Amandín bebidas vegetales de Teff, Espelta, Chufa, Arroz…Bebe salud

Amandín bebidas vegetales de Teff, Espelta, Chufa, Arroz…Bebe salud

Amandín bebidas vegetales de Teff, Espelta, Chufa, Arroz...Bebe salud
Amandín bebidas vegetales de Teff, Espelta, Chufa, Arroz…Bebe salud

Las bebidas vegetales son alimentos que proceden de una fuente vegetal, tienen un aspecto similar a la leche de origen animal pero no son un producto lácteo, aunque popularmente se las denomine como tales: leche de soja, leche de almendra….. Se elaboran a partir de ciertas variedades de frutos secos, cereales y semillas mezcladas con agua y, a veces, con otros ingredientes para mejorar su sabor y valor nutricional.

¿Qué beneficios nos aportan las bebidas vegetales?

Evidentemente, dada la gran variedad de bebidas vegetales, cada una de ellas tiene sus propiedades y nos aportan una serie de beneficios en función de la fuente vegetal de la que procede. Veamos algunas de ellas

Bebidas vegetales de Teff

Teff
Teff

El Teff es un cereal milenario que no contiene gluten, posee unas excepcionales propiedades nutricionales y entre sus características destacaremos que es rico en fibra alimentaria y hierro, además de proteínas, calcio y contiene los ocho aminoácidos esenciales.

Su sabor es suave y posee propiedades espesantes, por lo que es un buen sustituto de la harina de trigo en todo tipo de recetas. Prueba la  Bebida de Teff ecológica Amandín.

Bebidas vegetales de Espelta

Espelta
Espelta

La espelta es un cereal que se ha puesto de moda en los últimos años gracias a los beneficios que proporciona: es una gran fuerte de energía, favorece la digestión, mejora el estado general de la piel y, gracias a sus nutrientes, repara los tejidos del organismo. Para el desayuno o la merienda Bebida de Espelta Amandín.

Bebidas vegetales de Chufa

Chufas
Chufas

¿Quién no conoce la horchata de chufa valenciana?. Además de su conocido sabor y propiedades refrescantes para los días calurosos, la horchata de chufa es una bebida energética y nutritiva, que por su alto contenido en ácido oleico ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos. En invierno también puede tomarse fría o caliente con café, cacao, malta, cereales…

Bebidas vegetales de arroz

Bebidas vegetales de arroz
Bebidas vegetales de arroz

Las bebidas vegetales de arroz contienen más carbohidratos que la leche de vaca, además de no contener lactosa y ser bajas en colesterol. Sin embargo tienen menos proteínas y calcio que la leche de vaca, por lo que se suelen enriquecer o mezclar con otros cereales o frutas.

Bebidas vegetales de Avena

Avena
Avena

Las bebidas hechas con avena tienen un sabor suave y ligeramente dulce. Respecto a sus propiedades, son ricas en vitaminas, minerales y en calcio, sorprendentemente, aunque no contiene lactosa, la bebida de avena contiene el mismo calcio que la leche de vaca entera, unos 120 mg por cada 100 ml.

Existen otros tipos como la soja, almendras, bebida de kamut……Consulta nuestra sección de bebidas vegetales

 

Descárgate nuestra App de noticias ecológicas gratis.

Descárgate nuestra App de noticias ecológicas gratis.

App social

Con el fin de que podáis estar al día de las noticias ecológicas de nuestro blog de una forma más cómoda, ponemos a vuestra disposición nuestra nueva App de noticias ecológicas de forma totalmente gratuita.

Podéis utilizarla en todo tipo de dispositivos móviles: teléfonos, tablets, iPads y smartphones.

Tan sólo tenéis que acceder a la página: pecologicos.mobapp.at

Otra opción es hacerlo a través del siguiente código QR:

Código QR App Productos Ecológicos
Código QR App Productos Ecológicos

También tenéis la opción de ver nuestra página de Facebook desde la misma App, desde donde podréis compartir, dar a “me gusta” y hacer comentarios sin necesidad de salir de la aplicación.

Esperamos que este nuevo servicio que ponemos a vuestra disposición sea de vuestro agrado, aceptando cualquier sugerencia que queráis hacernos.

Un saludo y ¡¡Felices Fiestas!! a tod@s.

Mujeres ecológicas que destacan por su valentía y coraje

Mujeres ecológicas que destacan por su valentía y coraje

Mujeres ecológicas que destacan por su valentía y coraje
Mujeres ecológicas que destacan por su valentía y coraje

El amor por la naturaleza, el medio ambiente y los animales logra calar tan hondo en algunas personas, que dedican todos sus esfuerzos a realizar actividades tendentes a defender sus derechos, y a concienciar al resto sobre la necesidad urgente que existe de cuidar el planeta, porque más allá de una moda, su lucha se transforma en un objetivo de vida sumamente profundo en cuanto a su disciplina.

Por eso, estas personas no se conforman con realizar una actividad individual, sino que buscan pertenecer a organizaciones para darle a su causa un peso social que impacte, como es el caso de la joven chilena activista de AnimaNaturalis Internacional, Daniela Romero Waldhorn, quien ha participado en una serie de manifestaciones en distintos paises, incluido España, lugar en el que ahora reside.

“Me gusta pensar que si una actividad en defensa de los animales sirvió para que alguien reflexione sobre el trato que le damos a estos seres o para hacer la conexión entre nuestros hábitos y el sufrimiento innecesario de animales que hay detrás, ha valido la pena, y yo me doy por satisfecha”, señala.

Porque a tal punto llega su compromiso, que incluso se ha desnudado para apoyar la campaña “Sin Piel” que se realizó en Barcelona, con el propósito de concienciar al público que no hay nada elegante en usar pieles de animales, sino que se trata de un acto de gran crueldad y egoísmo.
“Estoy dispuesta a hacer lo que sea necesario, y que sea coherente con la no violencia que promovemos, para que los derechos básicos de los animales -la vida, la libertad, y la no tortura- sean respetados”.

Idea que comparte la portavoz de la unión vegetariana y vegana de Antofagasta, Karina Zuleta Molina, quien vivió su primera marcha en el año 2003, cuando tenía sólo 14 años, frente a un local de comida basura.

“Me acuerdo que falté a clases para ir, grité harto, repartí papeles informativos con alusión al tema del vegetarianismo, la contaminación que produce ese restaurante, la explotación a sus trabajadores y otras cosas más. En ese entonces ya era vegetariana, así que sentía que era hora de expresarme y difundir conciencia”.

Y de ahí en adelante no se ha detenido, porque está dispuesta a llegar muy lejos para lograr su objetivo: “La gente es demasiado egoísta, solo piensan en ellos, todo lo desechan, todo hoy en día es plástico, poco durable y es por eso que a una la encuentran prácticamente loca. Mis padres siempre me dicen que todos los extremos son malos y siempre trato de ser lo mas mesurada posible”, declara.

Fuente: Diarioecologia.com

Cómo cultivar lechugas ecológicas

Cómo cultivar lechugas ecológicas

Cómo cultivar lechugas ecológicas

Es una lástima que mucha gente asocie la palabra “lechuga” con la aburrida ‘Iceberg’. El mundo de las lechugas está lleno de color, textura y sabor. Cultivar lechuga ecológica es una delicia. Se puede cosechar cada vez que tenga un antojo de una ensalada fresca y crujiente, y las combinaciones de colores y sabores que se pueden disfrutar sólo están limitadas por tu imaginación.

Tipos de lechuga

Hay cinco tipos principales de lechuga:

Lechuga repollo ( Crisphead )
Generalmente estos son los tipos de lechugas más difíciles de cultivar, sobre todo debido a que requieren una larga temporada, fresco para madurar, y la mayoría de nosotros simplemente no tienen esas condiciones en sus jardines. Las variedades crisphead están listas para cosechar aproximadamente 95 días después de la siembra.

Romana
Las lechugas romanas, también requieren una temporada de frío bastante larga, 70 a 75 días hasta la cosecha. Los jardineros en las zonas con estaciones frías muy cortas deberían comenzar las semillas dentro. Sin embargo, las lechugas romanas tienen una clara ventaja sobre las lechugas crispheads en  que se pueden cosechar las hojas exteriores de la cabeza a medida que continúa creciendo en el jardín.

Mantecosa
La lechuga mantecosa más conocida es la Boston Bibb. Estas lechugas son conocidas por su textura muy suave (mantequilla). De cabezas sueltas, se pueden recolectar a los 55 a 75 días después de la siembra.

Batavia
Las lechugas batavias son probablemente la variedad menos conocida. Pueden ser sembradas y cosechadas, como lechugas de hojas sueltas. Las Batavias están listas para la recolección a los 55 a 60 días después de la siembra.

Hojas sueltas
Las lechugas de hojas sueltas son más fáciles de cultivar. Pueden ser fácilmente sembradas y cosechadas en unas pocas semanas como sabrosas lechugas baby. Las lechugas de hojas sueltas se cosechan cortando las hojas de la planta. Las hojas vuelven a salir, y, siempre y cuando se siembre semillas cada dos o tres semanas, le proporcionarán  lechugas para un montón de ensaladas.

Selección de un sitio para cultivar sus lechugas

Las lechugas son fáciles de cultivar, y más aún si se les da las condiciones que necesitan. Las lechugas requieren por lo menos 6 horas de sol al día. Si usted vive en un clima muy cálido, o si disfruta de veranos en los que las temperaturas alcanzan con frecuencia temperaturas altas, trate de colocar sus lechugas en un sitio que esté protegido de sol de la tarde. Esto puede mantener a raya la floración que se desencadena por un clima cálido.

Las lechugas también necesitan una buena tierra suelta y rica para crecer bien. La tierra enriquecida con compost o estiércol descompuesto es ideal. Los suelos con mucha materia orgánica retienen mejor la humedad, que es muy importante en el mantenimiento de estos vegetales de raíces poco profundas.

Si usted tiene un suelo pobre en su jardín, y quiere estar seguro de un cultivo de lechuga decente, considere sembrar las lechugas en un macetero. Cualquier recipiente o contenedor que tenga por lo menos diez centímetros de profundidad será suficiente.

La siembra

La lechuga se puede cultivar a partir de semillas, ya sea en interiores o directamente en el jardín. Usted también puede comprar los trasplantes en el vivero. Si es posible trate de comprar semillas ecológicas.

Para plantar semillas en el interior:

Las semillas de la lechuga se deben plantar ocho semanas antes de la fecha de la última helada. El suelo debe mantenerse frío, por debajo de los 30 grados centígrados. Asegúrese de darles mucha luz, ya sea colocándolas en una ventana soleada o bajo las luces. Pueden ser plantadas después de la fecha de la última helada.

Para plantar las semillas al aire libre:

La lechuga puede ser fácilmente sembrada en el jardín, siempre y cuando terminado las últimas heladas y el suelo esté bastante fresco. Las lechugas, por lo general, no van a germinar si la temperatura del suelo es de más de 34 grados. Basta con sembrar la semilla en hileras o bloques, siguiendo las instrucciones del paquete de semillas. Usted probablemente tendrá que diluir las plántulas que crezcan que se pueden utilizar en una ensalada. Para una cosecha continua, sembrar más semillas cada dos semanas durante la temporada.

Para hacer trasplantes:

Si usted compra las plantas, o han sembrado las suyas propias en el interior, se pueden plantar después de que el peligro de las heladas haya pasado. Para plantarlas, sólo tiene que cavar un hoyo tan profundo como el cepellón y el doble de ancho, coloque la planta en el hoyo con la corona de la planta a nivel del suelo y presione suavemente la tierra alrededor del cepellón. Regar para compactar el suelo y eliminar las bolsas de aire. En general, las lechugas deben tener una separación de 30 centímetros de distancia, y lechugas de hojas sueltas separadas a 15 centímetros de distancia.

Para que sus Lechugas crezcan

Agua

El factor más importante para tener éxito con las lechugas es cumplir con sus requerimientos de humedad. Debido a que las lechugas son de raíces superficiales y compuestas principalmente de agua (casi el 95% de agua, en realidad), no van a crecer si dejas que la tierra se seque. Las raíces de las lechugas residen en los primeros siete a diez centímetros de la tierra. Si metes el dedo en el suelo y los primeros dos centímetros están secos, necesita agua. Esto puede requerir regar varias veces por semana en un clima caliente y seco.

Fertilización

La fertilización es también importante. Si usted cultiva en un suelo lleno de materia orgánica, puede que no necesite fertilizar. Sin embargo, mantener sus lechugas con un fertilizante rico en nitrógeno, mantendrá sus plantas en óptimas condiciones y producirán con regularidad. La emulsión de pescado es un fertilizante orgánico  ideal para las lechugas. Aplicar la emulsión de pescado, la mitad de la dosis recomendada cada dos semanas. Lo mejor es aplicar la emulsión de pescado diluida directamente en el suelo. Se puede utilizar como una aplicación foliar también, pero asegúrese de lavar la lechuga muy muy bien antes de comerla.

Mantillo

Como con cualquier cosa en el jardín, las lechugas se benefician de una buena capa de mantillo. Instale una capa de cinco a siete centímetros de abono ecológico, como astillas de madera, paja, hojas o recortes de césped alrededor de la lechuga, asegurándose de dejar un pequeño espacio alrededor de la planta para evitar la putrefacción. Esta capa de mantillo ayudará a retener la humedad, mantener el suelo fresco y reducir la cantidad de escarda que tiene que hacer, y mantener la lechuga limpia mediante la prevención de las salpicaduras de tierra cuando las riegue.

Plagas

Las lechugas sufren pocas plagas y enfermedades. Las babosas son su principal enemigo, y para combatirlas se puede poner un plato de cerveza para atraparlas o se pueden rociar cáscaras de huevo trituradas alrededor de sus plantas. Las cáscaras afiladas hieren los vientres de las babosas cuando se deslizan a través de ellas, y las mata.

Los pulgones también pueden ser un problema. Si es así, trate de derribarlos con un chorro de agua de la manguera o intente un aerosol casero para deshacerse de ellos. Las orugas también puede ser un problema, y ​​la mejor manera de protegerse contra ellas es instalar un collar hecho de papel grueso o cartón alrededor de la base de las plántulas de lechuga recién plantadas.

La lechuga es fácil de cultivar, siempre y cuando cumpla con los requisitos básicos. Y los beneficios de hacerlo bien vale la pena: ser capaz de recoger esas deliciosas  lechugas ecológicas de su propia cosecha, unos minutos antes de consumirlas minutos sabrosos, es un lujo que usted agradecerá.

PLANTAS MEDICINALES. Exigimos que sean ecológicas.

PLANTAS MEDICINALES. Exigimos que sean ecológicas.

Plantas medicinales ecológicas
Si queremos mantener el equilibrio de nuestra salud utilizando plantas medicinales, éstas deben ser ecológicas.

PLANTAS MEDICINALES. EXIGIMOS QUE SEAN ECOLÓGICAS

El retorno a las plantas medicinales como terapia curativa sigue siendo un hecho en nuestro país y, más todavía, en países como Francia, Bélgica, Dinamarca… Pero no todas las plantas medicinales son biológicas. Son las que más garantizan unos principios activos que pueden restablecer el equilibrio perdido de la salud.

Según una encuesta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), uno de cada tres españoles confía en las hierbas medicinales para curar patologías como irritaciones de la piel, dolores de cabeza, dolores de estómago… En los países más desarrollados, ya es casi el 50% de la población la que acude a la homeopatía, las plantas medicinales, la medicina tradicional china, el ayurveda… En el último año, el consumo de preparados homeopáticos aumentó en España de un 10 a un 15%. El 1% de las ventas en farmacias en el estado español corresponde a este tipo de preparados.

MÁS PLANTAS EN PEDIATRÍA
Cada vez son más los padres que regresan a la medicina natural a la hora de tratar a sus hijos. Los efectos secundarios de los fármacos convencionales, las terapias agresivas, las sospechas sobre muchos medicamentos, las reacciones negativas a algunas vacunas… conlleva que cada vez sea mayor el número de padres que busca en la fitoterapia formas de prevenir y combatir los diversos problemas de salud que puedan afectar a sus hijos. En pediatría, la práctica ausencia de efectos secundarios ha hecho que se use cada vez más la fitoterapia “bio”. “Esta situación se ha visto favorecida por la notificación de la incidencia de efectos adversos en niños tras la administración de algunos medicamentos de síntesis. Por eso, se buscan alternativas para evitar estos inconvenientes”, explica Teresa Ortega, vicepresidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid.

PRUEBAS CONTUNDENTES
Las pruebas de la eficacia de las plantas medicinales, cuando son administradas correctamente, son absolutamente incontestables. Tal es el caso del ginkgo, por ejemplo, muy útil en problemas de Alzheimer y otras demencias seniles. También la stevia es muy recomendable para los que padecen de diabetes. Las plantas siempre se han empleado para el tratamiento de alteraciones y patologías leves y no tan leves, tales como las digestivas (anís estrellado, manzanilla, tomillo); trastornos no graves del sistema nervioso central, como insomnio, nerviosismo o ansiedad (melisa, espino blanco, pasifl ora, valeriana); procesos inflamatorios y alteraciones de la piel (árnica, onagra); prevención y tratamiento de afecciones respiratorias, como los resfriados (equinácea, eucalipto) y alteraciones metabólicas, como el sobrepeso (plantago, glucomanano y ajo). Sin embargo, la Administración y la Seguridad Social en nuestro país todavía no están por la labor. En Francia y Alemania, por ejemplo, ya nos llevan mucha diferencia. En Alemania, según diversos medios, casi el 60% de las prescripciones médicas corresponden ya a productos fitoterápicos que financia, en parte, la Seguridad Social. En nuestro país, crece el interés por estas alternativas desde diversos sectores “oficiales”, pero, a la hora de la verdad, todavía estamos muy lejos de los estándares europeos.

QUE SEAN “BIO”
Para estar seguros de su eficacia y de su inocuidad, las plantas medicinales deben ser biológicas. O bien las adquirimos en los establecimientos del ramo con el aval pertinente. O bien las recogemos nosotros en el campo o gente de nuestra confianza. O bien las cultivamos en huertos, terrazas, patios… ¿Por qué? Porque los estudios demuestran que las plantas orgánicas son las que tienen los principios activos más fuertes. Y, por otro lado, porque los preparados de plantas medicinales no “bio” pueden llevar conservantes o ingredientes de dudosa calidad y eficacia. E incluso pueden haber sido irradiados para que las plantas medicinales no sufran con hongos ni germinen en todo el tiempo que estarán conservadas.

Sergi Palau Tordera

Fuente: Vidasana.org