E-plantas o plantas que producen electricidad

E-plantas o plantas que producen electricidad
E-plantas o plantas que producen electricidad

Científicos holandeses han desarrollado un novedoso sistema que permite obtener electricidad de las plantas sin dañarlas.

La empresa, Plant-e, fue fundada el 14 de septiembre de 2009 como un spin-off del sub-departamento de Tecnología Ambiental de la Universidad de Wageningen por Marjolein Helder y David Strik.

El sistema sólo necesita plantas que crezcan en agua, como los cultivos de arroz, las plantas de los pantanos o en una simple maceta del jardín. El sistema aprovecha el exceso de materia orgánica producida por las plantas durante la fotosíntesis y que es liberada por las raíces y consumida por microorganismos. Este consumo libera electrones que pueden ser recogidos por electrodos de carbono situados cerca de las raíces.

Es sólo el principio y aún necesita ser mejorado en muchos aspectos, pero el potencial es enorme. En pocos años, Plant-e espera que una superficie de 100 metros cuadrados produzca 2.800 kilovatios / hora.

Os mostramos un vídeo muy ilustrativo de cómo las plantas producen electricidad

Plantas para aliviar los dolores menstruales

Plantas para aliviar los dolores menstruales
Plantas para aliviar los dolores menstruales

Para muchas mujeres la menstruación es una experiencia dolorosa conocida científicamente como dismenorrea, que literalmente significa “menstruación difícil”. Sin embargo existen una serie de plantas que pueden prevenir o aliviar los dolores y calambres asociados a la dismenorrea.

El uso de plantas para tratar estos dolores tiene las ventajas de ser un tratamiento efectivo, económico y natural.

Las plantas más eficaces contra estos molestos dolores menstruales son:

Sauquillo ( Viburnum opulus )
Como su propio nombre en inglés indica ( cramp bark: corteza del calambre ) se utiliza para aliviar los calambres y espasmos musculares producidos en las menstruaciones dolorosas. Se puede tomar en infusión tres veces al día durante los días previos a la menstruación como preventivo o cuando ya se tiene el período como mitigante del dolor.

Aceite de tomillo ( Thymus vulgaris )
Un estudio de la Babol University of Medical Sciences ha demostrado que el aceite de tomillo es eficaz para aliviar los dolores menstruales ( más eficaz incluso que el ibuprofeno ), con una dosis de 25 gotas de aceite cada 6 horas durante los días de la menstruación. Además su efecto se va notando cada vez más con el uso en ciclos menstruales sucesivos, al contrario que con los medicamentos como el ibuprofeno, a los cuales el cuerpo se habitúa y cada vez es menor su efecto.

Extracto de corteza de pino ( Pinus marítima )
El extracto de corteza de pino es muy rico en flavonoides, potentes antioxidantes que además poseen propiedades anti inflamatorias y analgésicas. Basta con tomar 200 mg durante los días de menstruación, según un estudio realizado en 2.008 en 119 mujeres de edades comprendidas entre los 18 y los 48 años de edad.

Aceite de onagra
Según un estudio de la University of Maryland Medical Center, el ácido gamma-linolénico contenido en el aceite de onagra, puede aliviar los síntomas menstruales, incluidos los calambres. La dosis recomendada en la de tomar de 500 a 1000 mg de extracto de aceite de onagra una vez al día.

Dieta rica en verduras
Una dieta saludable con predominio de verduras de hojas verdes ricas en magnesio y vitamina C, que reducen naturalmente los calambres y el dolor menstrual en intensidad y duración según diversos estudios.

Como siempre, es recomendable consultar con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento, ya que aunque sean naturales, pueden causar interacción con otros posibles tratamientos o circunstancias especiales que usted padezca.

5 plantas medicinales para cultivar en tu casa

5 plantas medicinales para cultivar en tu casa

Si quieres tener a mano ciertas plantas medicinales para utilizarlas cuando necesites, puedes cultivarlas tu mismo en tu casa, aunque tengas poco espacio. Estas 5 plantas, no necesitan muchos cuidados, pero te pueden brindar muchos beneficios.

No sólo puedes conseguir plantas medicinales en una herboristería, también las puedes cultivar en tu casa, sin necesidad de mucho espacio ni mucho tiempo de cuidado. Hay 5 plantas que, de acuerdo a sus características pueden ser cultivadas en tu hogar.

5 plantas medicinales para cultivar tú mismo

  • Salvia: La salvia te ayudará a mejorar problemas digestivos y para cicatrizar las heridas naturalmente. Esta planta no necesita mucha agua, pero si necesita mucha luz.
  • Aloe vera o Sábila: El aloe vera es una planta que te será de gran utilidad para tratar problemas de piel, para depurar el organismo y para brindar otros beneficios terapéuticos. Esta planta no necesita muchos cuidados, pero crece mejor en climas cálidos.
  • Lavanda: En el caso de la lavanda, además de ser una planta muy aromática y que te asegurará tener un aroma agradable en tu hogar, es una planta que te ayudará a relajarte y reducir la tensión en el ambiente. Esta planta necesita estar al aire libre, aunque puede crecer en lugares reducidos como una maceta.
  • Valeriana: Es una de las plantas popularmente conocidas como relajante y reductora del estrés. Para cultivarla en tu casa sólo debes tener en cuenta que la tierra esté húmeda y que prefiere la sombra al sol.
  • Romero: El romero puedes utilizarlo como condimento y como remedio natural para la salud. Esta planta puede consumirse para aliviar los dolores de cabeza y aliviar la tos. Esta planta puedes cultivarla en una maceta, le gusta el sol y la tierra drenada, y en invierno puedes tener esta planta en el interior de tu casa.

Todas o cada una de estas 5 plantas puedes tenerlas al alcance de tu mano, sólo necesitas ganas y un poco de espacio para cultivarlas.

Fuente: plantasparacurar.com

PLANTAS MEDICINALES. Exigimos que sean ecológicas.

Plantas medicinales ecológicas
Si queremos mantener el equilibrio de nuestra salud utilizando plantas medicinales, éstas deben ser ecológicas.

PLANTAS MEDICINALES. EXIGIMOS QUE SEAN ECOLÓGICAS

El retorno a las plantas medicinales como terapia curativa sigue siendo un hecho en nuestro país y, más todavía, en países como Francia, Bélgica, Dinamarca… Pero no todas las plantas medicinales son biológicas. Son las que más garantizan unos principios activos que pueden restablecer el equilibrio perdido de la salud.

Según una encuesta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), uno de cada tres españoles confía en las hierbas medicinales para curar patologías como irritaciones de la piel, dolores de cabeza, dolores de estómago… En los países más desarrollados, ya es casi el 50% de la población la que acude a la homeopatía, las plantas medicinales, la medicina tradicional china, el ayurveda… En el último año, el consumo de preparados homeopáticos aumentó en España de un 10 a un 15%. El 1% de las ventas en farmacias en el estado español corresponde a este tipo de preparados.

MÁS PLANTAS EN PEDIATRÍA
Cada vez son más los padres que regresan a la medicina natural a la hora de tratar a sus hijos. Los efectos secundarios de los fármacos convencionales, las terapias agresivas, las sospechas sobre muchos medicamentos, las reacciones negativas a algunas vacunas… conlleva que cada vez sea mayor el número de padres que busca en la fitoterapia formas de prevenir y combatir los diversos problemas de salud que puedan afectar a sus hijos. En pediatría, la práctica ausencia de efectos secundarios ha hecho que se use cada vez más la fitoterapia “bio”. “Esta situación se ha visto favorecida por la notificación de la incidencia de efectos adversos en niños tras la administración de algunos medicamentos de síntesis. Por eso, se buscan alternativas para evitar estos inconvenientes”, explica Teresa Ortega, vicepresidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid.

PRUEBAS CONTUNDENTES
Las pruebas de la eficacia de las plantas medicinales, cuando son administradas correctamente, son absolutamente incontestables. Tal es el caso del ginkgo, por ejemplo, muy útil en problemas de Alzheimer y otras demencias seniles. También la stevia es muy recomendable para los que padecen de diabetes. Las plantas siempre se han empleado para el tratamiento de alteraciones y patologías leves y no tan leves, tales como las digestivas (anís estrellado, manzanilla, tomillo); trastornos no graves del sistema nervioso central, como insomnio, nerviosismo o ansiedad (melisa, espino blanco, pasifl ora, valeriana); procesos inflamatorios y alteraciones de la piel (árnica, onagra); prevención y tratamiento de afecciones respiratorias, como los resfriados (equinácea, eucalipto) y alteraciones metabólicas, como el sobrepeso (plantago, glucomanano y ajo). Sin embargo, la Administración y la Seguridad Social en nuestro país todavía no están por la labor. En Francia y Alemania, por ejemplo, ya nos llevan mucha diferencia. En Alemania, según diversos medios, casi el 60% de las prescripciones médicas corresponden ya a productos fitoterápicos que financia, en parte, la Seguridad Social. En nuestro país, crece el interés por estas alternativas desde diversos sectores “oficiales”, pero, a la hora de la verdad, todavía estamos muy lejos de los estándares europeos.

QUE SEAN “BIO”
Para estar seguros de su eficacia y de su inocuidad, las plantas medicinales deben ser biológicas. O bien las adquirimos en los establecimientos del ramo con el aval pertinente. O bien las recogemos nosotros en el campo o gente de nuestra confianza. O bien las cultivamos en huertos, terrazas, patios… ¿Por qué? Porque los estudios demuestran que las plantas orgánicas son las que tienen los principios activos más fuertes. Y, por otro lado, porque los preparados de plantas medicinales no “bio” pueden llevar conservantes o ingredientes de dudosa calidad y eficacia. E incluso pueden haber sido irradiados para que las plantas medicinales no sufran con hongos ni germinen en todo el tiempo que estarán conservadas.

Sergi Palau Tordera

Fuente: Vidasana.org

Las plantas de la belleza.

Plantas de la belleza

La ciencia cosmética, alejada durante años de la naturaleza, vuelve hoy a ella para demostrar en el laboratorio que muchos de los ingredientes más modernos y efectivos se encuentran en plantas que popularmente se han utilizado desde tiempos ancestrales.

Fueron los egipcios quienes prepararon las primeras mascarillas, cremas, lociones, dentríficos y perfumes como el agua de rosas. Con aceite de almendra, lino y aguacate se eliminaban los efectos negativos del viento y el sol. El tilo o el rábano se usaban para corregir imperfecciones de la cara. La piel tiene un gran poder para absorver los principios activos de las hierbas, frutas y hortalizas y provocar así una recuperación rápida de los tejidos.

Antes de que la ciencia y los grandes laboratorios estudiaran y comercializaran estos productos las “recetas” se elaboraban individualmente e iban pasando de generación en generación. Para la caída del cabello, por ejemplo, se ha usado el ajo y también el mirto.

Los árabes decían que “las hojas de Mirto frescas, machacadas y puestas a macerar en aceite de oliva durante 3 semanas al sol, impiden la caída del cabello”. De casi todas las plantas se puede sacar algún beneficio. El aceite de almendras alimenta la piel. Muchas mujeres embarazadas se untan el vientre con él para evitar la aparición de estrías. La gran mayoría de las plantas tienen propiedades cosméticas, sólo hay que saber usarlas.

Limpiar y suavizar la piel

Avena para todo el cuerpo
En los últimos años se ha puesto de moda como ingrediente principal de jabones de ducha, porque su riqueza en proteínas, vitaminas y minerales, le confiere propiedades suavizantes, nutritivas e hidratantes que resultan ideales para todo tipo de pieles. Con su harina se pueden preparar fácilmente todo tipo de cremas y mascarillas caseras. Una aplicación rápida y sencilla es añadir al agua templada del baño dos tazas de harina de avena, que además también te servirá como tratamiento adicional en caso de dermatitis o eczema.

Stop al envejecimiento

Romero, té verde y ginkgo biloba, antirradicales libres
Stop al envejecimientoEl romero se ha utilizado tradicionalmente en la composición de lociones como reconstituyente de la piel y en el baño para mantener su frescura, tonificándola e hidratándola. Pero recientes estudios demuestran su eficacia como preventivo de la oxidación de las grasas, la formación de oxicolesterol y la posible alteración de las membranas celulares, debido a su contenido en antioxidantes, que atenúan los daños que causan los radicales libres. También el té verde es eficaz en este sentido. Sus catequinas de acción antioxidante y polifenoles, protegen los tejidos corporales de la oxidación.

Por su parte, se ha demostrado que los bioflavonoides del ginkgo biloba bloquean la génesis de superóxido, uno de los principales radicales libres derivados del oxígeno.

Complementa tu dieta con: Romero; o Infusiones de té verde (para que el té tenga un máximo de catequinas déjalo en infusión de cinco a diez minutos, verás que queda más áspero, pero es debido a que contiene más taninos); o extracto de gingko biloba. Se toman de 15 a 30 gotas en un vaso de agua o infusión, de 1 a 3 veces al día.

Para nutrir y reafirmar

Las exóticas aguacate, jojoba y karité
Hasta hace pocos años, los científicos dedicados a la investigación cosmética intentaban suplir la pérdida de proteína dérmica que provoca las arrugas con colágenos y elastinas de origen animal, pero actualmente la reemplaza con proteínas vegetales entre cuyas fuentes de extracción comunes se destaca el aguacate, la jojoba y el karité. Con estas plantas como base, cuyos aceites insaponificables han demostrado actuar beneficiosamente sobre el colágeno aumentando la elasticidad de la piel, se formulan emulsiones grasas muy nutritivas, especialmente indicadas para cutis secos, que también los protegen de los agentes climáticos, una muestra es la Crema facial hidratante de día Alva .

Reparadoras contra las estrías

Tepezcohuite, Rosa mosqueta y centella asiática
Encontrarás los extractos de estas dos plantas en muchas fórmulas cosméticas de acción antiarrugas-antienvejecimiento por sus propiedades reafirmantes, reparadoras y regeneradoras celulares.

Concretamente el tepezcohuite es extensamente utilizado por los médicos rurales de México desde el tiempo de los Incas, debido a sus propiedades antisépticas, revitalizantes y cicatrizantes, demostrando su eficacia como restauradora y regeneradora de la piel mejorando las estrías y las arrugas.

La centella asiática, también conocida como Gotu Kola, se viene utilizando históricamente en la medicina india y china. También favorece la cicatrización gracias a la presencia de sustancias regenerativas como la alantoína o el asiaticósido, y de triterpenoides, que parecen estimular la formación de colágeno y la reparación de los tejidos. Por otro lado, el aceite de Rosa mosqueta, es considerado hoy día como uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen. Asombrosamente, la aplicación continuada de este aceite atenuaba de manera efectiva cicatrices, estrías y arrugas, contribuyendo a rejuvenecer la piel.

Para los problemas leves de la piel

La clásica Caléndula, Aloe vera y Rosa mosqueta
Problemas leves de pielPor su acción suavizante, calmante y descongestiva, se utiliza en pieles sensibles y como tratamiento general de las dermatitis (irritaciones, escoceduras de la piel…) aliviando rápida y eficazmente. También suele encontrarse en la formulación de productos destinados a la cicatrización de heridas y preparados calmantes del sol. Debido a su riqueza en mucílagos el Aloe tiene una gran capacidad para retener agua. A la vez que hidrata, suaviza y nutre la piel.

También dispone de un poder antialérgico, calmante y antiinflamatorio. Nos será útil su aplicación en pieles atópicas con tendencia a la alergia, en picaduras de insecto, quemaduras, como loción para después del sol, para evitar la irritación después del afeitado o incluso después de la depilación.

En el caso de la Rosa mosqueta, su aceite previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos debidos a las radiaciones solares a través de la autogeneración de melanina. Redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas solares, así como las producidas en los casos de acné, varicela o viruela, disimulando la hiperpigmentación producida por las cicatrices.

Contra el acné

Bardana y tomillo
Puesto que muchas alteraciones de la piel como el acné, están relacionadas con los órganos de drenaje (hígado, riñones…), en muchos casos es necesario depurar primero nuestro organismo. Para su tratamiento se utilizan principalmente dos plantas: la bardana, de acción depurativa y el tomillo, de acción antiséptica.

La bardana actúa potenciando la acción de las glándulas sebáceas, que están más activas durante la pubertad debido al cambio hormonal, y producen mayor cantidad de sebo. Una decocción caliente de raíz de bardana, aplicada externamente calma y limpia la piel irritada. Internamente, es un buen remedio desintoxicante que acelera la eliminación de las toxinas de los tejidos a través de la piel, ya que provoca sudoración, y combate las infecciones cutáneas derivadas del acné.

Por su parte, el tomillo se utiliza contra el acné como solución antiséptica. Tomada en infusión actúa potenciando el sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas. Externamente, se utiliza su decocción concentrada en aplicaciones secantes, especialmente si hay infección o lesiones supurativas.

De aceites esenciales naturales se compone este Stick anti acné Alva .

¿Piel sensible?

Manzanilla calmante
Esta planta se ha utilizado tradicionalmente en la cosmética de las pieles sensibles y secas por sus propiedades descongestivas y suavizantes debidas a su contenido en aceite esencial y flavonoides. Si tu piel es extremadamente sensible a las inclemencias del tiempo, y muestra signos de enrojecimiento o irritación debidos al viento o al frío, por la noche, puedes utilizar la manzanilla para calmarla. Empapa una gasa o un algodón en una infusión templada, hazte aplicaciones locales y déjala actuar durante cinco minutos.

En la menopausia

Onagra y Borraja, por dentro y por fuera
Para combatir la sequedad de la piel y la falta de elasticidad que se produce en esta etapa de la vida, los ácidos grasos esenciales juegan un importante papel, debido a que durante el envejecimiento nuestro organismo disminuye su producción usual, lo que provoca alteraciones en la piel y la aparición de arrugas. Diversos estudios prueban que estas alteraciones mejoran al suplementar la dieta con aceite de borraja, muy rico en un ácido graso poliinsaturado denominado gamma-linolénico (GLA), que actúa como un hidratante interno, fortaleciendo las células cutáneas y atenuando las arrugas profundas de la piel.

Los ácidos grasos del onagra y la borraja también actúan como precursores metabólicos de las prostaglandinas, unas sustancias que se forman en las membranas de la célula de ciertos tejidos y que ayudan a conseguir un equilibrio hormonal.

Los emplastos de aceite de onagra o borraja aplicados sobre un eczema, también son muy eficaces. Complementa también tu dieta con alguno de estos aceites.

Calaguala contra la psoriasis

Los rizomas de este helecho típico de determinadas zonas de Centroamérica, se utilizan para el tratamiento de la psoriasis. Su eficacia para combatirla ha sido confirmada y documentada clínicamente.

Fuente: estetica-natural.com