Aceites esenciales para cada tipo de piel

Aceites esenciales para cada tipo de piel

Los aceites esenciales se añaden a muchos productos para el cuidado de la piel como una forma natural de cuidar su piel. Sin embargo, hay muchos aceites esenciales diferentes para elegir, algunos aceites esenciales son más adecuados para ciertos tipos de piel que otros. He aquí un repaso a algunos de los aceites esenciales adecuados para diferentes tipos de piel.

El uso de aceites esenciales en los productos para el cuidado de la piel

Usted puede añadir aceites esenciales en diversos productos para el cuidado de la piel, los cuales incluyen exfoliantes faciales, lociones hidratantes, cremas para los pies y exfoliantes de azúcar. Usted puede hacer sus propios productos para el cuidado de la piel en su casa o utilizar una base cosmética a la que añadir los aceites esenciales. Si usted sabe poco sobre el uso de los aceites esenciales, consulte con una persona experta en aromaterapia para que le aconseje sobre la cantidad de aceites esenciales que debe utilizar en sus productos y las contraindicaciones para el uso de un aceite esencial específico.

Bases para el cuidado de la piel

Las diferentes partes del cuerpo requieren diferentes tipos de productos, por ejemplo, normalmente no se utiliza una mezcla de aceites esenciales para sus pies en su cara. La siguiente es una guía rápida de los tipos de bases que debe elegir para las diferentes partes del cuerpo:

– pies – elegir una crema más rica, más espesa para los pies, especialmente si usted tiene la piel seca. Además, si usted está haciendo se da masajes en los pies, pruebe con un lavado de sal, o un exfoliante de azúcar con las partículas grandes, abrasivas
– cara- elija un exfoliante suave para la cara. Escoja la harina de avena o los albaricoques sobre el azúcar y los exfoliantes de sal. Pruebe una crema hidratante suave específica para el rostro
– cuerpo – usar una loción general o una base de aceite para el cuerpo, pero preste atención a su tipo de piel y las áreas con problemas específicos que puedan necesitar ayuda adicional.

Los aceites esenciales para la piel grasa

Si tiene la piel grasa, es probable que sufra de manchas e imperfecciones en la piel. La piel grasa es causada por la producción excesiva de sebo por las glándulas sebáceas. Los adolescentes son propensos a la piel grasa, además de las mujeres que sufren de PMT, o como resultado de una enfermedad. La piel grasa puede producir acné.

Los aceites esenciales que son antisépticos y antibacterianos son una buena opción para tratar la piel grasa, los cuales incluyen:

del árbol del té (Melaleuca alternifolia)
– Geranio (Pelargonium graveolens)
– ciprés (Cupressus sempervirens)
– madera de cedro (Cedrus atlantica)
limón (Citrus limon)
– de toronja (Citrus paradisi).

Los aceites esenciales para la piel seca

La piel seca es el problema opuesto de la piel grasa, las glándulas sebáceas no producen sebo suficiente. Además, los factores ambientales, tales como el clima, pueden hacer que su piel se seque. La piel seca puede dar lugar a manchas rojas que pican  y es probable que usted pueda sufrir de piel sensible.

Utilice aceites esenciales que equilibrados y  suaves, si tiene la piel seca, los cuales incluyen:

– Rosa(Rosa damascena)
Lavanda (Lavandula angustifolia)
– jazmín (Jasminum officinale)
– neroli (Citrus aurantium var. amara).

Aceites esenciales para la piel madura

Si tiene la piel madura, es probable que usted también tenga arrugas. Los aceites esenciales favorecen la regeneración de las células de la piel mediante la estimulación de la circulación de la sangre (fuente: El Libro Completo de los aceites esenciales y aromaterapia, Valerie Ann Worwood). Los aceites esenciales para la piel madura son:

– mirra (Commiphora Mirra)
– Rosa(Rosa damascena)
– clary salvia (Salvia sclarea)
– hinojo (Foeniculum vulgare).

Productos de aromaterapia para el cuidado de la piel

Agregando los aceites esenciales a las bases de cuidado para la piel es una manera natural de cuidar de su piel, sin embargo, es necesario entender su tipo de piel y el tipo de base de productos que está utilizando para elegir el producto más adecuado para su cuerpo. Usados ​​correctamente, los aceites esenciales son una herramienta útil para el cuidado de la piel.

Propiedades de la caléndula para la piel

Propiedades de la caléndula para la piel

La caléndula además de poseer una flor muy bonita, es una planta utilizada por sus diferentes propiedades medicinales. A la caléndula se la conoce tradicionalmente como un remedio natural, para tratar diferentes problemas en la piel.

Gracias a su contenido en flavonoides y triterpenos, la caléndula es una planta ideal para tratar diferentes problemas de piel. Su utilización tópica ha sido investigada por elefecto beneficioso que estos principios tienen directamente sobre la piel. Por ello, no te pierdas conocer sus propiedades.

Propiedades de la caléndula para la piel

  • Antiinflamante. Si sufres de piel seca,dermatitis, pezones agrietados, enrojecimiento a causa de una quemadura o del sol; la caléndula es una planta que reduce la inflamación de la piel y el dolor propio de dicha hinchazón.
  • Regenera la piel. La caléndula tiene lapropiedad de cicatrizar las heridas, revitalizar la piel. Además, estimula la secreción de colágeno, proteínas epidérmicas.
  • Actúa contra las bacterias y hongos que afectan a la piel. Si te ha afectado alguna bacteria u hongo, la planta de caléndula tiene compuestos que reducen esta infección.
  • Actúa contra las verrugas. Su contenido en acetil salicílico la convierte en una planta ideal para reducir el crecimiento de estas, y su posterior eliminación.

Estas propiedades específicas permiten que puedas utilizar la caléndula para tratar problemas como por ejemplo: eccemas, estrías, heridas, abscesos, forúnculos, acné, pie de atleta, piel agrietada y hemorroides.

Si bien siempre es necesario consultar al médico antes de su utilización o consumo, su crema suele utilizarse para evitar la aparición de estrías durante el embarazo, y prevenir el agrietamiento de pezón durante la lactancia.

Recuerda, que en la caléndula podrás encontrar un remedio natural para mantener sana tu piel.

Fuente: remedios.innatia.com

La Zanahoria…Alimento para la Piel

La Zanahoria…Alimento para la Piel

La zanahoria alimenta y protege. Como planta que es, presenta unas ventajas evidentes para el organismo.

Pero además su alta composición de carotenos y provitamina A la convierten en un eficaz y sano bronceador.

Las ventajas de la zanahoria son por ello numerosas.

La zanahoria es una planta herbácea anual de la familia de las umbelíferas. Su denominación técnica es Daucus carota o zanahoria silvestre. Esta planta presenta unas hojas compuestas, y flores blancas y amarillas. La parte comestible es la raíz. Es muy carnosa, presenta un aspecto coniforme y de color rojo anaranjado. Entre sus parientes se encuentran el apio, el nabo y el hinojo.

Su cultivo para la alimentación humana es muy reciente. La razón es que esta planta originariamente era bastante venenosa. Fueron los hortelanos franceses y alemanes quienes eliminaron su peligro. Por medio de una paciente selección y cruces neutralizaron su veneno y produjeron las raíces que, hoy en día, son un compendio de vitaminas.

Composición de la zanahoria

La zanahoria contiene un 20% de desperdicios, proteínas en un 1,5%, un 0,2% de grasa, 7,3% de azúcares y abundantes vitaminas. Predomina la de tipo A en forma de provitaminas, sólo igualada por las espinacas, y con casi el doble de cantidad que el perejil. Posee también hierro, potasio y calcio en niveles muy considerables y algo menos de fósforo. Aporta alrededor de 40 calorías por cada 100 gramos de alimento.

La composición de la raíz es muy compleja y entre sus azúcares contiene glucosa y sacarosa. También un 1,7% de fibra en estado bruto y casi otro tanto de cenizas. No faltan fosfátidos, muy apreciados en nutrición humana, como la lecitina y la glutamina. Pero sobre todo destaca por sus grandes cantidades de caroteno o materia colorante amarilla, la provitamina A.

Usos y virtudes

La zanahoria contiene mucho agua (casi el 90%) y es hipocalórica, aporta a la dieta sólo un 40% de calorías. Además es antioxidante y un eficaz protector de la piel. El organismo humano necesita unos 2 miligramos diarios de vitamina A y la zanahoria contiene entre 4 y 10 mg. por cada 100 gramos. Esto es fundamental para proporcionar un desarrollo armónico del cuerpo de los niños.

A su vez también ayuda a la secreción de leche materna. Previene los procesos degenerativos de la piel y regula los procesos intestinales. Esto último se consigue por su riqueza en fibra. Por otra parte equilibra la secreción biliar y favorece el aumento de glóbulos rojos.

La zanahoria y la vista
Desde la Antigüedad Clásica se conocían las propiedades de la zanahoria respecto a la vista humana. Esta se refuerza y agudiza con el consumo de esta planta. Varios escritores griegos y romanos como Plinio y Columela hablaron sobre ella. Y Dioscórides ensalzó sus virtudes en su Materia Médica.

Como anécdota, en la II Guerra Mundial los ingleses lanzaron el bulo de que sus aviadores veían por la noche gracias al consumo de zanahorias. Esto sirvió para ocultar a los alemanes el descubrimiento del radar y además se popularizó el consumo de esta hortaliza en el Reino Unido.

Las estaciones y su cultivo
La zanahoria es una hortaliza disponible a lo largo de todo el año. En la primavera se suele entresacar para hacer sitio y que pueda crecer con mayor comodidad. En invierno, en los lugares donde la temperatura no es muy extrema, las zanahorias aguantan en la tierra protegidas como mucho con un manto de paja. En el peor de los casos se extraen antes de las primeras heladas fuertes y se conservan enterradas bajo arena.

Zanahoria para el cutis

Por sus características la zanahoria ofrece una protección básica a la epidermis cuando la piel se expone a los rayos solares. También mediante algunos alimentos la piel puede permanecer suave, tersa y bronceada durante el verano.

Un régimen rico en carotenos favorece el bronceado y la zanahoria los posee en grandes cantidades. Los carotenos tienen grandes virtudes dietéticas y a la vez protegen la piel de la influencia negativa del sol. Mantienen la piel hidratada y le proporcionan un tono bronceado. Comer zanahoria unos días antes de tomar el sol ayuda a proteger la epidermis pues sus betacarotenos activan la producción de la melanina.

La zanahoria es, después del perejil, el alimento con mayor proporción de betacarotenos. Pertenece al grupo de caretanoides, formado por más de 600 compuestos naturales. Desempeña un papel muy destacado porque actúa como un precursor de la vitamina A. Puede transformarse en esta vitamina cuando lo necesite el organismo.

También funciona como un eficaz antioxidante y así previene los efectos negativos de la edad y dolencias como el cáncer. Los betacarotenos además neutralizan los radicales libres. Estos son unas moléculas reactivas con una alta carga energética. Dañan las membranas de las células y el material genético que contienen. En verano actúan contra estos radicales que se generan por una excesiva exposición al sol.

Los bronceadores elaborados a base de extracto de zanahoria producen a nivel cutáneo un estímulo del caroteno que va aportando, poco a poco, un tono bronceado a la piel.

Variedades de zanahorias

Existen muchos tipos de zanahorias. Destacan la medio larga mantesa, la tantal, la tip-top, la roja de Carentan y la roja de Flakee. Las principales peculiaridades que las diferencian son el color, la forma, la longitud y el grosor de la raíz. Por otra parte hay que tener también en cuenta el vigor y la duración del ciclo de cultivo de la planta. Generalmente en los mercados suele haber tres calidades: extra, primera y segunda.

Las mejores zanahorias son las más pequeñas. Estas se suelen vender atadas en manojos con penachos de hojas de color verde. Es recomendable cocer cualquier tipo de zanahoria al vapor y no pelarlas. En lugar de ello se recomienda lavarlas a conciencia y rasparlas superficialmente.

Preparar un zumo de zanahorias

El zumo de zanahorias se toma crudo en cantidades que varían entre 50 y 400 gramos al día. Lo primero es limpiar las zanahorias de polvo e impurezas metiéndolas en agua. A continuación se raspa su superficie con un cuchillo sin pelar la piel. En ella es donde existe una mayor concentración de carotenos o vitamina A.

Pasando un kilo de zanahorias por la licuadora se saca alrededor de un cuarto de kilo de zumo. Este se puede diluir en agua y añadirle miel y limón. También es muy recomendable la mezcla del zumo con el de naranjas recién exprimidas.

Locion para Broncearse

Una poción exclusiva para ponerse moreno es la compuesta por dos zanahorias, una naranja, un tomate y un poquito de maña. Lo ideal es exprimir por un lado el zumo de la naranja. Por otro, lado en la licuadora se prepara el de tomate y el de zanahorias. Luego se mezclan todos y el zumo multifruta resultante se bebe casi de un trago. Esta bebida natural mezcla los betacarotenos (vitamina A) de la zanahoria y el tomate que ayudan a la formación de melanina y protegen la piel. La vitamina C de la naranja (antioxidante) previene a la piel del envejecimiento solar. No es recomendable tomar más de un zumo al día pero si empezar a tomarlo incluso quince días antes de la exposición al sol.

Fuente: estetica-natural.com

Alimentos que mejoran la belleza de tu piel

Alimentos que mejoran la belleza de tu piel

A pesar de que a menudo escuchamos que somos lo que comemos. tal vez no  nos demos cuenta de cuán cierto es. Una de las formas más claras para ver cómo la buena comida beneficia nuestro cuerpo es a través de la piel. Cuando usted bebe alcohol un fin de semana, su piel se reseca. Pero, ¿qué pasa con los alimentos que puede comer para mejorar el aspecto de su piel, los alimentos que estimulan la producción de colágeno de su cuerpo y ayudan a que su piel luzca más saludable, más joven?.

Pimientos verdes
Utilice los pimientos verdes en las sopas y otros platos. Esta poderosa vitamina C, con 242 miligramos por cada 100 gramos, es muy buena para su piel. Como con la mayoría de las frutas y verduras, el contenido de vitaminas y minerales disminuye al cocinarlos. Córtelos en fresco y agréguelos en sus ensaladas o salsas.

Salmón
Usted debe comer pescado una vez a la semana ya que los ácidos grasos omega 3 ayudan en el desarrollo del cerebro, pero los omega-3 también son excelentes para la piel y el cabello. Los ácidos ayudan a la renovación de la piel y la producción, así que escoja pescados – como el salmón y la caballa – que tienen un alto porcentaje de estos buenos ácidos grasos. Por supuesto, elija las opciones más sostenibles.

Melón
Usted puede saber ya que los vegetales anaranjados como las zanahorias y las patatas dulces tienen un alto contenido de vitamina A, pero ¿sabía usted que los primeros melones de la temporada contienen también gran cantidad de esta vitamina?. Picar un poco de melón con yogur o requesón para un desayuno que favorezca la producción de colágeno por su cuerpo.

Té Blanco
Beber té blanco ayuda a proteger la piel de los daños y previene de la actividad de las enzimas que descomponen el colágeno a medida que envejecemos. Beber té blanco por la mañana para contrarrestar el envejecimiento y ayudar con la hidratación, una parte importante para mantener la piel joven.

Alubias
Las alubias ayudan al cuerpo a producir ácido hialurónico, una sustancia anti-envejecimiento, que ayuda a mantener el colágeno en su piel. Agregue las alubias a su ensalada ecológica.

Imagen:Anibal Toro Photography

Piel sensible, una tendencia que crece

Piel sensible, una tendencia que crece

Hoy día, se puede encontrar piel sensible en todos los tipos de piel. Esta mucho más generalizada y puede desarrollarse repentinamente a cualquier edad.

Tanto los factores internos como también los externos pueden ser los responsables del desarrollo de la piel sensible.

Muchas veces se confunden las reacciones del cutis ante agentes irritantes con una hipersensibilidad natural, ya que existen diferentes tipos de sensibilidad cutánea.

Sensibilidad hereditaria: Es la piel sensible por nacimiento, a menudo caracterizada por sufrir de dermatitis atópica en la infancia.
Suele darse en cutis claros que reaccionan mal a cualquier cambio de temperatura, a las comidas picantes, y que muestran tendencia a la cuperosis.

Sensibilidad inducida: Es la que sufre la piel que, sin ser sensible por naturaleza, acaba siéndolo por la influencia de agentes externos como pueden ser tratamientos cosméticos inadecuados, peelings (sean láser o químicos) o cualquier tipo de intervención estética.

A veces, esta sensibilización se produce por motivos internos, como la ingesta de ciertos medicamentos, y las manifestaciones son iguales a las que tiene la piel sensible hereditaria.

Sensibilidad idiopática: Caso muy común actualmente, se da en las mujeres que sienten que su piel, aun sin ser sensible por naturaleza, se irrita con facilidad.

Las causas de la piel sensible

Las causas de la piel sensible

En este tipo de piel, las glándulas sebáceas, que producen el aceite de la piel, producen una capa de protección débil y no crean sebo suficiente para proteger la piel de las irritaciones. Esta falta de capa protectora también hace que la piel sensible sea propensa a problemas de piel seca y puede dar lugar a los siguientes síntomas: ardor, picazón, irregular enrojecimiento y erupciones cutáneas. Otros síntomas que pueden notarse son que la piel este seca, escamosa y dolorida. Hay muchos factores que pueden afectar y causar la piel sensible, estos son:

El estrés. Nunca subestime los efectos del estrés en su cuerpo.

El clima. Constantes cambios o cambios extremos en el clima (especialmente durante el invierno o los meses de verano cuando hay menos humedad en el aire) pueden trastornar el equilibrio de las glándulas sebáceas de la piel.

Edad. La edad puede tener un efecto incalculable en su piel ya que a diferentes edades se pueden desencadenar reacciones en diferentes hormonas, a tal efecto la cantidad de aceite que produce su piel puede verse afectada.

Tintes y fragancias. Colorantes y fragancias contienen una gran cantidad de productos químicos que pueden irritar y dañar la piel.

 Contaminación. La contaminación tiene un alto efecto sobre la piel ya que la suciedad y la contaminación puede acumularse en la piel e inhiben las glándulas sebáceas, ya sea limitando la cantidad de aceite producido o el bloqueo de las glándulas completamente causando piel grasa.

 Cosméticos. Algunos productos cosméticos pueden bloquear los poros de la piel y limitar las glándulas sebáceas restringuiendo la regeneración de la capa protectora de la piel.

Tomar cantidad excesiva de baños y duchas. Esto es perjudicial para la piel ya que después de períodos prolongados de tiempo, el agua rompe las barreras de lípidos en la piel que ayudan a mantener la humedad y los aceites protectores.

Malas costumbres alimentarias. Aquí una dieta deficiente y la insuficiencia de la ingesta de líquidos puede dejar la piel deshidratada y sin reposición.

Consejos y cuidados

Consejos y cuidados para la piel sensibleHay una serie de aspectos en un paciente de piel sensible que puede reducir el malestar asociado a su condición, estos incluyen:

1. A pesar de tener la piel sensible no puede ser directamente tratada como una enfermedad, si se repiten algunos síntomas puede haber un condición de la piel de la que no seamos conscientes tales como: dermatitis, eczema, psoriasis o ictiosis o.

2. Si su piel está especialmente afectada por condiciones climáticas extremas, siempre use el protector solar disponible de factor más alto durante los períodos soleados. También intente utilizar una loción hidratante más suave durante los períodos de verano y luego cambiar a una vrema más aceitosa durante el invierno si no reacciona mal a estos productos.

3. Utilizace lo menos posible los cosméticos y otros productos para el cuidado de la piel ya que pueden causar irritación constante. Si tiene que usar cosméticos o productos para el cuidado de la piel debe asegurarse de que todos ellos son productos naturales hipoalergénicos, que irritar e inflamar la piel menos.

4. Mantenga su piel hidratada y beba al menos 8 vasos de agua al día ya que esto impedirá que la piel se sequen demasiado.

5. Mantenga su piel lo más limpia posible utilizando un buen lavado facial dos veces al día, ya que a menudo ayudan a reducir la cantidad de suciedad en la cara.

6. El té verde tiene propiedades anti-inflamatorias, que puede ayudar y contribuir a evitar reacciones de la piel sensible.

7. Trate de reducir al mínimo el contacto con su cara; esto se debe al hecho de que las personas que sufren de piel sensible tienden a recoger la suciedad, y la suciedad provoca reacciones con facilidad.

8. Si usted sufre de piel sensible en todo su cuerpo, trate de usar ropa de algodón o mezcla de algodón. Esto se debe al hecho de que la lana y los tejidos sintéticos tienen la desventaja de causar irritación de la piel.

9. Dormir. La cantidad correcta de tiempo de sueño es de vital importancia para ayudar a regenerar la piel. Este es también el momento en que  la piel se le permite respirar.

Algunos problemas de la piel sensible

Cuperosis
Pequeños capilares dilatados y enfermos que enrojecen los pómulos, mejillas y aletas de la nariz. Se debe tratar desde el primer signo. Para eliminar señales se recurre al láser.

Dermatitis
Reacción de la piel crónica ante situaciones nerviosas o estímulos físicos directos.

Eccema
Brote de ronchas rojas en mejillas, muñecas, rodillas y la parte interna de los codos que provoca irritación, diminutas úlceras y descamación. Se relaciona con los efectos del sol, viento y sustancias químicas que tienen contacto con la piel.

Alergias
Respuesta con manchas, rojeces o ronchas a ciertas sustancias. Ante una reacción alérgica es recomendable tomar un antihistamínico y acudir al médico.

Cómo se trata la piel sensible

Calmar, mimar, proteger y salvaguardar: éstas deben ser las funciones de los tratamientos para piel sensible.

  • Una limpieza no agresiva. Es vital elegir productos que respeten el equilibrio natural de la piel, sin alterarla y eliminado todo rastro de suciedad y de maquillaje de forma suave. La exfoliación debe hacerse una vez por semana ¡como máximo!, siempre y cuando sea con delicadeza.
  • Medio ambiente adecuado. Conviene evitar los cambios de temperatura bruscos (que irritan los capilares), así como los ambientes muy secos, que roban una preciosa humedad a la piel.
  • Las comidas muy picantes, el alcohol y el tabaco sólo contribuyen a aumentar aún más la sensibilidad cutánea, por lo que deben evitarse.
  • Tratamientos específicos. Las cremas con ácidos frutales (AHA’s), retinol o cualquier otro tipo de sustancia exfoliante resultan contraproducentes en los cutis sensibles, y pueden derivar en molestias, irritación e incluso cuperosis.
    Deben usarse cremas hipoalergénicas específicas para este tipo de piel, que ayudan a reconstituir el manto hidrolipídico y a calmar las rojeces.
  • Cuidado con la medicina estética. Existen excelentes tratamientos antiedad que, siendo muy recomendables para ciertas pieles fotoenvejecidas, pueden irritar y dañar los cutis sensibles en exceso, ya que pueden resultar demasiado agresivos.
    Las pieles frágiles deben optar por técnicas no agresivas para que no sea peor el remedio que la enfermedad.

Cuando se cuida una piel sensible con tratamientos adecuados, se refuerza la barrera hidrolipídica, se mejoran sus defensas, y, con ello, se potencia su resistencia a las agresiones externas y se reduce su irritabilidad, lo que constituye una salvaguarda de la piel no sólo de forma inmediata, sino también de cara al futuro.