Flores comestibles para plantar en su jardín o terraza

Flores comestibles para plantar en su jardín o terraza

Flores comestibles para plantar en su jardín o terraza

Cultivar un jardín para que nos proporcione alimentos no significa que sólo debamos de plantar frutas y verduras. Cuando se plantan fabulosas flores comestibles se puede aprovechar mejor el espacio de su jardín ( incluso se pueden plantar en macetas ) y añadir algo un poco diferente a su dieta habitual. Usted puede saborear las flores comestibles en ensaladas, sopas e incluso postres. A continuación le sugerimos 3 de estos “alimentos diferentes”.

1. Capuchinas
De crecimiento rápido, las capuchinas requieren poco mantenimiento y son totalmente comestibles. Usted puede comerse los tallos, las hojas, las flores y las semillas. Las flores y las hojas tienen un sabor picante que van bien en las ensaladas. Además, las hojas están llenas de vitamina C y hierro. Usted puede incluso poner en salmuera los brotes y utilizarlos como alcaparras. Es una planta perfecta para jardineros principiantes, estas flores crecen incluso en suelos pobres con mucho e incluso no tanto sol, todo lo que necesita hacer es regarlas con regularidad. Utilice estas plantas resistentes para rellenar las áreas desnudas de su jardín o plante sus semillas de manera muy fácil en macetas.

2. Violetas
Aunque, en realidad se consideran malas hierbas, las violetas brotan en colores púrpura, blancas o amarillas que van bien con todo, desde ensaladas hasta postres de gelatina. Las hojas también son comestibles y se pueden agregar como el rábano picante a una ensalada. Las violetas crecen con facilidad y se difunden rápidamente, los que las hace ser unas cubiertas vegetales excelentes. Estas delicadas flores prefieren la sombra, pero con mucho riego puede sobrevivir a pleno sol.

3. Azucenas
Todo lo que necesitan para crecer es luz solar abundante y riego regular. Similar a la flor de calabaza, los delicados pétalos de las azucenas están deliciosos fritos.También se pueden añadir a sopas y ensaladas, o utilizarlos como un ingrediente adicional en los platos de estilo asiático. Sólo asegúrese de comerlas de inmediato, ya que se ponen malas de forma muy rápida. Los capullos sin abrir tienen un sabor encantador salteados con ajo y aceite de oliva. Puede usar las raíces tuberosas de las azucenas de la misma manera como lo haría con las patatas. Tenga en cuenta que la mayoría de los lirios no son comestibles. Así que asegúrese de que está comiendo azucenas.

Paredes llenas de vida y de color

Paredes llenas de vida y de color

Paredes llenas de vida y de color

La empresa Woolly Pocket ha lanzado al mercado unos contenedores fabricados 100 % con botellas de plástico recicladas que nos permite cultivar nuestras propias plantas tanto en el interior como en el exterior de nuestra casa.

Estos contenedores están completamente impermeabilizados en su versión para el interior de la casa, con lo que se evita que el agua humedezca las paredes o el suelo. Además su sistema permite que las raices de las plantas respiren correctamente, con lo que se beneficia el crecimineto de las mismas.

De esta manera resulta muy fácil construir nuestro propio jardín vertical, ya que se coloca igual de fácil que resulta colgar un cuadro, y disfrutar de la magia de las plantas sea cual sea el clima que tengamos en nuestro lugar de residencia.

Ideal para tener nuestro propio jardín de hierbas ecológicas que podremos utilizar en la cocina para dar sabor a nuestros platos de una forma sana y de paso ahorrarnos unos euros.

Estos son algunos ejemplos de su utilización:

Woolly Pocket 1

Woolly Pocket 2

Las 10 verduras más fáciles de plantar en casa.

Las 10 verduras más fáciles de plantar en casa.

 

Las 10 verduras más fáciles de plantar en casa
Las 10 verduras más fáciles de plantar en casa

La jardinería está de moda. Y ¿por qué no? Plantar unas cuantas semillas en su tejado o en su patio trasero produce resultados orgánicos, deliciosos y ahorro de dinero, también. Además, abril es el mes nacional de la jardinería. Aquí le mostramos algunos cultivos y consejos sobre cómo hacerlos florecer.

Cesta de frutas y verduras ecológicas

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Cesta-frutas-y-verduras

Frutas y verduras de temporada.
Para comer de una forma sana, equilibrada y respetando el medio ambiente.

PhotobucketTomate

 

Tomate
Tomate

Originaria de América del Sur, esta roja y regordeta planta herbácea perenne es rica en nutrientes como la niacina, potasio y fósforo, antioxidantes como licopeno, pigmentación y caroteno y vitaminas A, C y e. Los tomates pueden aportar un jugoso sabor a una variedad de platos como pastas, bocadillos y ensaladas.

Después de que la última helada del invierno se haya descongelado, elija un lugar en el patio que reciba mucha luz solar y pruebe el nivel de pH del suelo – que deseablemente esté entre 6 y 7. (Para aumentar el nivel de Ph, agregar Cal. Para reducirlo, añadir azufre.) Repartir compost en esta área y mezclarlo con el suelo. Cavar un agujero para cada semilla, dejando al menos 15 centímetros entre semillas, cubrirlas y presionar firmemente en el suelo. Regarlas con una botella de aerosol un par de veces por semana.

PhotobucketRábano

 

Rábano
Rábano

Existentes en tonos rojo, morado y blanco, estos tubérculos fueron cultivados`por primera vez hace miles de años en Europa. Los rábanos son una gran fuente de potasio, ácido fólico, magnesio y calcio y son usados comúnmente en aderezos de ensalada o como guarnición para ensaladas.

Los rábanos crecen en el suelo con un nivel de pH de alrededor de 6 o 7.  Escoja un lugar soleado en su jardín y plante las semillas un centímetro y medio por debajo de la superficie del suelo con dos centímetros y medio de espacio entre cada una. Regar ligeramente cada dos días. Los rábanos se cultivan muy rápidos y deberían estar listos para cosechar en varias semanas. No espere demasiado, o empezarán a deteriorarse.

PhotobucketCalabacín

 

Calabacín
Calabacín

A finales de 1800, de una mutación espontáneas de verano surgió el primer calabacín en Italia. Normalmente tiene forma de pepino. Esta verdura, amarilla o verde, es baja en calorías y rica en potasio, ácido fólico y manganeso. El calabacín puede ser hervido, frito o al vapor como una sabrosa guaqrnición o rellenos y al horno como un plato exquisito.

En un montículo de compost de 15 centímetros de  alto y dos metros de ancho, sembrar varias semillas de calabacín. El espacio entre cada montículo será aproximadamente de medio metro de distancia, regar abundantemente cada día y esperar a que brote en un par de semanas. Deberían estar listos para cosechar un mes más tarde.

PhotobucketRemolacha

 

Remolacha
Remolacha

Evolución de las plantas silvestres en el Mediterráneo, la remolacha, tiene una raíz carnosa que puede ser hervida y comida, añadida a una ensalada o utilizada para hacer sopa. La betaina, uno de los nutrientes principales en esta verdura de profundo color rojo o púrpura, es conocida por mejorar la salud cardiovascular.

Limpiar y fortalecer las semillas sumergiéndolas en agua a temperatura ambiente durante un día. Arar la tierra y quitar las piedras de la parte superior. Cada 2 centímetros planta una semilla y regar por lo menos una vez al día.

PhotobucketZanahoria

 

Zanahorias
Zanahorias

Esta verdura de raíz bienal fue domesticada primero durante el siglo x en el Afganistán de hoy en día. Rica en vitamina A, antioxidantes y fibra dietética, el color naranja de la zanahoria es el resultado del caroteno que sintetiza cuando crece. Las zanahorias son deliciosas como un snack saludable,  al vapor o incluso al horno en un pastel.

Dejando varios centímetros entre agujeros, excavar a menos de 2 centímetros de profundidad y un sembrar un par de semillas  en cada uno. Asegúrese de que el suelo permanece húmedo pero recuerde regar menos cuando las zanahorias empiecen a crecer.

PhotobucketEspinacas

 

Espinacas
Espinacas

En primer lugar se encontraron formas tempranas de esta planta anual en el mundo antiguo en el subcontinente indio. Alta en calcio y hierro, esta verdura de hoja verde se come de múltiples formas.

Mezclar la tierra con compost y plantar las semillas de espinacas a  menos de 2 centímetros de profundidad, colocándolos al menos a 5 centímetros de distancia para dar espacio para el crecimiento. Mantener el suelo húmedo.

PhotobucketGuisantes

 

Guisantes
Guisantes

Datan de la edad neolítica en Jordania, Siria y Turquía, los guisantes crecen en la vaina de la semilla de una leguminosa. Una buena fuente de vitaminas A, B y C, estas pequeñas esferas verdes pueden ser asadas para un sabroso aperitivo o utilizadas en frituras, guisos y sopas.

Cultivar el suelo con compuestos ricos en nutrientes. Tenga en cuenta que su suelo debe escurrir bien a fin de que los guisantes florezcan. El espacio entre bcada semilla debe de ser de varios centímetros de distancia y siembre a 2 centímetros de profundidad. Las semillas recién plantadas requieren de 1 centímetro de agua cada semana, mientras que las plantas más maduras necesitan 2.

PhotobucketPimientos

 

Pimientos
Pimientos

Nativos de centro y Sudamérica, estas verduras verdes, amarillas, rojas o naranjas tiennen un rango de sabor desde el picante al dulce. Contienen nutrientes como tiamina, folato y manganeso y pueden ser cocinadas con arroz y carne o en ensaladas, salsa y pasta.

Crecen mejor en tierra caliente, sembrar las semillas a 15 centímetros de distancia. Regarlas frecuentemente, mantener el suelo húmedo, o pueden saber amargos una vez cosechados.

PhotobucketLechuga

 

Lechuga
Lechuga

Disfrutado en el antiguo Egipto como afrodisíaco, la lechuga es una buena fuente de ácido fólico y vitamina se utiliza A. Como el principal ingrediente en la mayoría de las ensaladas, esta verde hoja vegetal, de los cuales hay docenas de variedades comunes, también puede servir de relleno para hacer bocadillos, hamburguesas y tacos.

Asegúrese de que las semillas esten plantadas entre 20 y 40 centímetros de distancia y regarlas cada mañana. Evitar hacerlo por la noche, ya que esto podría causarles enfermedades.

PhotobucketCebolla

 

Cebolla
Cebolla

La cebolla es rica en fibra dietética, ácido fólico y vitamina C. Estas hortalizas en forma de bulbo añaden sabor a una variedad de alimentos, como salsas, sopas, ensaladas, guisos y mucho más.

Arar la tierra a 15 centímetros de profundidad. Plantar las semillas a un par de centímetros de profundidad y varios centímetros de distancia.