, pero muy eficaz de dar a su sistema digestivo un descanso muy necesario de la ingesta constante de alimentos. Un período de 3 a 7 días, 3 a 4 veces al año es una estrategia suficiente y proactiva. Beba tanto como se desee durante todo el día.

Por supuesto, el agua de limón tomada en cualquier momento tiene grandes beneficios.

Dieta de zumos. Un método muy saludable.

Dedicar de 3 a 14 días consumiendo sólo zumos de frutas y verduras frescas y ecológicas. Col, apio, pepino, remolacha, zanahoria, lechuga, jengibre y limón son todas excelentes opciones para neutralizar la acidez en el cuerpo, aumentando nuestros niveles de nutrientes y limpiando nuestro cuerpo de sustancias no deseadas. Consume zumos naturales y recién hechos, y no los compres embotellados de los supermercados.

Zumos ecológicos

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Zumos-ecologicos

Zumos de frutas ecológicas.
Sabor, color y textura.

Dieta de alto contenido en agua.

Prueba esto: Comer sólo fruta y / o zumo de verduras para el desayuno, y tanto como se desee. De nuevo para el almuerzo tienen fruta y zumo tanto como se desee, seguido por una gran ensalada sin lácteos. Para la cena, comer más fruta si es posible, seguida de otra gran ensalada de verduras. Alimentos más pesados, como la carne, productos lácteos, alubias, e incluso la mayoría de los granos ralentizarán o incluso detendrán el proceso de desintoxicación, por lo que debes ser conservador con estos alimentos si realmente quieres experimentar resultados.

Suda.

Desintoxicar tu cuerpo de forma natural a través del sudor es muy importante. A través de cantidades moderadas de ejercicio cardiovascular, los residuos se eliminan a través de los poros de la piel. Suda por lo menos quince minutos cada día. Incluso se puede seguir con un desintoxicante cepillado de la piel de los pies a la cabeza con un cepillo de cerdas de jabalí para eliminar las células muertas de la piel que obstruyen los poros.

Duerme lo suficiente.

Dormir hace que tu cuerpo entre en un estado de limpieza y regeneración. Sin un sueño adecuado y suficiente, los órganos de desintoxicación no reciben la recarga completa que necesitan para funcionar a niveles óptimos. Trate de dormir de 7 a 9 horas cada noche en un ambiente oscuro y silencioso para obtener resultados óptimos.

Además de aplicar estos pasos para la desintoxicación de los alimentos y sustancias peligrosas ambientales, es importante acordarse de hidratar y limpiar el cuerpo bebiendo al menos dos litros de agua al día.

Debemos ser cautos y conscientes en nuestro estilo de vida diario. Consumir alimentos naturales, seguros, y ricos en nutrientes, así como la limpiar, hidratar y desintoxicar el cuerpo son la base de un equilibrio químico adecuado. Una mayor conciencia de nuestros ambientes internos y externos es clave. Es mucho más fácil prevenir la intoxicación y mantener un cuerpo saludable que tratar de limpiar el daño que ya se ha hecho.