Nuevas ideas para evitar el desperdicio de alimentos. El fin de la basura orgánica

Nuevas ideas para evitar el desperdicio de alimentos. El fin de la basura orgánica
Nuevas ideas para evitar el desperdicio de alimentos. El fin de la basura orgánica

Estamos asistiendo al nacimiento de nuevas ideas para evitar el desperdicio de alimentos y poner fin a la basura orgánica.

El desperdicio de alimentos está relacionado esencialmente con malos hábitos de compra y consumo, así como por una inadecuada gestión y manipulación de los mismos. El desperdicio de alimentos normalmente se puede evitar.

Estudios realizados por Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), revelan que el desperdicio global anual asciende a 1.3 millones de toneladas, lo que equivale a un tercio de la producción total de alimentos.

Este gran volumen de desperdicio de alimentos se traduce en un desperdicio de recursos y dinero para su procesamiento y un daño irreparable al medio ambiente.

Más preocupante es el hecho de que millones de familias en el mundo estén pasando hambre mientras toneladas de alimentos se descomponen en los vertederos.

En los Estados Unidos, país donde el 40 por ciento de los alimentos que se producen nunca llegan a consumirse, están surgiendo iniciativas mediante la aprobación de leyes de reciclaje y de prohibición de desperdicios de alimentos. Los estados pioneros en estas políticas son los de Vermont, Massachusetts, Ohio y California con prácticas de aplicación progresiva como las siguientes:

Ideas para evitar el desperdicio de alimentos

Prohibición a las grandes empresas de depositar residuos orgánicos

Medida dirigida en un principio a las grandes empresas de alimentación, para ir extendiéndola gradualmente a las pequeñas empresas y finalmente a los ciudadanos.

En lugar de tirar la comida, las empresas pueden donarla a grupos que sirven comidas a las personas necesitadas. Gracias a esta medida, el Vermont Foodbank ( banco de alimentos de Vermont ) ha duplicado en un año el número de donaciones recibidas.

Para los alimentos que no pueden ser donados, el estado ha dotado las infraestructuras necesarias para aumentar el procesamiento sostenible, incluido el compostaje.

Cooperación entre agricultores y bancos de alimentos

En los estados de Ohio y California, existen programas de compra del excedente de las cosechas o de incentivos fiscales para los agricultores que entreguen sus excedentes a los bancos de alimentos. Con estos programas se consigue dar un impulso económico a los agricultores locales y se obtienen alimentos frescos y saludables para las familias necesitadas.

Asistencia técnica para disminuir los residuos

Gran parte del éxito de la ley de prohibición de residuos de alimentos en el estado de Massachusetts, se debe a la inversión simultánea en la asistencia técnica para ayudar a los generadores de residuos, los procesadores y los municipios para reducir este tipo de residuos.