Remedios naturales y caseros contra la vaginitis o inflamación de la vagina

Remedios naturales y caseros contra la vaginitis o inflamación de la vagina

Remedios naturales y caseros contra la vaginitis o inflamación de la vagina
Remedios naturales y caseros contra la vaginitis o inflamación de la vagina

La vaginitis es un proceso inflamatorio de la mucosa vaginal causada por una alteración en el equilibrio de la flora vaginal. Los tipos más comunes de vaginitis son las causadas por tricomonas, las causadas por hongos, sobre todo el Candida albicans o candidiasis y la vaginosis bacteriana.

Síntomas:

– Irritación del área genital
– Inflamación de los labios mayores, labios menores o del área perineal
– Aumento del flujo vaginal
– Olor vaginal penetrante
– Molestias al orinar
– Dolor o irritación durante las relaciones sexuales

Remedios naturales contra la vaginitis

Duchas vaginales: agregar una o dos cucharadas de vinagre blanco en un litro de agua. Darse una ducha vaginal diaria durante 7 días. Si su vaginitis es recurrente, puede probar con añadir una parte de yodo a 100 partes de agua y realizar dos duchas vaginales durante 10 a 14 días. Deje las duchas vaginales si siente dolor o los síntomas empeoran.

Ajo: El consumo de ajo estimula la actividad inmune y antifúngica ( puede aprender más en: El ajo como estimulante inmunológico natural ).

Té verde: hacer infusiones con té verde para aplicar en la zona afectada para aprovechar sus propiedades inmunes y su riqueza en taninos puede servir para reducir la inflamación de la zona irritada.

Aceite esencial de árbol de té: pude utilizarse echándo unas gotitas en las braguitas, el tampón o realizando duchas vaginales ( si quieres saber cómo utilizarlo lee: Remedios caseros con aceite esencial de árbol de té para las infecciones vaginales causadas por hongos ).

Cuidar la alimentación: determinados hábitos alimenticios pueden ayudar a reducir los síntomas de la vaginitis. Debemos de aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B, fibra y antioxidantes como frutas, verduras, algas, almendras y legumbres y utilizar aceites de cocina saludable como el aceite de oliva. Por otra parte debemos evitar comer alimentos refinados y procesados, las carnes rojas no magras, el café y el alcohol.

Consejos para prevenir la vaginitis

Siguiendo determinadas conductas en nuestra higiene diaria, evitaremos la recurrencia de la vaginitis. Siga estos consejos:

– Es mejor una ducha que un baño
– Usar jabón sin perfumes
– Limpiarse de delante hacia atrás después de defecar
– Usar ropa interior de algodón
– Evitar la ropa muy ajustada

Como siempre, para un diagnóstico adecuado y asegurarse de que ningún tratamiento puede interactuar con otro tipo de enfermedad que pudiese padecer, lo más recomendable en consultar a su especialista.